Departamento del Tesoro de EE.UU. designa al grupo maoísta Sendero Luminoso de Perú como narcotraficantes importantes

Paraguayan Armed Forces Help the Homeless with Operation Winter

Por Dialogo
julio 17, 2015

espero k todo esto termine pronto por el bien de la nueva generación k viene todo el mundo debería estar unido contra este flagelo de la humanidad


El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha designado al grupo rebelde maoísta peruano Sendero Luminoso como “narcotraficante extranjero importante”, bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros de EE.UU., congelando los activos de la organización.

El Departamento también ha nombrado como narcotraficantes y congelado los activos de los líderes de Sendero Luminoso Víctor Quispe Palomino, alias “Camarada José”; su hermano Jorge Quispe Palomino, alias “Raúl”, y Florindo Eleuterio Flores Hala, alias “Camarada Artemio”. Las tropas peruanas capturaron al Camarada Artemio en febrero del 2012. En junio del 2013, un tribunal de Perú sentenció a Artemio, el último de los líderes originales de Sendero Luminoso, a cadena perpetua después de encontrarlo culpable de terrorismo, tráfico de drogas y lavado de dinero.

Durante su juicio, que duró seis meses, el Camarada Artemio rechazó los cargos por terrorismo y se denominó un “revolucionario”.

“Se comprobó que [Artemio] ordenó la ejecución de varios civiles, policías y soldados”, señaló la jueza Clotilde Cavero cuando profirió la sentencia.

El Camarada José y Raúl continúan fugitivos.

Debilitando a Sendero Luminoso


La acción del Departamento del Tesoro contra el Camarada Artemio, el Camarada José y Raúl asesta un golpe contundente contra Sendero Luminoso, una organización violenta que comenzó cometiendo actos de terrorismo y ahora se dedica al tráfico de drogas.

“Desde su fundación, Sendero Luminoso ha evolucionado de ser un grupo terrorista militante a ser una organización narco-terrorista responsable de traficar cocaína por toda América del Sur”, señaló John Smith, director interino de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU. (OFAC). “Nuestra acción de hoy da apoyo a los esfuerzos del gobierno de Perú por combatir activamente este grupo, y continuaremos apuntando a Sendero Luminoso y sus actividades narco-terroristas”.

Al designar a Sendero Luminoso como una organización traficante de drogas se da apoyo a “los esfuerzos del gobierno de Perú por combatir activamente este grupo”, agregó Smith.

Militantes formaron Sendero Luminoso a finales de la década de los setenta; el mismo comenzó su insurgencia armada en 1980, generando un conflicto con el gobierno que dejó unas 70.000 personas muertas en un período de aproximadamende 20 años. En 1992, la policía peruana asestó un duro golpe contra Sendero Luminoso al capturar a su líder de entonces, Abimael Guzmán
Reynoso. A finales de los años ochenta, las Fuerzas Armadas Peruanas y la policía habían reducido a Sendero Luminoso como amenaza al capturar o dar muerte a varios de sus líderes principales y restaurar la seguridad en regiones que habían sido anteriormente azotadas por el grupo terrorista.

Sendero Luminoso produce y trafica cocaína


Aunque las fuerzas militares y policiales han hecho progresos contra Sendero Luminoso, las fuerzas de seguridad del gobierno deben continuar vigilantes frente al grupo terrorista, que permanece activo en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) al sur de Perú.

Sendero Luminoso ha experimentado una “evolución del terrorismo al tráfico de drogas, especialmente en el VRAEM, donde los rebeldes permanecen activos, una manera conocida de un grupo que busca sobrevivir a través del tráfico de drogas”, explicó Alain Zegarra, director de la revista Intelligentsia
. Desde alrededor del año 2005, el grupo ha desplazado su foco hacia la producción y el tráfico de cocaína; los operadores de Sendero Luminoso cobran un “impuesto” a la producción, el procesamiento y el transporte de la droga. La organización entonces transporta cocaína y proporciona seguridad a los traficantes de droga en la región centro-sur de Perú.

En el año 2013, el Departamento del Tesoro encomió el gobierno del Presidente Ollanta Humala por “el firme compromiso por contrarrestar la producción y el tráfico de narcóticos”. Ese mismo año, Perú superó a Colombia como el mayor productor mundial de coca, la materia prima usada para fabricar cocaína, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).
Share