Operación Tenaz golpea al narcoterrorismo en el VRAEM

Operation Tenacious Strikes Narcoterrorism in the VRAEM

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
diciembre 20, 2017

En una operación conjunta en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) entre el Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales (CIOEC), el Comando Especial del VRAEM (CE-VRAEM) y la Policía Nacional del Perú, más de 1.000 efectivos dieron un golpe a remanentes terroristas aliados al narcotráfico en ese país, a través de la Operación Tenaz. Las autoridades ejecutaron varias operaciones de intervención de vehículos e insumos químicos usados en la elaboración de drogas ilegales en la zona entre octubre y noviembre.

“En el VRAEM es muy complicado trabajar. Al sumar esfuerzos a una sola operación logramos obtener el control territorial sobre partes del área que hacía mucho tiempo no se ingresaba por diferentes razones”, dijo a Diálogo el Almirante Francisco Calisto Giampietri, comandante del CIOEC. “Se obtuvo la ventaja táctica sobre ellos [los terroristas] con inteligencia y trabajo en conjunto”.

La ventaja táctica se debió al minucioso estudio de terreno, al desarrollo táctico y a la capacidad de maniobra de las patrullas. En el operativo contribuyó además el sistema de comando y control que permitió reposicionar patrullas en tiempo real. Las acciones ayudaron a maniobrar en el área sin perder de vista el objetivo principal.

“Fue una operación grande, contundente y exitosa. Nosotros fuimos con una actitud ofensiva totalmente”, comentó a Diálogo el Almirante José Luis Paredes, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú (CCFFAA). “Con esta acción los remanentes del terrorismo pierden significativamente la capacidad operativa y logística”.

Enfrentamientos y acciones paralelas

Gracias al trabajo conjunto, una patrulla de reconocimiento del Comando Especial del VRAEM (CE-VRAEM), enfrentó a una columna del grupo rebelde Sendero Luminoso, en Ayacucho. Durante la ofensiva fue neutralizado un presunto terrorista conocido como “Ciro”, y otros cuatro resultaron heridos.

“Se trabajó en varios escenarios a la misma vez, que no es lo que normalmente sucede”, indicó el Almte. Calisto. “Este tipo de operaciones van en un proceso lógico de aprendizaje amarrado al análisis de los eventos anteriores que se han podido desarrollar en zonas parecidas”.

En otra confrontación, las autoridades se enfrentaron con los delincuentes en el sector Montehuasi de la zona del Vizcatán, al centro sur de Perú y considerado el bastión de los terroristas. En este choque fueron neutralizados dos delincuentes y se produjo un número indeterminado de heridos. Luego del segundo enfrentamiento, las unidades combinadas localizaron un campamento terrorista y un almacén logístico de avanzada con alimentos que pertenecían a Jorge Quispe Palomino, también conocido como “Raúl”, segundo al mando de Sendero Luminoso. Además, fueron incautadas armas y cartuchos de diversos calibres, equipos de radio y comunicación.

De igual forma, las fuerzas militares y policiales realizaron una serie de operaciones contra el tráfico ilícito de drogas en los poblados de Mayapo, Villa Aurora y Junín del VRAEM. Las autoridades incautaron 15 kilogramos de pasta básica de cocaína, destruyeron 2 toneladas de hoja de coca y 5 toneladas de insumos químicos. Además, destruyeron cinco laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína y dos pistas de aterrizaje clandestinas. En estas acciones fueron detenidos 13 delincuentes.

“La conformación de la Operación Tenaz no es otra cosa más que una [versión] de un concepto que se viene jalando desde [hace] tiempo. Estar bajo un comando unificado nos ha dado excelente resultado. Hemos podido compartir medios y complementar esfuerzos”, resaltó el Almte. Calisto. “No es un tema de cantidad de gente. Es un tema de complementar las capacidades operativas”.

Presencia del Estado

“El VRAEM tiene un problema que no va a solucionar el soldado o el policía. Mientras que [haya presencia estatal] en el VRAEM va a estar controlado. En el momento que la saquemos, ese espacio será inmediatamente remplazado por otra persona”, precisó el Almte. Calisto. “Las operaciones militares-policiales son solo un componente”.

“La gente debe sentirse respaldada”, agregó el Almte. Paredes. “Debe tener la seguridad de seguir con las actividades cotidianas porque donde no se encuentra el Estado no hay seguridad para vivir”.

Las operaciones estratégicas simultáneas en el VRAEM van a continuar. En 2017, las 56 bases militares terrestres y fluviales desplegadas en la región han ejecutado aproximadamente 2.800 operaciones de diversa índole. “El objetivo principal de las operaciones es la pacificación”, enfatizó el Almte. Paredes. “El éxito de las operaciones es devolver el estado de derecho y el orden interno a la población”.

El CCFFAA conduce operaciones y acciones para impulsar el desarrollo sostenible del VRAEM a través de diversos programas sociales, como brindar servicios básicos de salud y educación y generar oportunidades de desarrollo económico. El Almte. Calisto destacó el apoyo de las operaciones combinadas. “Esto no es un trabajo exclusivo de las Fuerzas Armadas o de la policía”, agregó.

La suma de los esfuerzos en esa zona del Perú involucra la observación absoluta de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. “Estamos entrenados y capacitados para el empleo del uso de la fuerza dando el cumplimiento irrestricto que manden los derechos humanos, eso es lo que nos diferencia de esa gente que vive de ilícitos, del narcotráfico y del terrorismo”, subrayó el Almte. Paredes. “Para el Estado es un reto y un compromiso dejar el VRAEM pacificado. Nosotros tenemos que cumplir el reto pronto. No vemos ese objetivo como muy lejano”, finalizó.
Share