Operación Martillo: Lancha Stiletto lucha contra el narcotráfico

Operation Martillo using a Stiletto to stop traffickers

Por Dialogo
abril 25, 2013




, EE.UU. – Señores traficantes: Están advertidos. Corren el riesgo de ser perseguidos por una Stiletto.
No, no se trata de una navaja sino de una lancha, de 27 metros de eslora y 12 metros de manga que alcanza una velocidad de más de 50 millas por hora y está repleto de radares, computadoras y pantallas que pueden detectar cualquier cosa en el agua. La originalidad de su casco en forma de M y sus cuatro motores diésel de 1.650 caballos de fuerza cada uno permiten a este bote de US$10 millones navegar rápidamente, dejando apenas una pequeña estela.
Se espera que la lancha Stiletto se convierta en un instrumento de gran importancia para la Operación Martillo, una misión regional antidrogas que reúne a países del hemisferio occidental y de Europa para detener el flujo de estupefacientes a través de América Central.
La lancha Stiletto también tiene espacio para guardar un bote inflable que los miembros de las unidades antidrogas pueden usar para acercarse a las embarcaciones que deban abordar.
Cerca del 80% de los cargamentos de cocaína son trasladados por vía marítima. Alrededor del 90% de la cocaína que ingresa en Estados Unidos lo hace a través de México y América Central, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de Naciones Unidas.
La Operación Martillo es dirigida por la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur, con base en Key West, Florida, pero depende en gran medida del trabajo llevado a cabo en cooperación con organismos policiales y militares de otros países.
“Basándome en mis 30 años de experiencia luchando contra este problema en particular, puedo decir que todas las naciones del istmo centroamericano, Estados Unidos, los socios europeos y canadienses, [entre otros], trabajan en conjunto hoy más que nunca, como resultado directo de la Operación Martillo”, declaró en enero el director de JIATF-S, contralmirante Charles D. Michel, durante la clausura del primer año de operaciones.
Y qué primer año ha sido.
Desde su inicio en enero de 2012, la Operación Martillo ha incautado o colaborado en el decomiso de 127 toneladas (279.987 libras) de cocaína en 2012, según reportó JIATF-S. Las autoridades también han confiscado 56 lanchas rápidas, seis botes panga, dos embarcaciones motorizadas, dos embarcaciones semisumergibles, dos veleros, seis vehículos, siete barcos pesqueros y 12 aeronaves, con la detención de sus respectivos tripulantes, según Michel.

Una lancha rápida típicamente puede transportar 1.000 kg de cocaína.
“La Operación Martillo tiene como objetivo impedir o dificultar significativamente las operaciones de los traficantes en las rutas litorales de ambos lados del istmo centroamericano y así obligarlos a que operen mar adentro. Todavía no hemos logrado eso en ambos lados del istmo”, declaró Michel. “En el lado Caribe sí hemos podido alterar un poco las rutas del narcotráfico”.
El ímpetu de la Operación Martillo continúa en 2013, pues este año ya se han registrado grandes incautaciones de drogas.
• El Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN) confiscó 1,475 toneladas de cocaína y arrestó a cuatro ciudadanos colombianos, informó el 23 de abril el director del SENAN, Belsio González. La confiscación – la más grande del país en lo que va del año – ocurrió el fin de semana pasado cuando las autoridades identificaron una embarcación sospechosa en la costa de la provincia central de Veraguas. Las autoridades persiguieron la embarcación por algunos minutos antes de abordarla. La cocaína estaba empaquetada en 59 alijos.
• Fuerzas de seguridad estadounidenses arrestaron a 103 sospechosos el 3 de abril en la que fuera descripta como una “operación masiva” contra los traficantes de heroína y cocaína que operan entre el Caribe y el estado estadounidense de Connecticut.
• A principios de marzo, las fuerzas antidrogas de EE.UU. y Guatemala confiscaron en el Pacífico oriental más de 998 kg de cocaína por un valor superior a los US$90 millones.
• El 13 de marzo, la Guardia Costera de Costa Rica incautó 1.5 toneladas de cocaína después de que la tripulación de una lancha huyera para evitar ser arrestada, informó Mauricio Boraschi, comisionado nacional antinarcóticos de Costa Rica. Las autoridades costarricenses han incautado cinco toneladas de cocaína, erradicado 51.494 plantas de marihuana y desmantelado hasta cuatro pandillas de narcotraficantes en lo que va del año, según el Ministerio de Seguridad.
• El 4 de enero, la fragata USS Gary de la Armada estadounidense interceptó una embarcación sospechosa que llevaba 600 libras de cocaína. La Guardia Costera confiscó la droga avaluada en aproximadamente US$22 millones.
Michel, sin embargo, aclaró que queda mucho trabajo por hacer.
“Hemos visto cambios de estrategia en lo relacionado a las rutas de las drogas en el Caribe occidental”, añadió. “En el lado este del Pacífico, todavía tenemos que lograrlo. Hemos apreciado algunos cambios pero en el Pacífico confrontamos muchos más desafíos que en el Caribe para cambiar significativamente las rutas de las drogas. Lo que sí puedo decir es que, fuera de las rutas centroamericanas, no hemos podido apreciar cambios en otras rutas, por ejemplo en las de altamar en el Pacífico este o en Asia o en el Caribe central y occidental. Todas esas rutas siguen como siempre, como eran antes, pero nosotros intentamos estudiarlas constantemente”.
Share