Crimen organizado amenaza a las democracias en el continente

Por Dialogo
marzo 05, 2012


La violencia y la capacidad corruptora del crimen organizado constituyen una amenaza para las democracias y la economía en el continente, plantearon autoridades en un foro de funcionarios judiciales, fiscales y ministros de los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) inaugurado el 1 de marzo en México.

“El crimen organizado trasnacional representa el mayor desafío al Estado en este momento en el mundo, y en particular en nuestro adolorido continente”, dijo el presidente mexicano, Felipe Calderón, en la inauguración de la Reunión Hemisférica de Alto Nivel contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

“En los últimos 15 años las redes delictivas transnacionales han forjado nuevas alianzas de gran alcance entre sí y con figuras poderosas en los negocios y el gobierno”, dijo en su intervención James Cole, subsecretario de justicia de los Estados Unidos.

Con más de 150.000 homicidios en 2010, según el informe de la Organización de Estados Americanos, dado a conocer en 2011, el continente americano es la región más violenta del mundo.

Detrás de muchos de esos asesinatos están grupos criminales, que además son responsables de delitos como el tráfico de drogas, armas e inmigrantes, entre otros, y se ha convertido en “una amenaza cumplida contra la gobernabilidad democrática”, según dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

En la sesión inaugural, Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, advirtió que el crimen organizado amenaza con intervenir en procesos electorales en el continente americano incluso con la imposición de candidatos.

Añadió que la delincuencia y la violencia son “las principales amenazas a la seguridad” en el continente americano, donde en 2010 se registraron más de 357.000 muertes violentas, entre las cuales se cuentan más de 150.000 homicidios dolosos, 75 por ciento de ellos con armas de fuego, según un informe del Observatorio de Seguridad de la OEA.

Blackwell mencionó también que actividades económicas como la agricultura y el turismo, se ven directamente afectadas por las acciones del crimen organizado.

Ante esta amenaza, Calderón llamó a lanzar un frente común creando esquemas de cooperación hemisféricos y la actualización de los distintos instrumentos internacionales para adecuarlos al nuevo desafío que plantea la delincuencia trasnacional.





Share