Países se alinean con Estados Unidos sobre principios y mejores prácticas para la exploración espacial

Países se alinean con Estados Unidos sobre principios y mejores prácticas para la exploración espacial

Por Andrea Barretto/Diálogo
agosto 20, 2021

En 2024, el Programa Lunar Artemis de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA en inglés), planea llevar a la luna a quienes serían la primera mujer y el siguiente hombre en pisar la superficie lunar. La iniciativa integra el objetivo de desarrollar tecnologías y experiencias para la organización de una misión humana a Marte.

El primer paso está previsto para noviembre de 2021, con un vuelo no tripulado a la luna, denominado Artemis I. Se calcula que la misión Artemis II tendrá lugar en agosto de 2023, con el sobrevuelo de un satélite terrestre que será enviado a bordo de un cohete tripulado. Y por último, en la misión Artemis III en 2024, los humanos volveremos a caminar en suelo lunar.

También forma parte del proyecto la construcción de la plataforma orbital lunar Lunar Gateway, y de una base para extraer agua en el polo sur de la luna, una región jamás explorada.

El presidente Jair Bolsonaro (izq.) y Marcos Pontes, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil, firman los acuerdos del programa Artemis en una ceremonia en Brasilia. (Foto: Marcos Corrêa/Presidencia de la República de Brasil)

 Diplomacia espacial

Para lograr sus objetivos la NASA busca socios. Hasta agosto 12 países han firmado los acuerdos del programa Artemis, incluyendo los Emiratos Árabes Unidos, Japón y Luxemburgo. Brasil se incorporó al tratado el 15 de junio, convirtiéndose en el primer país sudamericano en integrar el grupo.

En 2020, la NASA comenzó a establecer acuerdos, en coordinación con el Departamento de Estado de los EE. UU. “Aunque el Programa Artemis esté dirigido por la NASA, será un verdadero esfuerzo internacional. Brasil será una parte importante. Los acuerdos [del programa] Artemis se crearon para que sean inclusivos”, expresó Antony Blinken, secretario de Estado de los EE. UU., durante la ceremonia de firma del acuerdo en Brasil.

Al firmar los acuerdos del programa Artemis, los países reconocen su interés mutuo en la exploración y uso del espacio, y establecen una visión común sobre las formas de llevar a cabo estas labores, según los principios de finalidad pacífica, transparencia en las actividades, interoperabilidad de sistemas y difusión de datos científicos, entre otros. “Básicamente, los acuerdos [del programa] Artemis ayudarán a prevenir conflictos en el espacio y en la Tierra, con el fortalecimiento del entendimiento mutuo y la reducción de percepciones erróneas”, destaca el sitio web del Programa Artemis de la NASA.

La adhesión a los acuerdos también representa una oportunidad de cooperación con la NASA. En el caso de Brasil, se dialoga sobre la posibilidad de que la Agencia Espacial Brasileña (AEB) contribuya a la investigación del suelo lunar, “algo que servirá para nuestras actividades mineras y geológicas, en lo que Brasil tiene un buen dominio”, expresó el Coronel ingeniero (r) Carlos Augusto Teixeira de Moura, presidente de la AEB, en una entrevista con el portal web Canaltech.

Share