Panamá lidera la región en registros biométricos

El sistema biométrico permite a las autoridades obtener alertas de individuos vinculados con el terrorismo que intenten pasar por su territorio.
Roberto López Dubois/Diálogo | 27 septiembre 2017

Amenazas Transnacionales

El aeropuerto internacional de Tocumen, el de mayor ingreso de extranjeros a Panamá, fue el primero en que se instaló el sistema BITMAP. (Foto: Mariano Rodríguez, SNM)

Las instituciones de seguridad de Panamá han logrado más de 20.000 registros biométricos de los extranjeros que entran por diversas vías al Istmo. La cifra supera el récord de varias naciones combinadas, según altas autoridades de los Estados Unidos que reconocen el logro.

“Panamá [tiene] un sistema de gestión de fronteras de vanguardia que incluye un programa de captura biométrica llamado BITMAP, para viajeros de alta amenaza”, dijo el Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, durante una visita a Panamá el 17 de agosto. “Usando este programa, Panamá capturó y compartió un número sustancial de registros, más que el resto del mundo combinado”.

BITMAP lleva seis años en Panamá. Fue instalado a finales de 2011 en la terminal aérea de Tocumen, principal aeropuerto de Panamá. Las autoridades también operan el sistema en los otros aeropuertos importantes del país, así como en las entradas terrestres. Desde entonces, el sistema ha recibido modificaciones importantes.

“El sistema, desde el 26 de septiembre de 2016, hace una [correspondencia] con bases de datos que tienen que ver con temas relacionados con el terrorismo”, dijo el Mayor Guillermo Jaén, encargado del Sistema Nacional de Migración (SNM) en el Aeropuerto Internacional de Tocumen. “Si la persona aparece en la base de datos, alerta al funcionario en ese momento”.

Quiénes son incluidos en el registro

“El manejo del programa BITMAP en Panamá es un modelo para el mundo entero”, expresó el embajador de los EE. UU. en Panamá, John D. Feeley, en un comunicado (www.pa.usembassy.gov). “Celebramos la idea de ‘comunidad’. Lo que sucede cuando un grupo de personas comprometidas se reúne y trabaja mano a mano, [es que] hacen que la comunidad sea más segura”.

Las autoridades de Panamá capturan las huellas dactilares de las personas que ingresan en calidad de turistas a territorio panameño. Al presentarse ante las autoridades del SMN, los agentes verifican si fueron registradas anteriormente. De no serlo, les toman las huellas de cada uno de los dedos, una fotografía, y digitalizan el pasaporte para guardarlo en el mismo registro. En algunos casos toman registros del iris de los ojos.

Por este procedimiento pasan incluso las personas que caminan por las trochas de la selva que divide a Panamá con Colombia, quienes deben completar el registro una vez que salen de las veredas y llegan a las comunidades cercanas a la frontera. Posteriormente, quienes no representen riesgo para la seguridad de la región, continúan su viaje.

El registro consta de las huellas digitales y una foto del viajero. En el caso de quienes entran por la selva, además se toma el registro del iris. (Foto: Mariano Rodríguez, SNM)

Quienes no hablan español escriben con su puño y letra su nombre y su nacionalidad. Posteriormente, son incluidos en el registro biométrico. Los datos recopilados son comparados con las bases de datos de otros países.

“Las personas que tengan alertas en el sistema son trasladadas al SNM para hacer una investigación más avanzada. Todo esto es hecho allá en Darién”, explicó el Comisionado del Servicio Nacional de Fronteras Guillermo Valdés. “Si la persona resulta positiva [en un segundo registro], es trasladada a los albergues de migración para seguir con el proceso de investigación y determinar si existen o no nexos con el terrorismo”.

“Actualmente, el sistema nos permite identificar posibles personas que quieran usar otra identidad, porque como tenemos las huellas registradas en el sistema, la segunda vez que entran al país, solamente con poner cuatro dedos en el lector podemos validar y vemos el pasaporte que registró inicialmente” explicó el May. Jaén.Si es la misma persona, el sistema enciende una luz verde, y si no lo es, marca en rojo”.

Evolución del BITMAP en Panamá

El sistema de biometría o BITMAP está compuesto por una cámara fotográfica, un lector de pasaportes y uno de huellas digitales. Los datos son almacenados por medio de una aplicación llamada Sistema de Control de Fronteras.

“El sistema es fácil de usar, los efectivos fueron entrenados por personal de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá”, afirmó el Comisionado Valdés. “Ahora irá un grupo a entrenarse para ser facilitadores que puedan entrenar a otros y que haya más personas para operar el sistema”.

“La verdad es que el sistema es rápido para la captura de datos, el proceso toma tan solo unos pocos minutos, además no es complicado de utilizar, por lo que no requiere de mucha formación”, coincidió el May. Jaén. “No fue difícil ponerlo a funcionar”.

Actualmente, el SNM busca que la base de datos sea más amigable, que tenga más comunicación con otras bases de datos que permita identificar a personas que hayan cometido otro tipo de delitos. Ya hay un servidor en el Ministerio Público, específicamente en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, para verificar a cualquier persona. Esto permite ver si en algún momento cometieron algún delito en Panamá.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones