Panamá robustece capacidades de interdicción con lanchas Boston Whaler

El Servicio Nacional Aeronaval de Panamá robustece su capacidad de respuesta táctica en interdicción marítima con donación de US$ 1,8 millones.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 7 diciembre 2017

EE. UU. donó dos lanchas Boston Whaler y equipo táctico al Servicio Nacional Aeronaval para potenciar la capacidad de respuesta de Panamá en la lucha contra el narcotráfico. (Foto: Servicio Nacional Aeronaval de Panamá)

El Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) donó equipos tácticos con valor de US$ 1,8 millones al Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN). La Oficina de Cooperación y Defensa de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá entregó el 30 de agosto al SENAN dos lanchas Boston Whaler, en el Astillero Subteniente Rigoberto Castillo, en la isla Perico. Las embarcaciones entrarán en funciones de vigilancia antes de concluir el 2017.

 

“La donación de medios navales y medios de comunicación incrementará la capacidad operativa para realizar misiones de manera conjunta y combinada en tiempo real”, dijo a Diálogo el Comandante Belsio González, director general del SENAN. “La disposición de medios con capacidades de interdicción brindará una mayor efectividad y respuesta ante las alertas de narcotráfico.”

 

Las lanchas tienen 37 pies de eslora con casco de fibra de vidrio. Están equipadas con radios, radares, ajustes para armamento, sanitarios y cabinas para descanso. Fueron destinadas a la flota naval que compone la Red de Interdicción Marítima (RIM) en el litoral Pacífico, para reforzar la capacidad de respuesta táctica de la Unidad de Botes Especiales. La donación incluye binoculares térmicos y radios portátiles de banda ancha, así como tractores para remolcarlas.

 

“Superarán las capacidades de propulsión y velocidad que desarrollan las [lanchas] go-fast utilizadas para la actividad de transporte ilícito de drogas”, añadió el Comisionado Juan Pino Forero, director de la Dirección Nacional de Inteligencia del SENAN. Los nuevos navíos se suman a las ocho lanchas rápidas de interdicción marítima que Panamá ha adquirido desde 2014 como parte del Plan Plurianual de Equipamiento para ampliar la flota naval.

 

“La ayuda entregada por el Gobierno de los Estados Unidos representa una mitigante en evitar que la droga transite o entre a jurisdicción marítima panameña o en la jurisdicción de otros países de la región”, aseguró el Comisionado Pino. “Esto provocaría que las estructuras dedicadas al tráfico ilícito cambien sus rutas de movilidad en aguas abiertas, evitando el ingreso de la droga ilícita y una baja en los niveles de violencia y afectación social.”

 

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la región centroamericana se ha convertido en un corredor de drogas dada su localización geográfica entre los principales productores de cocaína en el sur y los principales consumidores de cocaína en el norte. Las principales rutas que emplean los narcotraficantes pasan por Panamá y el océano Pacífico. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes destaca en su informe anual 2016 las acciones panameñas en la prevención y represión del tráfico ilícito de drogas.

 

Capacidades conjuntas combinadas

 

Comandos del Servicio Nacional Aeronaval entrenan para evitar que las estructuras del narcotráfico usen las aguas territoriales panameñas. (Foto: Servicio Nacional Aeronaval de Panamá)

“La estrategia de seguridad determinada por el SENAN en coordinación con otras instituciones de seguridad de la Fuerza Pública de Panamá, ha podido demostrar las capacidades conjuntas combinadas para el desarrollo de distintas operaciones”, explicó el Comandante González. “Al conocer nuestras capacidades y limitaciones, las lecciones aprehendidas nos han forjado experiencias para el desarrollo de operaciones de aplicación de la ley, control e interdicción del tráfico marítimo ilícito en las vertientes del Caribe y el Pacífico.”

 

El SENAN desarrolló estrategias para neutralizar las amenazas de seguridad y fortalecer las capacidades de la RIM. Mejoró su flota naval y aérea con mayor capacidad y autonomía, e incrementó su posicionamiento al establecer bases aeronavales en lugares estratégicos. Además, estrechó los lazos de colaboración con agencias de inteligencia locales y con países amigos para homologar información. En 2017, las unidades del SENAN jugaron un rol preponderante para incautar más de 22 toneladas de sustancias ilícitas en 66 operaciones estratégicas.

 

“Una medición comparativa en el comportamiento criminal narcotraficante entre los años 2014 y 2015 denotan una variante en el aumento de resultados operacionales antinarcóticos con resultados positivos”, precisó el Comisionado Pino. “En 2015 las autoridades decomisaron más de 15 toneladas de drogas en 44 operaciones”.

 

Más allá de las fronteras

 

Panamá y los Estados Unidos desarrollan esfuerzos para fortalecer la cooperación en la lucha contra las drogas y el crimen organizado. El Comando Sur apoya al SENAN en proyectos de mantenimiento y repotenciación de medios navales y aéreos, entrenamiento, asesoría en materia de planificación y procedimientos, implementación de ejercicios encaminados a la seguridad de la defensa del Canal de Panamá, e intercambio profesional para el fortalecimiento de las relaciones entre agencias regionales.

 

“El SOUTHCOM, es considerado un aliado clave por el esfuerzo conjunto combinado en sus capacidades operacionales y el apoyo que ofrece en soporte de medios y colaboración operacional e inteligencia para el combate de la amenaza del narcotráfico”, resaltó el Comisionado Pino. “El Comando Sur es un socio estratégico con el cual desde hace más de 100 años compartimos valores. Hemos trabajado juntos por el bienestar de nuestras naciones, de la región y el mundo”, agregó el viceministro de Seguridad Pública Jonattan Del Rosario.

 

Los Gobiernos de Panamá y de los Estados Unidos formalizaron la cooperación para patrullar conjuntamente el mar territorial panameño y sobrevolar el espacio aéreo para seguimiento e interdicción de aeronaves y buques sospechosos a través del Tratado Salas-Becker, en febrero de 2002. “El tratado ha ayudado a evitar que la droga transite por aguas panameñas hacia países de Centroamérica, México y la unión americana”, dijo el Comisionado Pino.

 

Bajo la administración del presidente Juan Carlos Varela se han suscrito más de 20 acuerdos en materia de seguridad con países de la región, indicó el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado. “La seguridad gira en torno al grado de cooperación y confianza que tengan los gobernantes, estamentos de seguridad y organismos internacionales para formular planes más allá de nuestras fronteras”, dijo el ministro de Seguridad Pública Alexis Bethancourt.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones