Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Perú en sinergia contra el narcotráfico

Las Fuerzas Armadas del Perú interoperan para contrarrestar las amenazas a la seguridad nacional y regional.
Geraldine Cook/Diálogo | 16 diciembre 2018

Para el Almirante José Luis Paredes Lora, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, la Conferencia Sudamericana de Defensa es un foro importante donde las diferentes fuerzas armadas pueden exponer sus experiencias y lecciones aprendidas sobre las amenazas comunes a la región. (Foto: Geraldine Cook, Diálogo)

Las Fuerzas Armadas del Perú trabajan con profesionalismo y compromiso para contribuir a la paz y enfrentar las amenazas a la seguridad nacional. El Almirante de la Marina de Guerra del Perú José Luis Paredes Lora, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), enaltece que la dedicación de sus hombres es fundamental para realizar operaciones integradas con la Policía Nacional que facilitan la lucha nacional contra el terrorismo y el narcotráfico.

El Almte. Paredes participó de la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC), realizada en Buenos Aires, Argentina, entre el 28 y 29 de agosto de 2018, para analizar el tema de las contribuciones militares sudamericanas hacia la paz global. El Almte. Paredes conversó con Diálogo sobre el papel de las fuerzas armadas en la contribución a la paz regional, las operaciones de paz que realiza su país y el trabajo conjunto e interagencial para responder a las amenazas a la seguridad. 

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de la participación de Perú en SOUTHDEC?

Almirante José Luis Paredes Lora, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú: Es muy importante, ya que este es un foro donde los jefes de las diferentes fuerzas armadas de la región y lógicamente Canadá y los Estados Unidos, exponemos nuestras experiencias y lecciones aprendidas en la lucha contra las amenazas comunes en la región. Y con esto podemos sacar algunas conclusiones en base a esas lecciones aprendidas y aprovecharlas para mejorar nuestras doctrinas y procedimientos.​​​​​​​ 

Diálogo: El tema principal de SOUTHDEC es la contribución de Sudamérica a la paz. ¿Cómo contribuyen las fuerzas armadas de su país a lograr este objetivo regional?

Almte. Paredes: Contribuimos en la lucha contra las amenazas transnacionales trabajando de manera intensa, como por ejemplo con Colombia. Tenemos una amenaza común en la frontera, al igual que otros ilícitos que amenazan otras de nuestras fronteras, las cuales son muy extensas y porosas. En la actualidad, los comandantes de frontera desarrollan coordinaciones permanentes tanto en la actividad de inteligencia, así como intercambio de otra información de interés y de colaboración permanente con sus pares efectuando además operaciones combinadas y  acciones humanitarias.

Diálogo: ¿Cuál es la participación de Perú en las misiones de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)?

Almte. Paredes: El Perú tiene una experiencia de larga data en operaciones de paz, en las cuales participamos desde 1958. En la actualidad tenemos desplegados 205 efectivos como parte del Batallón de Ingeniería en la República Centroafricana, además de 27 efectivos que se desempeñan como Staff y observadores en diferentes misiones en Sudán, Sudan del Sur y República Democrática del Congo. Es política del Gobierno, participar en las operaciones de paz, tenemos además un representante para temas de mantenimiento de la paz en la ONU y alistamos otro batallón para desplegarse posiblemente a finales del 2018.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuáles son las lecciones aprendidas de esta participación?

Almte. Paredes: Hemos adquirido mucha experiencia a lo largo de estos años de participación. Nuestra permanencia en Haití en acciones de consolidación de la paz fue bastante prolongada y nos dejó muy buenas lecciones aprendidas. Creemos que es importante complementar el despliegue de nuestros batallones con dispositivos propios de seguridad ya que esto nos da mayor confianza debido a las diferentes doctrinas y procedimientos que usa cada país en particular. Una de las experiencias más importantes es el tener pleno conocimiento de la cultura, religión y costumbres de los países donde los contingentes se deben de desplegar, ya que en muchos casos no son iguales a las nuestras, y con este conocimiento se puede interactuar de mejor manera con la población.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Por qué es importante que las fuerzas armadas trabajen de manera conjunta y combinada tanto en el ámbito nacional como con sus pares de países amigos para afrontar las amenazas comunes?

Almte. Paredes: En las fuerzas armadas de nuestro país, la doctrina conjunta es de aplicación permanente y de vital importancia, lo que permite la sinergia, la unidad de comando y la interoperabilidad de los componentes durante las operaciones y acciones militares. En el caso de las fuerzas que actualmente tiene bajo control operacional el Comando Conjunto, que son las que operan en zonas de emergencia, el dispositivo es conjunto. El Comando Especial designado cuenta en su organización con tres componentes: el naval, el aéreo y el terrestre, que operan de una manera conjunta y son totalmente interoperables. A futuro, las Fuerzas Armadas tendrán una visión conjunta en toda su extensión desde el plan estratégico que fue aprobado en 2017 y que va hasta 2030. Ya no hay planes por instituciones o armas; es un solo plan que congrega todos los requerimientos para cumplir con las capacidades que necesitamos para los diferentes roles asignados por el Estado en su política de seguridad y defensa.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuál es su reto fundamental?

Almte. Paredes: Cuando asumí el cargo [enero de 2017] era consolidar la paz y contribuir con el desarrollo de mi país. Y lo estamos consiguiendo. A lo largo de estos años, y lo digo con certeza, el área de la zona de emergencia se redujo. Estamos incrementado nuestro accionar en diferentes áreas de la zona del VRAEM [Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro],  para consolidarlas y facilitar la intervención de otros sectores del Estado con el fin de llevar los diferentes servicios como salud, educación y otras actividades en beneficio de la población; el remanente del terrorismo en esa área ya no es una amenaza para el Estado. Poco a poco tenemos que ir consolidando las áreas para que todas las otras agencias o ministerios o sectores del Estado puedan entrar a hacer su trabajo.​​​​​​​ 

Diálogo: Precisamente, cuando usted asumió el mando, exhortó a los miembros de las Fuerzas Armadas, especialmente a los desplegados en el VRAEM a trabajar con el único objetivo de hacer del Perú un país libre de amenazas. ¿Qué acciones específicas se han consolidado para pacificar esta región?

Almte. Paredes: En el campo militar hemos derrotado prácticamente al terrorismo. Quedan algunos remanentes ligados al narcotráfico, actividad altamente lucrativa que hace que el valor del kilo de la hoja de coca en esta zona esté por encima del valor de los cultivos tradicionales como el cacao, el café y otros que se producen en menor escala. Pero el VRAEM es una zona muy agreste donde hay una importante extensión de sembríos de hoja de coca. Aproximadamente el 70 por ciento de la producción nacional de la hoja de coca, se encuentra en estos valles. En el Perú, la extensión aproximada se calcula en 40 000 hectáreas, de las que solo 20 300 son del área de estos valles. Esa extensión es aproximadamente el 50 por ciento del terreno de producción a nivel nacional, pero es altamente productiva por las condiciones geográficas. Ahí hay un trabajo que tenemos que hacer y que estamos coordinando con las organizaciones involucradas en el Plan Estratégico para el Desarrollo del VRAEM 2018-2021, que busca cerrar las brechas económicas y sociales en la zona, y que estará listo para su aprobación y puesta en marcha muy pronto.​​​​​​​ 

Diálogo: Las Fuerzas Armadas acaban de realizar un operativo junto con la Policial Nacional en agosto de 2018, en el VRAEM, en donde asestaron un golpe contra el material logístico de los remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso. ¿Cuál es la importancia de este trabajo coordinado?

Almte. Paredes: Los remanentes de la organización terrorista se encuentran ubicados en una zona de muy difícil acceso por su agreste geografía, que es la zona dura, es la ubicada en los distritos de Vizcatán del Ene y Canayre, los cuales se encuentran separados por el río Mantaro, donde las Fuerzas Armadas realizan un trabajo muy coordinado con la Policía Nacional con sus dos direcciones especializadas: la DIRCOTE [Dirección Contra el Terrorismo] y la DIRANDRO [Dirección Antidrogas], organizaciones que tienen mucha experiencia de operación contra estos ilícitos.  Desde el 2017 implementamos un grupo integrado de operaciones especiales, conformado por 400 efectivos de personal calificado en fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, a cargo del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales (CIOEC) del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, orientados específicamente a los blancos de alto valor. Esto nos ha permitido integrar la información de inteligencia y realizar operaciones con muy buenos resultados, como fue la intervención de diversos campamentos de la organización terrorista en la zona del Vizcatán, en donde se logró afectar seriamente su logística y pertrechos como armamento, munición y equipos de comunicaciones.​​​​​​​ 

Diálogo: Interoperabilidad y operaciones conjuntas son parte de sus estrategias para llevar a cabo la misión del CCFFAA. ¿Cuál es la importancia del trabajo conjunto e interagencial entre las Fuerzas Armadas para responder a las amenazas a la seguridad?

Almte. Paredes: Tenemos claro que las operaciones conjuntas son de vital importancia, lo que nos permite la interoperabilidad la cual es una capacidad importantísima para conducir las operaciones. Cualquier adquisición de cualquier institución de las Fuerzas Armadas que se encuentre dentro del plan estratégico, pasa previamente por el CCFFAA para que los órganos técnicos la validen y que sea totalmente interoperable con los sistemas que tenemos actualmente. Trabajamos en el tema interagencial y hemos tenido muy buenas experiencias al respecto. El fenómeno del Niño Costero de 2017 fue un trabajo interagencial donde el Comando Conjunto condujo las operaciones durante la emergencia, como primera respuesta, pero fue un trabajo importante de todos los sectores del Estado. Actualmente nos encontramos realizando el mismo trabajo interagencial en las zonas afectadas por las heladas y el frío extremo en las zonas alto andina y amazonia, y también en la zona del VRAEM con los diversos ministerios y organismos del Estado.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuál es su mensaje para los comandantes sobre el tema de la contribución a la paz global y regional?

Almte. Paredes: SOUTHDEC nos permitió, aparte de nutrirnos de todas las lecciones aprendidas, tener un acercamiento con los comandantes de las fuerzas armadas de la región para poder realizar un trabajo coordinado y consolidar acciones en apoyo mutuo para enfrentar las amenazas comunes que transgreden nuestras fronteras, y colaborar en los sistemas de gestión del riesgo de desastres. Las amenazas son las mismas, pero estas tienen sus particularidades en cada país y no hay forma de combatirlas solos. Tenemos que estar integrados y buscar la sinergia entre los países de la región y actuar bajo la premisa de la predisposición al apoyo mutuo para combatir juntos las amenazas y riesgos que enfrentamos.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 39
Cargando las Conversaciones