Panamá incrementa capacidades ante desastres naturales

Panamá recibe equipos móviles de alta tecnología para respuesta a emergencias.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 13 julio 2017

Relaciones Internacionales

El Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá obtuvo tres Centros Móviles de Respuesta a Emergencia bajo el Programa de Ayuda Humanitaria del Comando Sur de los Estados Unidos. (Foto: SINAPROC-Panamá)

El Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) a través de la Oficina de Cooperación y Defensa de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá, donó al Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) de ese país, tres modernas plataformas de comunicaciones para operar en casos de emergencia. La donación de los Centros Móviles de Respuesta a Emergencia (MERC, por sus siglas en inglés) valorados en más de US$ 890.000 forma parte del Programa de Asistencia Humanitaria (HAP, por sus siglas en inglés) de SOUTHCOM, para potenciar las capacidades de los países amigos en Latinoamérica y el Caribe, para la preparación y mitigación ante desastres naturales.

“El Gobierno [de Panamá] se encuentra sumamente agradecido y satisfecho con la donación del Comando Sur”, dijo a Diálogo José Donderis, director general del SINAPROC. “Con los MERC, el país blindará las capacidades de respuesta efectiva ante el impacto de un huracán, un terremoto, inundaciones, deslizamientos y otras catástrofes; amenazas que impactan a la sociedad panameña”. El MERC es un sistema de comunicación diseñado y desarrollado para responder de manera rápida a catástrofes, a operaciones de asistencia humanitaria y en misiones de mantenimiento de paz.

El centro móvil puede ser activado en menos de 30 minutos, es de fácil transportación y puede operar entre ocho a diez días en forma autónoma. Tiene capacidad para conectar múltiples sistemas de comunicaciones por satélite, radio e Internet en condiciones extremas, sobre todo en lugares donde no exista o esté colapsada la infraestructura de comunicaciones. SOUTHCOM, por medio de su programa HAP-SOUTHCOM, donó el mismo tipo de equipo a Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

Cada uno de los tres centros portátiles garantizará la continuidad en la conectividad de las comunicaciones entre el SINAPROC, el Centro de Operaciones de Emergencia, los estamentos de seguridad como el Servicio Nacional Aeronaval, la Policía Nacional, el Servicio Nacional de Fronteras y el Servicio de Protección Institucional, la Fuerza de Tarea Conjunta de Seguridad, el Ministerio de Salud y otros organismos gubernamentales de Panamá para la toma de decisiones en tiempo real.

“La ayuda complementaria del Comando Sur fortalecerá la eficiencia de las labores asignadas a las entidades públicas en atención a la emergencia en las zonas de trabajo”, comentó a Diálogo Néstor Luque, jefe de la Red Sismológica del Instituto de Geociencias de la Universidad de Panamá. “Mientras más rápido se dé la intervención durante o inmediatamente después de un desastre, la afectación será menor, se salvarán más vidas y se podrá asistir a la población afectada a corto plazo”, dijo.

Un total de 35 técnicos del SINAPROC fueron capacitados del 11 al 16 de junio por personal estadounidense, para operar y mantener los MERC. Asistieron a la instrucción miembros de las unidades del componente aéreo y de las fuerzas de seguridad panameñas.

Las bondades

Personal del Sistema Nacional de Protección Civil recibe entrenamiento para uso de Centros Móviles de Respuesta MERC. (Foto: SINAPROC-Panamá)

Panamá es considerado un país de riesgo sísmico, con inundaciones en la ciudad capital, las provincias de Bocas del Toro, Colón y Darién. Los periodos prolongados de intensas lluvias han provocado deslizamientos e inundaciones con graves pérdidas económicas, muertes y heridos a lo largo de su historia, reporta el sitio web de la Organización Mundial de la Salud en http://www.who.int/es/.

Aunque las catástrofes no son frecuentes en Panamá, el Informe Mundial de Riesgo 2016 emitido por las Naciones Unidas situó a Panamá en el lugar 65 de 173 a nivel mundial, entre los países con riesgo de padecer desastres naturales. En septiembre de 1882, un terremoto de magnitud 7,9 sacudió a Panamá. El terremoto generó un tsunami que arrasó el archipiélago de San Blas y las costas de la comarca con olas de más de tres metros, que dejó decenas de muertos y heridos. “Ese evento si lo trasladáramos hoy día a esas mismas zonas sería una amenaza devastadora para la población. No estamos exentos de otra amenaza de este tipo”, comentó Luque.

“El tema de la reducción de riesgos de desastres es de vital importancia para el Estado. La buena noticia es que los módulos ya fueron utilizados en tres [ensayos]”, resaltó Donderis. “En 20 minutos instalamos el operativo en la ciudad capital. Sin los MERC hubiéramos demorado dos o tres horas para coordinar la misma respuesta con otros equipos nacionales. Además, la bondad de estos equipos es que reducirán el costo operativo de comunicación a un 50 por ciento”, agregó.

Apoyo constante

Desde hace más de 20 años, los EE. UU. ha apoyado por medio de infraestructura, equipo y capacitación los esfuerzos de Panamá para prevenir y mitigar posibles desastres. Panamá es el centro regional para emergencias desde abril de 2007, debido a que SOUTHCOM donó el servidor WebOEC, un software que permite a los organismos de protección civil de Centroamérica el acceso a información mediante la Internet para atender emergencias. El proyecto tuvo una inversión de US$ 500.000.

“Gracias al apoyo y a la cooperación estadounidense e internacional, hemos mejorado las capacidades y la estrategia de riesgo, así como la preparación y respuesta. Ahora somos el foco humanitario. Panamá dejo de ser un país que siempre recibía asistencia humanitaria. En los últimos 14 meses hemos salido cinco veces del país con nuestros equipos de respuesta a emergencia para apoyar países hermanos como Chile, Ecuador, Colombia y Costa Rica”, dijo Donderis.

“Esperamos que Panamá siga construyendo resiliencia frente al riesgo de desastre y avance en sus compromisos con el Marco de Sendai”, comentó Luque. El Marco de Sendai es un acuerdo suscrito por 187 Estados miembros de la ONU para disminuir la vulnerabilidad y mitigar el impacto de los desastres naturales durante los próximos 15 años. Los centros móviles de respuesta a emergencias serán desplegados en enero de 2019 para apoyar las labores de las fuerzas de seguridad panameñas durante la Jornada Mundial de la Juventud, un evento de la iglesia católica que espera atraer al país a más de 1,3 millones de jóvenes de todos los continentes.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 25
Cargando las Conversaciones