Fuerzas aéreas amigas vuelcan asistencia a México tras terremoto

Países integrantes del SICOFAA muestran su respaldo y solidaridad al Gobierno y al pueblo de México luego de terremoto.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 29 septiembre 2017

Respuesta Rápida

El Almirante de la Armada de México Vidal Soberón Sanz (derecha), titular de la Secretaría de Marina de México, saluda a elementos de las delegaciones internacionales que asisten al país después del sismo. (Foto: Secretaría de Marina de México)

Fuerzas aéreas del Sistema de Cooperación de las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA) ayudaron a México luego de que un sismo de magnitud 7.1 en la escala de Richter sacudiera al país el 19 de septiembre, con un saldo de cientos de víctimas fatales, y miles de heridos y damnificados. Este nuevo movimiento telúrico ocurrió exactamente a 32 años del terremoto que dejo miles de muertos el 19 de septiembre de 1985.

Ayuda humanitaria de EE. UU. arriba a México a bordo de un avión C-17, a la Base Aérea Militar N.º 2, para asistir al Gobierno y pueblo mexicanos tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. (Foto: Secretaría de Marina de México)

“Rápidamente, las naciones integrantes del SICOFAA acordaron cancelar el ejercicio aéreo ‘Cooperación V’ que se realizaría en Chile del 26 de septiembre al 7 de octubre”, dijo a Diálogo, el Coronel Rodrigo Zapata, director del Centro Nacional de Recuperación de Personal y de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de Colombia. “Las naciones que expresaron su compromiso de participar, desplegaron la asistencia a México”.

Las fuerzas aéreas de Colombia, Ecuador, El Salvador y los Estados Unidos fueron las primeras en proporcionar la ayuda técnica especializada y humanitaria ofrecida al Gobierno y al pueblo mexicano, para reforzar las tareas de búsqueda y rescate después del terremoto. Las Fuerzas Armadas de México desplegaron más de 11.000 soldados para ayudar en forma casi inmediata.

“La ayuda extranjera ha sido muy valiosa para los mexicanos, tengan por seguro que estaremos siempre agradecidos”, informó en las redes sociales el Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, titular de la Secretaría de Marina de México (SEMAR). El secretario de Gobernación de México (SEGOB) Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que “la cooperación nacional e internacional ha permitido fundamentalmente salvar vidas”.

“SICOFAA, por medio de sus varios eventos y ejercicios anteriores, ha ayudado a crear un sentido de unión, camaradería y apoyo mutuo entre las fuerzas aéreas americanas, y el resultado es evidente en los esfuerzos de ayuda que varios de los países miembros han enviado a México”, dijo a Diálogo el Coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos Anthony G. Cook, secretario general de SICOFAA. El sistema es una organización voluntaria apolítica dedicada a la promoción de la cooperación, unidad e interoperabilidad entre 20 fuerzas aéreas de países amigos del continente americano.

Gestos de solidaridad

El terremoto causó daños en los estados de Guerrero, Estado de México, Morelos, Puebla y la capital del país. Varias áreas de la Ciudad de México fueron declaradas zonas de desastre, a menos de dos semanas de que otro gran sismo dañara los estados de Chiapas y Oaxaca.

“Las primeras 72 horas son clave en este tipo de tragedias. Los niveles de organización y comunicación deben facilitar una respuesta rápida y oportuna para cumplir la misión”, destacó el Cnel. Zapata. “Ayudar a nuestros aliados cuando están en necesidad es una de las cosas más importantes que hacemos como nación”, agregó el Capitán de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Kyle Brackett, del 21.º Escuadrón de Transporte Aéreo.

“Dos días después del terremoto, con un gran gesto de solidaridad, arribó la ayuda humanitaria de los Estados Unidos a bordo de un avión C-17 [de la Fuerza Aérea] a la Base Aérea Militar N.º 2”, informó el Almte. Soberón. “La unidad aérea transportó a un comando élite del Equipo de Respuesta para Asistencia en caso de Desastres del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles y 33 toneladas de equipamiento”.

El Gobierno colombiano envió en un Boeing 727 Vulcano de la Fuerza Aérea de Colombia, un equipo de rescatistas, 10 toneladas de carga con ayuda humanitaria y dos binomios caninos. Con estos elementos apoyaron a las autoridades mexicanas en las labores de búsqueda y salvamento.

La misión colombiana arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para asistir a la población tras el terremoto del 19 de septiembre. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia)

El día siguiente al terremoto, la Fuerza Aérea de El Salvador transportó a 25 rescatistas élite del Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano de El Salvador en un avión C-47 turbo. La delegación viajó con provisiones de alimentos e insumos para ser autosuficientes durante su permanencia en México.

Ecuador envío un avión de transporte L-100-30 Hércules de la Fuerza Aérea de Ecuador. Su misión de apoyo conformada por 30 personas, equipo médico y de comunicaciones ayudó en planificación, búsqueda y técnica con perros, rompimiento corto y perforación, levantamiento y movimiento de escombros.

El equipo costarricense fue trasladado por pilotos de la Dirección del Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica en un avión Beechcraft King Air F90 de la Policía costarricense. El grupo estuvo conformado por expertos en evaluación de daños estructurales a edificaciones.

Chile, Guatemala, Honduras y Perú también enviaron sus mejores rescatistas para colaborar con las autoridades mexicanas en las labores de búsqueda y salvamento de personas atrapadas entre los escombros. Otras naciones del mundo como Israel, Japón y España se sumaron al apoyo internacional y enviaron contingentes con toneladas de ayuda incondicional al país azteca.

Los elementos de las delegaciones extranjeras fueron coordinados por la SEMAR, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Federal y autoridades de Protección Civil de México. Las misiones de rescate fueron realizadas las 24 horas del día y ayudaron también a evaluar los daños causados por el sismo.

Coordinación, sinergia y entrenamiento

“Aunque la ayuda a México se despachó por diferentes canales diplomáticos de comunicación, siempre mantenemos una coordinación y comunicación con el SICOFAA cuando se proporciona este tipo de apoyo internacional”, precisó el Cnel. Zapata. “Ninguna nación está exenta de catástrofes no deseadas”.

“Es importante destacar la sinergia entre las fuerzas amigas para responder juntas ante una emergencia de gran magnitud e integrar sus esfuerzos en beneficio del país afectado, en este caso, México”, dijo a Diálogo Armando Rodríguez Luna, experto en temas de seguridad y fuerzas armadas del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, en la Ciudad de México. “Debido a que los sismos son una constante en México y otros países de la región latinoamericana se debe priorizar en la agenda de las Fuerzas Armadas de México y de la región este tipo de fenómenos para fortalecer y desarrollar nuevas capacidades en conjunto”.

“Toda esta experiencia, más la oportunidad de participar en ejercicios combinados de entrenamiento a nivel nacional e internacional como el ejercicio multilateral ‘Cooperación’ (de SICOFAA) enriquecen nuestra experticia y experiencia para la panificación, el control y realización de operaciones en casos de desastres naturales”, concluyó el Cnel. Zapata. “Siempre estaremos listos y dispuestos para asistir a los países amigos”.


Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 12
Cargando las Conversaciones