Las Fuerzas Armadas peruanas y SOUTHCOM cooperan para proteger los derechos humanos

Peruvian Armed Forces and SOUTHCOM Cooperate to Protect Human Rights

Por Dialogo
abril 14, 2015




El Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), en coordinación con el Ministerio de Defensa de Perú, realizó la segunda Iniciativa de Derechos Humanos (HRI) Seminario de Evaluación Estratégica de Procesos (SPAS) con la finalidad de priorizar el respeto a los derechos humanos en todo el personal de las Fuerzas Armadas peruanas.

La Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM auspició la conferencia y autoridades del Ministerio de Defensa peruano ayudaron a organizarla. Titulada “Evaluación del Proceso Estratégico”, la conferencia fue organizada para ayudar a fortalecer el análisis de los programas de derechos humanos de las Fuerzas Armadas peruanas y su adhesión al HRI de SOUTHCOM.

De 1997 a 2002, Perú participó en las conferencias hemisféricas para elaborar el Documento de Consenso de HRI y se unió oficialmente al HRI en 2010. Perú prometió implementar la iniciativa en sus Fuerzas Armadas.

El HRI SPAS es un seguimiento de la conferencia sobre derechos humanos realizada del 24 al 26 de febrero de 2012 en Lima, que se centró en analizar las obligaciones de las Fuerzas Armadas peruanas de proteger los derechos humanos. El General de Brigada Julio Salazar Encinas, Director General de Educación y Doctrina del Ministerio de Defensa peruano, inauguró y participó en el evento.

También asistieron el Coronel Hebert Viviano Carpio, Director del Centro de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos (CDIH-DH) de las Fuerzas Armadas de Perú, el cual es socio de SOUTHCOM en Perú, representantes del Ministerio de Justicia, el Ministerio del Interior, el Ministerio de la Mujer, la Defensoría del Pueblo, organizaciones no gubernamentales y representantes del sector académico.

Siete mujeres, tanto militares como civiles, también participaron en el evento. La Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM había solicitado incluir a oficiales femeninas en el evento para resaltar su apoyo del Plan Nacional de Acción para las Mujeres, la Paz y la Seguridad, el cual defiende: “el avance de la inclusión de la mujer en negociaciones de paz, actividades de pacificación, prevención de conflictos e instituciones de toma de decisiones. También busca proteger a las mujeres contra la violencia de género y garantizar el acceso equitativo a asistencia de ayuda y recuperación y en áreas de conflicto e inseguridad”, según el plan de implementación del Departamento de Estado de EE. UU.

Más de 30 efectivos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Perú participaron en el proceso estratégico de evaluación, indicó un comunicado del SOUTHCOM.

Enfoque en cuatro principios


En el evento, las autoridades militares y civiles se organizaron en grupos de trabajo para centrarse en cuatro áreas de principios del HRI: doctrina, educación y capacitación, sistemas de control internos y cooperación con autoridades civiles.

Cada grupo revisó los objetivos de 2010 para evaluar si habían sido alcanzados y/o para revisar el desarrollo de nuevos planes de acción.

Según el sitio web del CDHI-DH, “presentaron los programas de derechos humanos realizados por las Fuerzas Armadas peruanas que ya se están realizando. Asimismo se vio la necesidad de contar con nuevos planes de acción para implementar los programas.”

Además de las cuatro áreas del HRI, los asistentes también hablaron sobre el empleo y el uso de las Fuerzas Armadas, así como sobre el Plan Nacional de Derechos Humanos que está adoptando Perú para ser implementado durante el periodo 2014-2016.

Colombia y Guatemala, cuyos militares también participan en HRI, enviaron oficiales de alto rango a apoyar a sus homólogos peruanos, compartiendo lo aprendido sobre la creación de programas de derechos humanos eficaces, según información de la Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM (SC-HRO).

SOUTHCOM apoya los derechos humanos en toda la región


SC-HRO fundó la Iniciativa de Derechos Humanos en 1997. Desde entonces, ha servido de organismo facilitador y ha auspiciado cientos de seminarios, conferencias y otros eventos en apoyo de países del Hemisferio Occidental, incluidos: Bolivia, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, así como la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC). La CFAC se ha comprometido formalmente a implementar el HRI en sus Fuerzas Armadas y a establecer los derechos humanos y el derecho humanitario internacional en sus sociedades democráticas.

Además de facilitar y apoyar, la iniciativa fomenta el desarrollo de una cultura institucional sustancial de respeto de los derechos humanos entre los líderes de las sociedades democráticas occidentales y sus fuerzas.

Por su parte, “Las Fuerzas Armadas peruanas promueven la aplicación permanente del Derecho Internacional Humanitario en el planteamiento estratégico operativo y en los planes tácticos de la fuerza operativa cuando se requiera el accionar operativo de las Fuerzas Armadas”, declaró el Contraalmirante retirado de la Marina peruana Fernando Palomino Milla.

Para ayudar a las Fuerzas Armadas a adherirse al Derecho Internacional Humanitario, en 2002 se formó el CDHI-DH, el cual es responsable de instruir, planificar, dirigir y supervisar actividades relacionadas con el entrenamiento complementario en Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos, para garantizar la conformidad plena de las fuerzas armadas. El CDHI-DH ha proporcionado capacitación a más de 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de Perú y de naciones vecinas.

Además de trabajar con las Fuerzas Armadas, el CDHI-DH ha proporcionado capacitación a miembros de la Policía Nacional y profesionales civiles de diversas agencias gubernamentales peruanas.

Las Fuerzas Armadas peruanas se dedican a proteger los derechos humanos a la vez que se enfrentan a Sendero Luminoso y a narcotraficantes que trabajan juntos en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). Con este fin, están desarrollando “operaciones militares aprobadas por el estado y en estricta observancia y respeto irrestricto de los derechos humanos”, dijo el Contraalmirante Palomino Milla.

La próxima SPAS está programada para marzo de 2016.







El Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), en coordinación con el Ministerio de Defensa de Perú, realizó la segunda Iniciativa de Derechos Humanos (HRI) Seminario de Evaluación Estratégica de Procesos (SPAS) con la finalidad de priorizar el respeto a los derechos humanos en todo el personal de las Fuerzas Armadas peruanas.

La Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM auspició la conferencia y autoridades del Ministerio de Defensa peruano ayudaron a organizarla. Titulada “Evaluación del Proceso Estratégico”, la conferencia fue organizada para ayudar a fortalecer el análisis de los programas de derechos humanos de las Fuerzas Armadas peruanas y su adhesión al HRI de SOUTHCOM.

De 1997 a 2002, Perú participó en las conferencias hemisféricas para elaborar el Documento de Consenso de HRI y se unió oficialmente al HRI en 2010. Perú prometió implementar la iniciativa en sus Fuerzas Armadas.

El HRI SPAS es un seguimiento de la conferencia sobre derechos humanos realizada del 24 al 26 de febrero de 2012 en Lima, que se centró en analizar las obligaciones de las Fuerzas Armadas peruanas de proteger los derechos humanos. El General de Brigada Julio Salazar Encinas, Director General de Educación y Doctrina del Ministerio de Defensa peruano, inauguró y participó en el evento.

También asistieron el Coronel Hebert Viviano Carpio, Director del Centro de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos (CDIH-DH) de las Fuerzas Armadas de Perú, el cual es socio de SOUTHCOM en Perú, representantes del Ministerio de Justicia, el Ministerio del Interior, el Ministerio de la Mujer, la Defensoría del Pueblo, organizaciones no gubernamentales y representantes del sector académico.

Siete mujeres, tanto militares como civiles, también participaron en el evento. La Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM había solicitado incluir a oficiales femeninas en el evento para resaltar su apoyo del Plan Nacional de Acción para las Mujeres, la Paz y la Seguridad, el cual defiende: “el avance de la inclusión de la mujer en negociaciones de paz, actividades de pacificación, prevención de conflictos e instituciones de toma de decisiones. También busca proteger a las mujeres contra la violencia de género y garantizar el acceso equitativo a asistencia de ayuda y recuperación y en áreas de conflicto e inseguridad”, según el plan de implementación del Departamento de Estado de EE. UU.

Más de 30 efectivos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Perú participaron en el proceso estratégico de evaluación, indicó un comunicado del SOUTHCOM.

Enfoque en cuatro principios


En el evento, las autoridades militares y civiles se organizaron en grupos de trabajo para centrarse en cuatro áreas de principios del HRI: doctrina, educación y capacitación, sistemas de control internos y cooperación con autoridades civiles.

Cada grupo revisó los objetivos de 2010 para evaluar si habían sido alcanzados y/o para revisar el desarrollo de nuevos planes de acción.

Según el sitio web del CDHI-DH, “presentaron los programas de derechos humanos realizados por las Fuerzas Armadas peruanas que ya se están realizando. Asimismo se vio la necesidad de contar con nuevos planes de acción para implementar los programas.”

Además de las cuatro áreas del HRI, los asistentes también hablaron sobre el empleo y el uso de las Fuerzas Armadas, así como sobre el Plan Nacional de Derechos Humanos que está adoptando Perú para ser implementado durante el periodo 2014-2016.

Colombia y Guatemala, cuyos militares también participan en HRI, enviaron oficiales de alto rango a apoyar a sus homólogos peruanos, compartiendo lo aprendido sobre la creación de programas de derechos humanos eficaces, según información de la Oficina de Derechos Humanos de SOUTHCOM (SC-HRO).

SOUTHCOM apoya los derechos humanos en toda la región


SC-HRO fundó la Iniciativa de Derechos Humanos en 1997. Desde entonces, ha servido de organismo facilitador y ha auspiciado cientos de seminarios, conferencias y otros eventos en apoyo de países del Hemisferio Occidental, incluidos: Bolivia, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, así como la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC). La CFAC se ha comprometido formalmente a implementar el HRI en sus Fuerzas Armadas y a establecer los derechos humanos y el derecho humanitario internacional en sus sociedades democráticas.

Además de facilitar y apoyar, la iniciativa fomenta el desarrollo de una cultura institucional sustancial de respeto de los derechos humanos entre los líderes de las sociedades democráticas occidentales y sus fuerzas.

Por su parte, “Las Fuerzas Armadas peruanas promueven la aplicación permanente del Derecho Internacional Humanitario en el planteamiento estratégico operativo y en los planes tácticos de la fuerza operativa cuando se requiera el accionar operativo de las Fuerzas Armadas”, declaró el Contraalmirante retirado de la Marina peruana Fernando Palomino Milla.

Para ayudar a las Fuerzas Armadas a adherirse al Derecho Internacional Humanitario, en 2002 se formó el CDHI-DH, el cual es responsable de instruir, planificar, dirigir y supervisar actividades relacionadas con el entrenamiento complementario en Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos, para garantizar la conformidad plena de las fuerzas armadas. El CDHI-DH ha proporcionado capacitación a más de 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de Perú y de naciones vecinas.

Además de trabajar con las Fuerzas Armadas, el CDHI-DH ha proporcionado capacitación a miembros de la Policía Nacional y profesionales civiles de diversas agencias gubernamentales peruanas.

Las Fuerzas Armadas peruanas se dedican a proteger los derechos humanos a la vez que se enfrentan a Sendero Luminoso y a narcotraficantes que trabajan juntos en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). Con este fin, están desarrollando “operaciones militares aprobadas por el estado y en estricta observancia y respeto irrestricto de los derechos humanos”, dijo el Contraalmirante Palomino Milla.

La próxima SPAS está programada para marzo de 2016.




Share