Nuevo comandante de AFSOUTH destaca creación de sólidas asociaciones en la región

Nuevo comandante de AFSOUTH destaca creación de sólidas asociaciones en la región

Por Steven McLoud/Diálogo
junio 01, 2021

El día 21 de agosto de 2020, el General de División Barry Cornish asumió el mando de las Fuerzas Aéreas del Sur (AFSOUTH en inglés) de los Estados Unidos, en la Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, en Tucson, Arizona. AFSOUTH es el componente aéreo del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM) que se encarga de combatir amenazas regionales, prestar asistencia humanitaria y capacitar a los países socios.

El Gral. de Div. Cornish conversó con Diálogo sobre el rol de AFSOUTH en la región y sobre Bandera Roja-Rescate (Red Flag-Rescue), un ejercicio de búsqueda y rescate en combate de primer nivel, en el cual también participaron la Fuerza Aérea Colombiana junto con Alemania y Francia. El Gral. de Div. Cornish, quien fue piloto de combate en misiones en Irak, habló sobre el entrenamiento que recibió en Bandera Roja, el cual lo preparó para esas misiones.

Diálogo: ¿Podría hablarnos del ejercicio Bandera Roja y de la importancia que tiene la participación de la Fuerza Aérea Colombiana en este ejercicio?

El Gral. de Div. Cornish, el Cnel. de la Fuerza Aérea Colombiana Danysh Forero Camacho, oficial de enlace extranjero colombiano de AFSOUTH, y miembros de la tripulación, recorren un Hércules C-130E reconstruído, donado a Colombia a través del programa Exceso de Artículos de Defensa, en la Base Davis-Monthan de la Fuerza Aérea, en Arizona, el 14 de septiembre de 2020. (Foto: Sargento Segundo de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Angela Ruiz)

General de División de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Barry Cornish, comandante de AFSOUTH: El ejercicio Bandera Roja es conocido en todo el mundo como el lugar ideal para llevar a cabo entrenamientos realistas. Comenzó en la Base Nellis de la Fuerza Aérea. Tenemos [los ejercicios] Bandera Roja en Alaska, y Bandera Roja-Rescate aquí, en el centro de excelencia para [el entrenamiento de] fuerzas de rescate. Durante mi primera participación en Bandera Roja como piloto de un caza F-15, mi escuadrón se estaba preparando para desplegarse en Irak. Cuando llegué a Irak y a mi primera misión de combate sentí, en cierto modo, que ya había estado allí. Entre todo el entusiasmo, la planificación y la ejecución, sentí que nada de esto era nuevo para mí. Y no lo era, porque ya lo había vivido durante Bandera Roja en la Base Nellis de la Fuerza Aérea. Esa es la finalidad del ejercicio, proporcionar ese entrenamiento realista. Hemos demostrado que cuanto más realista es el entrenamiento en tiempos de paz, más letales y capaces de supervivencia son nuestras tripulaciones.

La participación colombiana es interesante, porque ellos recorrieron un largo camino como fuerza aérea, principalmente a través de nuestra asociación. Con el tiempo el Programa de Asociación Estatal con la Guardia Nacional Aérea de Carolina del Sur realmente rindió frutos. Esto les permitió venir aquí y operar de verdad en un ambiente al que no tienen acceso en Colombia, en un entorno exigente, disputado, degradado y operacionalmente limitado. [El ejercicio] realmente forma mejores líderes para el futuro, y aumenta nuestra interoperabilidad con quien sería nuestro socio latinoamericano más fuerte.

Diálogo: ¿Cuáles son los principales desafíos de las fuerzas aéreas en la región? ¿Cómo puede cooperar con ellos para enfrentar las amenazas a la seguridad regional?

Gral. de Div. Cornish: Uno de sus desafíos es la misión permanente para combatir el crimen transnacional. Lo viven día a día, especialmente la Fuerza Aérea Colombiana, que lucha contra las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia] y el ELN [Ejército de Liberación Nacional], y están haciendo un gran trabajo. Ahora se volvió más difícil, porque el equipamiento es obsoleto y tienen problemas presupuestarios, como todas las fuerzas aéreas. No obstante, la pandemia de COVID-19 ha agravado la situación, en un momento muy difícil para el país. Por lo tanto estamos tratando de centrarnos realmente en la construcción, la interoperabilidad, y el desarrollo profesional de la fuerza.

Diálogo: ¿Cuáles son las principales capacidades que comparte AFSOUTH con los países socios de la región?

Gral. de Div. Cornish: Principalmente nos dedicamos a la cooperación para la seguridad. Nos enfocamos en el espacio aéreo y los dominios cibernéticos. Nuestras deducciones de planificación y plan de apoyo de campañas se combinan con la planificación y la estrategia de campaña de SOUTHCOM. Y estamos allí para demostrar que somos un socio preferencial, que respondemos ante las crisis cuando es necesario. Y estaremos allí con nuestros países socios para comprometernos con la paz en nuestro hemisferio y asegurar un futuro libre y próspero para todos nosotros.

El General de División de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Barry Cornish asume formalmente el mando de AFSOUTH, ante la mirada del Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante de SOUTHCOM, el 21 de agosto de 2020. (Foto: Sargento Tercero de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Kenneth New)

Diálogo: ¿Cuál ha sido el papel de AFSOUTH durante la pandemia?

Gral. de Div. Cornish: Actualmente estamos planificando una operación denominada H.E.A.R.T. (Equipo de Respuesta de Asistencia para la Salud), un tipo de fuerza aérea equivalente al USNS Comfort. Nos enfocaremos principalmente en aquellos países que más necesitan ayuda por COVID, para brindar asistencia y distribuir vacunas en donde podamos, con el objetivo general del esfuerzo gubernamental de brindar ayuda por COVID a nuestros fuertes socios en Latinoamérica y el Caribe.

Diálogo: ¿Cómo promueve la cooperación para la seguridad con las fuerzas aéreas de la región?

Gral. de Div. Cornish: Tenemos una serie de encuentros planificados con equipos de entrenamiento móvil. Tenemos un escuadrón de asesoramiento que viaja ocasionalmente a los lugares. Estuve muy ocupado interactuando con varios socios a nivel jefes de fuerzas aéreas, ya sea en la región o invitándolos a venir aquí para celebrar reuniones de alta jerarquía. Siempre estamos buscando oportunidades para entrenarnos, para promover el desarrollo profesional a través del programa IMET [Educación y Entrenamiento Militar Internacional], así como también nuestro programa de intercambio de personal militar. En realidad, esto no solo beneficia a las instituciones de la Fuerza Aérea de los EE. UU. y a nuestros países socios, sino también a la construcción de relaciones sólidas y la confianza entre ellos.

Diálogo: ¿Cuál es su objetivo principal como comandante de AFSOUTH?

Gral. de Div. Cornish: Cuando expuse al comando mis áreas de enfoque principalmente me concentré en cuatro cosas. Primero, el oficiar de embajadores. Siento que todos nosotros, e incluyo a nuestros oficiales de enlace extranjeros porque formamos parte de un equipo, que todos somos embajadores de nuestros países. Y construimos confianza entre nosotros y mantenemos esa confianza.

En segundo lugar como saben, nuestro comando, nuestro país, nuestros socios, esperan que seamos los mejores líderes posibles en componentes de servicio. Somos pilotos y se espera que dominemos el espacio aéreo y el espacio cibernético.

En tercer lugar la integración conjunta. En todo lo que hacemos debemos hallar la forma de mejorar cómo nos desempeñamos en todos los componentes de nuestras operaciones conjuntas, actividades e inversiones. Y les digo a todos mis amigos: si tienen un homólogo en los demás componentes también deben desarrollar esa relación, porque eso simplemente nos hace mejores.

Por último adoptar una mentalidad competitiva, algo que a veces le cuesta comprender a la gente. Entendemos lo que significan la paz y la guerra y lo que significan los conflictos y las crisis. Pero competir día a día con grandes potencias que están encontrando nuevas formas de obstaculizar nuestra influencia en todo el mundo requiere de una mentalidad competitiva, y aquí aplicamos todos nuestros instrumentos de poder, no solo en el Departamento de Defensa [de los EE. UU.], sino también en nuestra interagencia, para implementar lo que creo que el secretario de Defensa [de los EE. UU.] Lloyd Austin denominó disuasión integrada.

Si lo hacemos bien y competimos con fortaleza cada día, evitaremos conflictos en el futuro. En estos aspectos me estuve enfocando.

Share