Panamá y Colombia se preparan contra el crimen transnacional

Un ejercicio de interdicción aérea y marítima entre Panamá y Colombia, PANCOL II, reafirma el compromiso de cooperación y combate al crimen organizado transnacional.
Myriam Ortega / Diálogo | 14 junio 2017

Amenazas Transnacionales

El buque Patrullero Oceánico ARC Valle del Cauca, un helicóptero de la Armada Nacional y una unidad de guardacostas participaron en el ejercicio PANCOL II. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Unidades aéreas de Colombia y Panamá se dieron cita del 24 al 28 de abril pasados en el Comando de Combate Aéreo No. 5 de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC), y en la Estación Aérea del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN), para llevar a cabo la segunda versión del ejercicio PANCOL II. El entrenamiento forma parte de la preparación entre los dos países para controlar líneas de comunicaciones aéreas y marítimas de uso ilegal. El acto de apertura de PANCOL II se llevó a cabo en la Estación Aérea del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá “Teniente Octavio Rodríguez Garrido” con la asistencia del Mayor General Jorge Tadeo Borbón Fernández, jefe de Operaciones de la FAC, y el Vicecomandante Luis E. Ruiz, subdirector del SENAN.

El ejercicio responde al compromiso que las dos naciones adquirieron en 2012, cuando el ministerio de Seguridad Pública de Panamá y el ministerio de Defensa de Colombia firmaron el documento Procedimientos Operacionales Vigentes. “Esto nos permite el intercambio de información y entrega de blancos de interés entre las dos naciones de manera oportuna y directa”, dijo a Diálogo el Teniente Coronel Oscar Jiménez, subdirector de Operaciones de la División de Defensa Aérea de la FAC.

Por aire

“Se efectuaron misiones de control del espacio aéreo, simulando el ingreso o la detección de aeronaves no identificadas en el área de frontera”, señaló a Diálogo el Subcomisionado Armando King, jefe del Escuadrón de Helicóptero del SENAN. Dos aviones C-208, uno de la FAC y otro del SENAN, cruzaron las fronteras simulando vuelos ilícitos, cada uno hacia el país vecino.

“Participaron tripulaciones de los dos países capaces de operar de forma coordinada, lo cual proporciona un grado más de complejidad al ejercicio y a la vez una oportunidad invaluable para combatir este tipo de amenazas que no tienen fronteras”, precisó el Tte. Cnel. Jiménez. El ejercicio exigió a los participantes el intercambio de información ente los dos organismos, la entrega de blancos, la activación de protocolos establecidos en los centros de comando y control de ambas partes, y la interdicción de las supuestas aeronaves ilegales.

Por mar

“Realizamos simulacros en donde durante la interdicción aérea, la aeronave blanco (ilícita) arrojaba al mar supuestas sustancias ilícitas”, indicó el Subcomisionado King. En esta ocasión, el ejercicio involucró al grupo naval de Panamá y a la Armada de Colombia. Dicha estrategia responde al deseo de limitar la acción a los grupos delincuenciales que emplean el mar como salida.

En un gesto de fraternidad, elementos de Colombia y Panamá se saludan al encontrarse durante el desarrollo del ejercicio PANCOL II. (Foto: SENAN)

“Por parte de la Armada de Colombia, estuvo el buque Patrullero Oceánico ARC Valle del Cauca, un helicóptero de la Armada Nacional y una unidad de guardacostas que le llamamos Unidad de Reacción Rápida”, informó a Diálogo el Capitán de Fragata Jesús González, comandante del ARC Valle del Cauca.

La integración de la interdicción marítima y aérea en el ejercicio entre países con jurisdicción en dos mares permite estandarizar procedimientos y conocer e interactuar con las fuerzas militares entre países. El esfuerzo conjunto, a su vez, agiliza la respuesta ante eventos criminales que sean desarrollados en el mar.

“[Buscamos] negar el uso del mar a las organizaciones criminales transnacionales que tanto nos afectan y que ven en el mar su mejor ruta de salida para realizar sus actividades ilícitas, transportando narcóticos, divisas ilegales, migrantes... todos estos diferentes delitos transnacionales que nos aquejan en la región”, dijo el Cap. de Frag. González, al destacar la importancia de la estrategia realizada.

Logros y resultados

El ejercicio permitió la estandarización de procedimientos que buscan integrar esfuerzos para controlar las líneas de comunicación marítima y aérea entre los dos Estados. De igual forma, el intercambio de información entre países ayuda a conocer la movilización de embarcaciones al servicio del narcotráfico y otros delitos.

“La Aeronaval mantiene una lucha frontal contra el narcotráfico y en la actualidad [Panamá] es el país con mayor cantidad de sustancias ilícitas incautadas en Centroamérica”, informó el Subcomisionado King. Además, informó que ambas instituciones ampliaron la comunicación entre sí para generar la confianza necesaria en el desarrollo de operaciones combinadas que controlen el uso del espacio aéreo y marítimo de ambas naciones.

“Lo importante de esta operación es la integración de los medios de fuerza aérea y armada en temas de interdicción aérea e interdicción marítima en cada una de sus especialidades. [Logramos] vincular a un país fronterizo como lo es Panamá”, puntualizó el Cap. de Frag. González. Se logró el cierre del paso a las organizaciones criminales transaccionales, “lo cual se demuestra en que en el transcurso de este año no se hayan presentado vuelos ilegales entre los espacios aéreos de las dos naciones”, dijo el Tte. Cnel. Jiménez. “El ejercicio PANCOL II es una experiencia gratificante entre ambas naciones, que trabajamos sin cesar para darle a la comunidad cada día un país más seguro”, concluyó el Subcomisionado King.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 8
Cargando las Conversaciones