Destacados

“Nuestros amigos han ampliado mi perspectiva sobre nuestro hogar compartido”

Claudia Sánchez-Bustamante/Diálogo | 23 marzo 2017

El General de Brigada Kevin M. Iiams, comandante de la Fuerza del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU., Sur, conversó con Diálogo sobre su papel, su visión y la misión en el área de operaciones de SOUTHCOM. (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

La Fuerza del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Sur, es el único componente integrante del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés) que tiene su cuartel general en el mismo edificio que este, lo que permite a los miembros de ambas instituciones interactuar y colaborar de manera más estrecha. Diálogo visitó al General de Brigada Kevin M. Iiams, comandante de la Fuerza del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU., Sur (MARFORSOUTH, por sus siglas en inglés), para hablar acerca del papel que desempeña, así como de su visión y misión en la zona de operaciones de SOUTHCOM, en particular, luego de desempeñar su cargo durante un poco más de un año.

Diálogo: ¿Cuáles son las prioridades de MARFORSOUTH en lo que respecta a la zona de operaciones del Comando Sur de los EE. UU.?

General de Brigada Kevin M. Iiams, comandante de MARFORSOUTH: Nuestra prioridad es trabajar con nuestros amigos de toda la región para establecer vínculos entre pares que estén basados en la confianza, de modo que podamos entablar relaciones nuevas y diversas que nos permitan lograr la interoperabilidad y trabajar en equipo en lo que considero son desafíos e intereses comunes a todos los que integramos la región.

Diálogo: ¿Qué espera lograr durante 2017 en particular?

Gral. de Bda. Iiams: En 2017 espero profundizar esos vínculos, lo que significa que debo viajar más para pasar más tiempo con las naciones amigas y con mis homólogos de la región para comprender mejor sus puntos de vista sobre la región. De esa manera, creo poder convertirme en un mejor compañero de equipo. Podré obtener una mejor idea operativa de la región y comprender el entorno, para luego saber cómo aplicar mejor las fuerzas de la Infantería de Marina al teatro de operaciones. En la actualidad, cada seis meses desplegamos la Fuerza de Tarea Aérea-Terrestre (MAGTF, por sus siglas en inglés) para Propósitos Especiales de la Infantería de Marina. Mejorar los vínculos nos brindará la oportunidad de desplegar a los infantes de marina en el momento adecuado y en el sitio indicado, junto con los socios correctos y en pro de los proyectos apropiados. De esa manera, contribuiremos al establecimiento de un mejor estado de derecho, una buena administración y una mejor calidad de vida para todos nuestros amigos de la región.

Diálogo: ¿Cuáles son las prioridades de la MAGTF para Propósitos Especiales para 2017?

Gral. de Bda. Iiams: La MAGTF para Propósitos Especiales estará en los cuatro países del norte de Centroamérica: Belice, Guatemala, El Salvador y Honduras. Ya tenemos un pequeño equipo de cinco a siete infantes de marina ubicados en cada uno de esos países durante todo el año. Son nuestros equipos de Cooperación en Seguridad. En la segunda mitad del año, a fin de cubrir el período en el que es más probable que tengamos huracanes, desplegaremos una MAGTF para Propósitos Especiales completa —unos 294 infantes de marina— en la base aérea de Soto Cano, en Honduras, puesto que esa ubicación nos brinda la flexibilidad estratégica para desplazarnos con rapidez a las zonas que más riesgo corren de ser afectadas por huracanes. Al desplegar esa fuerza podremos interactuar con nuestros socios al emplear recursos técnicos y emprender proyectos en toda la región, a fin de ayudarlos con sus fuerzas militares y con su propia capacidad para responder a eventos de asistencia humanitaria y apoyo en caso de desastres.

Diálogo: Luego de desempeñarse en este cargo durante un poco más de un año (desde enero de 2016), ¿ha cambiado su punto de vista sobre la región?

Gral. de Bda. Iiams: Cuando pasé a ocupar este cargo, tenía muy poca experiencia anterior en Centroamérica y Sudamérica y estaba muy entusiasmado con la idea de aprender un idioma nuevo y hacer nuevos socios. Disfruto mucho de conocer a nuestros socios de la región: los jefes de los cuarteles generales de las infanterías de marina de las naciones amigas, los comandantes de las infanterías de marina y nuestros colegas navales. Creo que eso ha sido lo mejor en lo que respecta a este cargo. Ellos ampliaron mi perspectiva y me permitieron comprender que esta es en verdad nuestro hogar compartido, y si trabajamos juntos, con nuestros diversos puntos de vista y nuestros intereses comunes, podremos examinar con claridad la zona y la región para diseñar soluciones dinámicas y exclusivas que nos permitan afrontar los verdaderos desafíos que tenemos por delante.

Diálogo: ¿Qué aspecto de la seguridad regional en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe le preocupa más o considera que es el mayor problema?

Gral. de Bda. Iiams: Lo que más me preocupa son todos esos actores y grupos nefastos que encuentran la forma para actuar en la región y, básicamente, las redes ilícitas a través de las cuales operan. Pueden moverse y tejer sus redes a través de todas las naciones amigas y afectan sus gobiernos. Disminuyen la capacidad de los gobiernos para ofrecer una buena administración a su gente, además de afectar la calidad de vida y los derechos humanos. Por consiguiente, pienso que nuestro mayor desafío es combatir esas redes que nos amenazan, y para hacerlo debemos unirnos como región. Este es nuestro hogar y esas redes nos afectan a todos. Creo que si examinamos esos desafíos como familia, junto con todas las naciones amigas, y llegamos a comprender que es una amenaza que nos atañe a todos, entonces podremos aplicar nuestros diversos recursos, hacerles frente y derrotarlas.

Diálogo: ¿Qué importancia tiene la colaboración regional conjunta entre las naciones amigas y los Estados Unidos para formar ese frente unificado?

Gral. de Bda. Iiams: Todos debemos darnos cuenta de que ninguno de nosotros es tan bueno ni tan capaz como podemos serlo si nos unimos. Todos aportamos determinadas capacidades y cualidades que contribuyen a la relación y a los recursos que podemos aplicar en conjunto para combatir estos desafíos que nos afectan a todos. El terreno de esta región es muy complejo. Tenemos diversos sistemas ribereños, amplias zonas litorales abiertas al océano y al Caribe. Tenemos la cadena montañosa de los Andes, así como una selva profunda y densa y, entre todo eso, contamos con fuerzas que han desarrollado capacidades que están entre las mejores de toda la región. Cuando permitimos que nuestros socios aporten esas capacidades como parte de un equipo todos mejoramos: cada uno de nosotros. Como equipo somos mejores, y seremos más fuertes y más capaces para combatir las amenazas que emergen en toda la región.

Diálogo: ¿Qué estrategias regionales ha adoptado o piensa adoptar para lograr esos objetivos?

Gral. de Bda. Iiams: En sintonía con SOUTHCOM, deseamos colaborar más estrechamente con las naciones de la región. Una vez más, la fuerza de nuestra respuesta provendrá de esos vínculos de amistad o del modo en que empoderemos a nuestros amigos. Por lo tanto, desde la perspectiva de MARFORSOUTH, lo que haremos será llevar a nuestros equipos de Cooperación de Seguridad para que capaciten a nuestros socios y al mismo tiempo, en esa misma interacción, ellos nos capacitarán a nosotros. También deseamos mejorar nuestra capacidad colectiva para combatir las amenazas que nos son comunes, de modo que cuando sea necesario podamos trabajar juntos con gran interoperabilidad y garantizar el éxito.

Diálogo: ¿De qué modo los vínculos que establece lo ayudan a fortalecer y fomentar la colaboración entre el Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. y las infanterías de marina de las naciones amigas?

Gral. de Bda. Iiams: Como siempre dice el Almte. [Kurt] Tidd [comandante del SOUTHCOM]: “Este hemisferio es nuestro hogar, nuestro hogar hemisférico”. Ha sido y continuará siendo nuestro hogar hemisférico y todos debemos reconocer ese hecho. Los vínculos y la unidad son tan profundos entre los pueblos de las Américas, que observarlo y formar parte de ello es totalmente maravilloso. Además, como usted sabe, hay un vínculo de confianza muy especial entre los infantes de marina. En esta región, con las amplias zonas litorales y sistemas ribereños, tenemos muchos cuerpos de infantería de marina desarrollados aquí. Esos cuerpos de infantería de marina jóvenes han sido aceptados por sus países que, al igual que los Estados Unidos, saben de la utilidad de tener soldados del mar. Nosotros, los infantes de marina, nos unimos y sabemos lo especial que es ser infante de marina. Así que cuando logramos reunirnos con los cuerpos de infantería de marina de las naciones amigas, se genera una confianza inmediata y un reconocimiento de las capacidades, que luego utilizamos para pasar con rapidez a la interoperabilidad, la colaboración y las operaciones para luchar contra estas amenazas.

Diálogo: ¿Siente que su experiencia anterior en el Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM, por sus siglas en inglés) y otras zonas de operaciones lo prepararon para este cargo? ¿Qué enseñanzas obtenidas en el pasado trajo consigo a la función que desempeña en la actualidad?

Gral. de Bda. Iiams: Durante el tiempo que pasé en CENTCOM y luego en el Estado Mayor Conjunto dentro del Pentágono, pude observar al Gobierno de los Estados Unidos mientras trabajaba en algunos problemas muy dinámicos y de difícil solución. Eran problemas muy complicados, y pude ver cómo aplicamos un método que involucraba a todo el gobierno, a los diferentes organismos, los servicios y las naciones amigas, para enfrentar esos desafíos. Ahora veo que lo mismo ocurre a nivel internacional en este escenario de operaciones, donde todos nuestros socios tienen encuentros, aportan capacidades diversas y en ocasiones únicas, para trabajar juntos y adoptar un enfoque colectivo unificado que nos permita abordar problemas muy complejos. Con MARFORSOUTH, en la zona de operaciones de SOUTHCOM, intento aplicar a escala internacional la experiencia que obtuve a nivel nacional. Además, en la Tercera Ala de Aviación de la Infantería de Marina, que fue mi último trabajo, tuve un mentor excepcional, el comandante del ala, quien me enseñó a dirigir de forma eficaz grandes formaciones de infantes de marina. Eso constituye una parte importante de lo que hacemos aquí y, al desplegar infantes de marina en el terreno, deseo brindar al Almte. Tidd una mejor idea de lo que ellos pueden aportar al trabajo. Deseo mostrarle lo que podemos hacer con nuestros socios de la región: desde la asistencia humanitaria hasta la respuesta frente a los desastres, y desde el interrelacionamiento hasta el empoderamiento. Además, en la Tercera Ala de Aviación de la Infantería de Marina, serví con grandes líderes de la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina, lo que me dio la oportunidad de desarrollarme como joven general y de observar la gama de aportes que el Cuerpo de Infantería de Marina puede ofrecer como socio. Fue un trabajo muy beneficioso para mí, porque me permitió observar cómo nuestro comando puede utilizar al Cuerpo de Infantería de Marina para hacer un aporte positivo a esta zona de operaciones.

Diálogo: ¿Hay algo más que desee añadir para nuestros lectores de la región?

Gral. de Bda. Iiams: Me honra establecer vínculos con algunos de los socios que he conocido en esta región: con los servicios militares y los dirigentes de todas partes. Estoy ansioso por trabajar otro año, tal vez dos, junto a ellos y formar parte de su equipo. Cada día aprecio más la diversidad de los puntos de vista que hay en nuestra zona de operaciones y disfruto mucho de la riqueza cultural del continente americano. Desde el norte hasta el sur, es una región formidable y creo que tenemos una oportunidad excepcional de ver cómo podemos interrelacionar todo lo que tenemos en común y todo lo que nos diferencia para crear algo que nos beneficie a todos.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 10
Cargando las Conversaciones