Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Peru reitera la importancia de las misiones de paz

Diálogo conversó con el Almirante Jorge Moscoso, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, durante SOUTHDEC 2016.
Marcos Ommati/Diálogo | 12 septiembre 2016

El Almirante Jorge Moscoso participó del panel sobre "Experiencias Compartidas Relativas a la Integración entre Géneros en las Fuerzas Armadas" durante SOUTHDEC 2016. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

Perú tiene una vasta tradición de participación en misiones de paz, incluso es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Fue bajo la gestión del peruano Javier Pérez de Cuéllar como Secretario General de la ONU, que las Fuerzas de Paz de la misma recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1988.

Diálogo aprovechó la participación del Almirante Jorge Moscoso, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, en la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC) 2016, que se celebró en Montevideo, Uruguay, del 16 al 19 de agosto, para conversar con él sobre este y otros temas.

Diálogo: ¿Puede hablarnos un poco acerca de la participación de su país en las misiones internacionales de paz y otras actividades relacionadas?

Almirante Jorge Moscoso: Parte de la política de Estado incluye el apoyo al sistema internacional y al respeto al derecho internacional. Venimos participando a lo largo de muchos años en estas operaciones de paz, tanto como parte de los estados mayores o de los oficiales observadores, como también conformando contingentes. Tenemos actualmente un contingente en Haití, que es un batallón combinado con Uruguay, y nos está generando experiencias muy interesantes que nos van a servir para futuras misiones. Hay mucho interés por parte nuestra, contamos con el apoyo de países amigos, entre ellos los Estados Unidos, que nos apoyan siempre en la parte de capacitación, también con algún equipamiento. Y la otra misión que tenemos es en África Central, donde se ha enviado una compañía de ingeniería conformada por 260 hombres, más una muy buena cantidad de equipamiento de ingeniería y máquinas. Están ayudando al Force Commander en África Central en el mantenimiento de aeródromos y en toda la infraestructura relacionada. Es una experiencia nueva muy interesante, porque tan solo la conformación de la compañía y el desplazamiento han generado muchas experiencias y nos han enseñado muchas lecciones, y ahora nos viene la fase de sostenimiento. La logística en África Central es un tema bastante complicado que requerirá un trabajo muy fino y muy coordinado entre nosotros, el Force Commander y los países amigos.

Diálogo: Si la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) se cierra este año, como ya anunció la ONU, ¿qué pasará con el contingente peruano que está allá? ¿Va a ser desplegado a otra región?

Almte. Moscoso: Efectivamente, nosotros como parte también del ofrecimiento de Perú ante la ONU debemos mantener una compañía de infantería lista para ser desplegada con un tiempo mínimo de aviso, y ya lo estamos haciendo. La idea es que como parte del proceso de participación en África Central, la compañía se vaya desplegando a lo largo del territorio del país, porque en este momento estamos en uno o dos lugares, y eso va a requerir un componente de seguridad importante. Por lo tanto, la idea es preparar a esa compañía, mejorar sus capacidades para trasladarla a África Central y que pueda apoyar en ese proceso de despliegue de la compañía de ingeniería a lo largo del tiempo. Es un proceso que mantenemos en coordinación con la ONU en Nueva York, y con el Force Commander en África Central.

Diálogo: ¿Puede hablarnos un poco más de la misión peruana en África Central?

Almte. Moscoso: La misión en la que nosotros estamos con la ONU nos ha dado un ámbito de responsabilidad. Estamos trabajando, por el momento, en el mantenimiento de aeródromos en dos lugares, pero la idea es ir avanzando progresivamente, y para ello tenemos que ir mejorando nuestras capacidades, preparando a nuestra gente. De hecho, nos hemos encontrado con aspectos técnicos, por ejemplo, de requerir profesionales acreditados por los organismos internacionales para certificar el aeródromo por cuestiones de seguro o cuestiones de seguridad. Entonces estamos preparando gente, oficiales del Ejército, de la Fuerza Aérea, que estén certificados para poder orientar adecuadamente el trabajo de mantenimiento de los aeródromos.

Diálogo: En cuanto al tema de la SOUTHDEC 2016, que es la evolución del rol militar en Latinoamérica, Perú tiene eso presente ya desde hace muchos años. Asimismo, desde hace muchos años funge en la lucha contra el narcotráfico, especialmente contra Sendero Luminoso, un papel que no es específico a las Fuerzas Armadas. ¿Cómo se ha desarrollado la participación conjunta de las Fuerzas Armadas con la Policía de Perú?

Almte. Moscoso: Efectivamente, venimos trabajando desde hace ya bastantes años combatiendo lo que ahora denominamos los remanentes de esta organización ilegal Sendero Luminoso, que actúa en una cercanía y un eslabonamiento muy cercano con el narcotráfico. La misión de las Fuerzas Armadas es combatir los rezagos de Sendero Luminoso. Sin embargo, manejamos el esquema de las operaciones integradas con la policía, porque no se puede separar una cosa de la otra. Hay ámbitos o escenarios donde hay mayor presencia de elementos de Sendero, pero también hay otros donde conviven los dos, porque Sendero Luminoso da seguridad al traslado de la droga, y eso ya lo hemos comprobado, por eso cobra dinero, y en ese escenario, en esa parte de la geografía, operamos con la policía de manera integrada, de manera que se evidencie el ilícito. Si es de narcotráfico nosotros damos todo el componente de seguridad y la policía interviene. Entonces allí estamos trabajando de forma integrada.

Diálogo: Sendero Luminoso, como ha sido publicado por el gobierno y las fuerzas militares del Perú, está muy presente en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, más conocida como VRAEM. ¿Pero está en otras áreas del país también? ¿Existe la participación de las Fuerzas Armadas en otras regiones específicamente por ese motivo?

Almte. Moscoso: En otras partes del país la única que tiene atribuciones legales para intervenir ante ocurrencias ilícitas es la Marina, a través de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas. Tienen su propia ley y también trabajan con la policía en otras zonas, principalmente en el mar, en los puertos, en las zonas costeras, en las zonas marítimas, en los ríos navegables, en la Amazonia, en el área lacustre, el Lago Titicaca y en las otras áreas de lagos. Entonces la Marina tiene la potestad de poder intervenir ante la ocurrencia de ilícitos, entre ellos el tráfico ilícito de drogas.

Diálogo: ¿Y la Fuerza Aérea?

Almte. Moscoso: La Fuerza Aérea desarrolla el control del espacio aéreo a través de una capacidad que está regulada por la ley de control del espacio aéreo. Esta permite la interceptación de aeronaves que nosotros denominamos hostiles, aeronaves que, al no tener un plan de vuelo o un destino autorizado, invaden el espacio aéreo y son interceptadas por nuestras aeronaves, para que no puedan ejecutar un ilícito. Esto está normado por una ley con todos los protocolos.

Diálogo: ¿Cómo participan las Fuerzas Armadas peruanas en lo que se refiere a ayuda humanitaria, particularmente internamente en el país?

Almte. Moscoso: Dentro del territorio, nos organizamos internamente a través de subzonas de seguridad, que permiten a las Fuerzas Armadas utilizar sus capacidades en apoyo a la población. Por ejemplo, ocurrido un terremoto, como el que acaba de pasar hace unos días, inmediatamente se establece el puente aéreo y el Ejército utiliza sus helicópteros para poder transportar ayuda del sistema de defensa civil a la zona del evento, en este caso del terremoto, y llevar o trasladar a los heridos a las ciudades para que los puedan atender en los hospitales. Eso es un ejemplo muy claro de cómo actúan las Fuerzas Armadas. En el caso de una inundación en las zonas de la Amazonia, por ejemplo, la Marina apoya en la evacuación de las personas damnificadas, o se establecen, a través del Ejército o de la Fuerza Aérea, puentes aéreos o albergues para proteger a esa gente. En Perú, las Fuerzas Armadas participan en el sistema de defensa civil, en la preparación y respuesta. Tenemos muchas pruebas que indican que constituyen una respuesta muy calificada y muy preparada, porque tenemos capacidades para ello: comando y control, logística, los medios, tanto el Ejército, como la Marina y la Fuerza Aérea, pueden ayudar a mitigar el efecto de estos desastres, en el caso de que ocurran.

Diálogo: Y con los países vecinos, ¿intercambian ayuda?

Almte. Moscoso: Mantenemos una muy buena relación con ellos. Las fuerzas aéreas realizan ejercicios conjuntos permanentemente, porque hay aspectos logísticos administrativos que son muy importantes. Yo puedo querer ayudar a un país, en el caso de que ocurra un evento, y lo primero que se hace es enviar aeronaves, pero la carga tiene que estar puesta en paletas y en forma tal que los bultos puedan ser transportados en diferentes tipos de aeronaves. Este sistema de logística lo utiliza la Fuerza Aérea con sus pares de la región, de manera que cuando vengan las aeronaves, nosotros enviamos aeronaves con los bultos que estén paletizados para que puedan ser transportados y no generen un problema al país que se esté apoyando.

Diálogo: Como ocurrió en Haití al principio, por ejemplo, después del terremoto en 2010…

Almte. Moscoso: Exactamente. Todos quieren ayudar, pero se envían cajas o bultos que no pueden ser transportados. Ese esquema lo manejan las fuerzas aéreas muy bien para que la ayuda llegue y no se pierda tiempo en clasificar la carga o el apoyo. Todo eso ya viene preparado con un esquema logístico. En el caso de la Marina, igualmente, contamos con unidades como un buque logístico, adquirido hace un tiempo, que permite el transporte de médicos y agua potable. Tenemos helicópteros embarcados para poder hacer un puente aéreo local, entonces hay una serie de capacidades que coordinamos con nuestros países amigos vecinos para poder apoyar en caso de un evento como el que ocurrió, por ejemplo, en abril en Ecuador, que fue un evento de magnitud que nos permitió llevar la ayuda de la Fuerzas Armadas, transportó la carga y también apoyó en las operaciones en las áreas afectadas.

Diálogo: Trabajan conjuntamente con los Estados Unidos en esa parte de ayuda humanitaria?

Almte. Moscoso: Sí, con Estados Unidos mantenemos una muy buena relación en lo que se refiere a capacitación y preparación. También tenemos la posibilidad de que envían buques de apoyo y médicos que realicen trabajos de asistencia humanitaria en las zonas costeras. Hay muy buen trabajo de coordinación y de apoyo a la comunidad.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 276
Cargando las Conversaciones