Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Perú se impone meta para acabar con remanentes terroristas

El Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas de las Fuerzas Armadas del Perú tiene la responsabilidad de coordinar las acciones antiterroristas del país.
Marcos Ommati/Diálogo | 24 diciembre 2018

El Vicealmirante de la Marina de Guerra Francisco Calisto Giampietri, asumió el mando del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas de Perú, en 2016. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

En octubre de 2016, el Contralmirante retirado de la Marina de Guerra del Perú Francisco Calisto Giampietri volvió al servicio activo como vicealmirante para asumir el mando del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas (CIOEC) del Perú para, en sus palabras, “ayudar a terminar con los remanentes del Sendero Luminoso”, grupo terrorista que todavía está activo en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). En septiembre de 2018, Diálogo visitó las instalaciones de la Fuerza Especial Conjunta, con sede en el distrito de Chorrillos, en Lima, para hablar con el Valmte. Calisto sobre las operaciones de las unidades de élite del país. El oficial se retiró en diciembre. 

Diálogo: ¿Por qué fue creado el Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjunto?

Vicealmirante de la Marina de Guerra del Perú Francisco Calisto Giampietri, comandante del CIOEC: El CIOEC se creó ante un requerimiento hace casi 10 años. Se focalizó al principio en el VRAEM porque fue la emergencia que se tenía en ese momento. Se creó el Comando Especial del VRAEM [CE-VRAEM] y después se vio la necesidad de incrementar las operaciones basadas en inteligencia operacional que se traducían al final en operaciones tácticas y se creó el CIOEC, porque muchas de las operaciones eran operaciones no a nivel convencional sino de operaciones especiales, que involucraban una utilización de personal con más capacidades operativas que un soldado de tropa regular.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Por qué?

Valmte. Calisto: Porque acá en el Perú tenemos la tropa orientada al servicio militar. Entonces el grueso del servicio militar no tenía experiencia al nivel de la necesidad que se presentó en el área del VRAEM, que es un área compleja. Tiene elevaciones, por ejemplo, que van desde el nivel del terreno que van de 600 metros hasta 4800 m sobre el nivel del mar. Entonces, el soldado en una sola operación puede comenzar a 600 m y terminar a 3200 m. Hay necesidades de adaptación al terreno que van más allá de lo que un soldado regular está acostumbrado a hacer. Se vio la necesidad de utilizar las fuerzas especiales. Este comando especial está restringido al área de operaciones del VRAEM, que cada cierto tiempo es colocado como área de emergencia.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuándo se declara un estado de emergencia? 

Valmte. Calisto: El control del orden interno está a cargo de la Policía, y cuando se complica un poco en zonas determinadas y definidas se declara el estado de emergencia. En el estado de emergencia ya se pierden ciertas prerrogativas. El ciudadano, por ejemplo, no puede transitar con libertad sin tener su documento de identidad. Está sujeto a varias restricciones, y en zona de emergencia puede haber dos tipos de control del orden interno. Uno, bajo control de la Policía, y otro bajo el control de las Fuerzas Armadas. El VRAEM está en zona de emergencia. Eso se renueva cada 30 o 60 días de acuerdo con la situación, y el control del orden interno está a cargo de las Fuerzas Armadas; o sea que el comandante del CE-VRAEM tiene bajo su control el Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina y la Policía local. Ellos tienen la responsabilidad legal y son amparados por ley para poder trabajar en el control del orden interno, cosa que en situaciones normales no sucedería, porque las Fuerzas Armadas no tienen esa facultad, pero en el VRAEM sí.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Por qué no consideran a Sendero Luminoso como grupo narcoterrorista? Ellos viven del narcotráfico ahora sin la vieja ideología comunista, ¿verdad?

Valmte. Calisto: La ideología todavía existe en el núcleo duro, en forma incipiente, pobre, básica. Ellos utilizan esta plataforma para poder influenciar sobre la población con miedo y otras amenazas. El término narcoterrorismo en nuestra legislación no existe. Existe el tema del narcotráfico y existe el tema del terrorismo. Existe una simbiosis entre los dos, es cierto, pero los cambios de las leyes no van a la velocidad de los temas operativos. Para cambiar las leyes tienen que ir al Congreso, y es un proceso largo. Por lo tanto, no existe un término legal definido de narcoterrorista. Si yo lo detengo a usted por narcoterrorismo, usted mañana sale libre porque la ley no ampara esa figura.​​​​​​​ 

Dialogo: ¿Los operadores especiales de Perú operan en su mayoría en el VRAEM?

Valmte. Calisto: En este momento sí, trabajamos más en el VRAEM. Pero también operamos en Putumayo y también podemos intervenir en el norte y en el sur, porque hay operaciones especiales en todos lados. Entonces, el CIOEC ha pasado a ser un comando operacional. Acabamos de tener una operación en Putumayo, en julio [de 2018], en donde operamos sobre varios laboratorios y detuvimos, entre otras cosas, a 51 inmigrantes indocumentados que habían cruzado el río Putumayo y habían migrado hacia la zona del Perú para hacer actividades de narcotráfico. Ahí también destruimos cuatro laboratorios. Estamos facultados para trabajar en todo el Perú, por eso es que hemos pasado a ser un comando operacional.

Diálogo: ¿Y cómo se nutre este comando operacional?

Valmte. Calisto: Se nutre del Ejército, de la Marina y de la Fuerza Aérea. Ellos me dan sus tropas de acuerdo al requerimiento que yo tenga. O sea, en este momento yo tengo un teatro de operaciones al cual atiendo;  es un cliente constante que es el CE-VRAEM. Mi requerimiento de operaciones especiales está determinado en una directiva. Entonces, se determina el nivel de magnitud de la fuerza que tenemos que utilizar. A decir, necesito 36 pelotones. Yo no puedo voltear y pedirle al Ejército los 36 pelotones. El Ejército no puede sacar 36 pelotones para dármelos y quedarse sin gente. Lo que se hace es un mix de acuerdo con la cantidad de gente que tiene cada institución. Casi siempre el que tiene la mayor cantidad de gente es el Ejército. Se pide una cantidad de pelotones al Ejército, otra cantidad a la Marina y a la Fuerza Aérea. Salen de sus ámbitos de responsabilidad y pasan bajo mi control operacional. Ellos ya no pertenecen ni al Ejército, ni a la Marina, ni a la Fuerza Aérea. Vienen de ahí, pero yo soy el que los opera. De acuerdo a mi requerimiento yo los meto y los saco, los muevo y regreso. Hay operaciones en las que el pelotón del Ejército tiene el soporte del pelotón de la Marina, o los dos juntos entran a una operación conjunta; incluso con la Policía Nacional, que me da efectivos para mi control operacional. Ellos tienen acceso a información de inteligencia privilegiada que yo no tengo, por ejemplo como capacidad de escucha telefónica.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Puede mencionar alguna operación conjunta reciente de fuerzas especiales peruanas con los EE. UU., en especial, con el Comando Sur?

Valmte. Calisto: No voy a especificar qué cosa fue la que hicimos pero teníamos esta operación en ciernes, que era la Operación Tenaz. Los estadounidenses nos ayudaron mucho en la inteligencia previa a la operación. La información que nos dio el Comando Sur nos apoyó mucho para poder desarrollar la operación. Terminamos con ese tema y durante la operación fue la DEA [la Administración para el Control de Drogas de los EE. UU.], la que nos dio apoyo táctico para desarrollar las operaciones a través de información especializada. Así, pudimos tener un feedback directo con la DEA durante el proceso de la ejecución de la operación. Que yo sepa, nunca antes habíamos tenido un oficial de la DEA en el Estado Mayor del Comando de Inteligencia de Operaciones de Perú durante una operación, o sea, mientras que operábamos teníamos un oficial de la DEA al costado. Así, nuestros requerimientos eran atendidos por la DEA en tiempo real, y ayudaron al movimiento del tablero a nivel táctico de la operación.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Perú realiza entrenamientos conjuntos con otros países de la región además de los EE. UU.?

Valmte. Calisto: Con Colombia nosotros tenemos una información fluida de ida y vuelta, que ha ayudado mucho en la organización de esta unidad [CIOEC]. El CCOES [Comando Conjunto de Operaciones Especiales] de Colombia tiene mucha experiencia. No tenemos tantos helicópteros; no tenemos tanta gente. La situación de Colombia es diferente que la situación de Perú. Nuestro tema está mucho más focalizado. En Colombia la cosa fue un poco más amplia. Ellos tienen un Plan Colombia, nosotros no tenemos un Plan Perú. Tenemos soporte a otro nivel, pero nuestro problema también está enfocado en un área determinada. Aun así, la experiencia que ha ganado Colombia ha sido replicada acá. Han venido oficiales colombianos aquí; siempre tenemos un plan de apoyo mutuo con ellos.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuál es su desafío principal? 

Valmte. Calisto: Mi desafío principal, es el desafío que tiene Perú, que es terminar con esta organización remanente de terrorismo que existe en el VRAEM. Es cierto que está en simbiosis con el narcotráfico y terminar con el narcotráfico es casi imposible, pero eso no quiere decir que uno no va a luchar contra esto. Nuestro enfoque principal está en desactivar la célula terrorista que existe en esa zona, [proceso] que poco a poco hemos concentrado y ajustado mejor. Ese es mi trabajo. Para eso he regresado; he sido puesto en esta unidad y espero ayudar para que eso termine. Estamos en operaciones reales, y debemos terminar con esto lo más rápido que se pueda. 

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 36
Cargando las Conversaciones