Panamá y los EE. UU. establecen estrategia común contra amenazas transnacionales

Autoridades de ambos países planean reunirse cada seis meses, o antes si es necesario.
Roberto López Dubois/Diálogo | 13 febrero 2017

Amenazas Transnacionales

El ministro de Seguridad de Panamá, Alexis Bethancourt (izq.) y el embajador de los EE.UU. en ese país, John D. Feeley, conversan al terminar la reunión formal de seguridad. (Foto: Ministerio de Seguridad).

Funcionarios de Seguridad de la República de Panamá dirigidos por su titular, el ministro Alexis Bethancourt, y representantes del gobierno de los Estados Unidos, encabezados por el embajador John D. Feeley, establecieron el 26 de enero un diálogo de alto nivel en materia de seguridad entre ambos países, que contempla futuras reuniones semestrales periódicas.

En una declaración conjunta, los representantes de ambas naciones aseguraron que “es un paso muy importante hacia una estrategia común para contrarrestar las amenazas transnacionales, que servirá de base para una cooperación más amplia y profunda para enfrentar los desafíos conjuntos”.

Las autoridades de ambos países destacaron la necesidad de adoptar el nuevo mecanismo de diálogos para una coordinación más eficaz y completa de la “vasta y extensa cooperación entre la República de Panamá y los Estados Unidos, para enfrentar a la delincuencia organizada transnacional, la migración irregular y otras amenazas que afectan a la región, basada en los exitosos programas existentes de cooperación y objetivos compartidos”, dijeron en una declaración conjunta después de la reunión.

Estados Unidos mantiene el acuerdo complementario Salas-Becker entre su gobierno y el Servicio Nacional Aereonaval panameño, para realizar un combate más eficiente al narcotráfico. Además, los EE. UU. auxilian a los componentes de la fuerza pública con entrenamiento en diversas materias, y con equipo que permite realizar una labor más efectiva.

Luego de la reunión, los funcionarios de ambas naciones acordaron llevar a cabo las actividades de cooperación determinadas, e identificaron iniciativas estratégicas a corto, mediano y largo plazo, “que mejorarán las capacidades operacionales combinadas”, informaron.

Ambas naciones buscan desarrollar una “coordinación de esfuerzos operativos para prevenir y combatir la delincuencia y el crimen organizado, y de esta manera consolidar esta nueva asociación estratégica”, declararon.

Las reuniones tienen como objetivo identificar áreas de interés común, y enfrentar a las diversas organizaciones criminales transnacionales mediante el fortalecimiento de capacidades que permitan el desmantelamiento de las redes que las apoyan, así como sus fuentes de ingresos.

En la reunión, los representantes de ambas naciones coordinaron y programaron acciones conjuntas en relación con los flujos migratorios irregulares, combate al narcotráfico, y otras modalidades delincuenciales del crimen transnacional.

Los funcionarios de los Estados Unidos reconocieron los esfuerzos de la República de Panamá en la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado. También destacaron los logros alcanzados por las entidades de la Fuerza Pública panameña en la incautación de drogas, que lograron cifras récord en los dos últimos años, con más de 58 toneladas de droga en 2015 y más de 68 toneladas en 2016.

“El país agradece toda la cooperación que los Estados Unidos nos pueda ofrecer, sobre todo para lograr los conocimientos necesarios”, dijo Severino Mejía, coordinador del Programa de Seguridad Pública y Crimen Organizado en la Universidad de Panamá. “Las amenazas globales no dejan de ser una espada de Damocles que afecta a todos; por lo tanto tenemos que fortalecernos y blindarnos primero con un intercambio de información veraz , oportuna y en un solo lenguaje que nos lleve a un esfuerzo integral en la lucha contra estas amenazas”.

La estrategia común abre nuevas oportunidades para los organismos dedicados al combate al crimen internacional en la región.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 42
Cargando las Conversaciones