Las Fuerzas Armadas de Guatemala trabajan junto al Ministerio de Defensa y la Policía Nacional Civil para salvaguardar las elecciones nacionales

Panama’s SENAN Relentlessly Fights Narco-trafficking

Por Dialogo
octubre 23, 2015

Me gusta la noticia del dia


El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas de Guatemala colaboran con la Policía Nacional Civil (PNC) para brindar seguridad durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en el país, prevista para el 25 de octubre.

Las fuerzas de seguridad están coordinando sus esfuerzos para proteger a funcionarios electorales y votantes del accionar de delincuentes individuales y grupos del crimen organizado que podrían atacarlos con fines de robo o hurto. Las fuerzas terrestres del Ejército de Guatemala, que incluyen más de 19.000 efectivos disponibles para su movilización, son los principales responsables de garantizar la seguridad de las próximas elecciones, según el Coronel de Infantería DEM Hugo Rodríguez, jefe del Departamento de Prensa del Ministerio de la Defensa Nacional.

“Ellos tienen como misión la instalación de puestos de control y de registro, la seguridad de rutas de las principales vías de comunicación y la seguridad a la infraestructura crítica y otras áreas de valor estratégico de su jurisdicción, especialmente hacia los 11 municipios valorados como críticos”, precisó el Coronel Rodríguez.

Mientras el Ejército se encarga de la seguridad en “las líneas vitales de suministros, tales como torres de energía eléctrica y áreas de provisión de agua, además de lugares de valor estratégico como rutas y carreteras principales y alternas que conducen a los centros de votación”. Asimismo añadió que los puentes, puertos, y sectores ribereños y lacustres también tienen un valor estratégico y serán protegidos por el Ejército.

Iniciativas de seguridad en curso


Durante meses, el Ministerio de la Defensa, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional Civil han estado trabajando en conjunto para garantizar la seguridad durante el proceso electoral, inclusive el 6 de septiembre, cuando la población eligió a los representantes para el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), así como a los 158 diputados del Congreso Nacional de la República para el período 2016-2020. Además eligieron a los alcaldes para los 338 municipios del país, pero ninguno de los candidatos a presidente recibió más del 50% de los votos necesarios para ganar la elección.

Por consiguiente, Sandra Torres del Partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Jimmy Morales del partido Frente Nacional de Convergencia (FCN-Nación) —
los candidatos con el mayor porcentaje de votos durante la primera vuelta —
se enfrentarán el 25 de octubre. Está previsto que el candidato ganador asuma como presidente el próximo 14 de enero de 2016.

Plan de seguridad


El plan de seguridad de la PNC, desarrollado con el apoyo de las Fuerzas Armadas, consiste en tres etapas:


La fase preelectoral, que empezó en septiembre, pone énfasis en evitar que los votantes consuman alcohol desde el 24 de septiembre, tal como lo dicta la Ley electoral de Guatemala.

La segunda fase es la electoral, la cual contempla estar desde las 3:00 am el 25 de octubre, día de las elecciones, en los centros de votación. Esta segunda fase requiere de un personal más numeroso, que incluye tropas, en los locales de votación, entre ellos los 11 municipios donde se repetirá la elección de alcaldes, según Nery Ramos, actual Director de la PNC.

La tercera fase comprende el cierre de los centros de votación, el recuento de votos, el almacenamiento y envío de las papeletas, que serán custodiadas y conservadas por las autoridades. Durante la primera vuelta electoral, la PNC dispuso de personal seguridad en más de 17.000 centros de votación en todo el país, según el exdirector de la PNC, René Vásquez Cerón.


Las fuerzas de seguridad fueron movilizadas para custodiar las sedes municipales, las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los vehículos que transportan insumos electorales.

Guardia contra la actividad criminal


“No descartamos [el peligro de] la delincuencia común y organizada”, comentó el Comisario René Vásquez Cerón, quien en septiembre presentó el plan de seguridad para la primera vuelta electoral. “Es por esto que vemos con buenos ojos la colaboración del Ejército y los vemos como una fuerza amiga”.

“Para la segunda vuelta [electoral] se prevé la implementación de medidas tal como las ejecutadas durante la primera vuelta. Se va a verificar que las cajas electorales lleguen a su destino sin ningún inconveniente”, señaló Gloria López, directora electoral del TSE.

El plan de seguridad implementa un mayor número de personal militar en 11 municipios, con efectivos adicionales apostados en las áreas donde se reportó actividad criminal durante la primera vuelta en septiembre pasado.

Se trata de los municipios de Morazán en el departamento de El Progreso; Pueblo Nuevo Viñas en Santa Rosa; Santa Clara La Laguna y Santa Catarina Palopó en Sololá; San Francisco Zapotitlán, San José El Ídolo y San Antonio Suchitepéquez en Suchitepéquez; Malacatán en San Marcos; Joyabaj en Quiché; y Santa Catarina Mita y Conguaco en Jutiapa.




Share