Nuevos golpes al narcotráfico en el Pacífico colombiano

La Armada Nacional de Colombia incautó más de una tonelada y media de cocaína en el Pacífico colombiano.
Marian Romero/Diálogo | 17 noviembre 2017

En 2017 la Fuerza Naval del Pacífico de la Armada Nacional de Colombia incautó más de 81 toneladas de clorhidrato de cocaína. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

La Armada Nacional de Colombia (ARC) interceptó un total de 1.675 kilogramos de cocaína en las aguas del departamento de Nariño, en el suroeste del país. La incautación fue el resultado de dos operaciones. Según la ARC, la droga tendría un valor aproximado a los US$ 55 millones en el mercado internacional.

El Cuerpo Técnico de Investigación de la Policía Nacional de Colombia realiza el proceso judicial en tierra, que incluye la Prueba Inicial Preliminar Homologada para determinar si la mercancía es cocaína. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

La noche del 16 de octubre, la Fuerza Naval del Pacífico de la ARC, que realizaba labores de control de tráfico marítimo, interceptó una lancha tipo langostera en el área del municipio de Mosquera, en el departamente de Nariño. Al detectar los patrulleros, los tres tripulantes intentaron huir pero fueron detenidos. A bordo de la lancha, que según las autoridades avanzaban con destino a Centroamérica, se incautaron 979 kilogramos de cocaína empacada en 24 bultos –un valor superior a los US$ 32 millones.

“Los efuerzos de la Armada Nacional están concentrados en la interdicción marítima, en detectar las embarcaciones que ya están listas para llevar la droga al exterior”, dijó a Diálogo el Vicealmirante de la ARC Luis Hernán Espejo, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico. “De esa manera el golpe para los delincuentes es mayor porque afecta directamente sus finanzas”.

En otro incidente a mediados de Septiembre de 2017, unidades de la Flotilla de Superficie y de Guardacostas de la Fuerza Naval del Pacífico hallaron 696 kilogramos de cocaína sembrados en el agua. Los patrulleros ubicaron 25 bultos sellados y amarrados entre sí que narcotraficantes habían lanzado al mar para burlar el control de la ARC.

“Situaciones como esta las encontramos a menudo en ambas costas del país. Ya no se trata solamente de esconder la droga en algún medio de transporte; el uso de la tecnología es crucial para evitar las entregas directas entre personas, simplemente comparten la información de la ubicación exacta de la mercancía a nivel satelital para hacer entregas en altamar”, dijo el Valmte. Espejo. “Aun así vale la pena encontrarlos porque la incautación de esa mercancía descontó al menos US$ 23 millones de las arcas de los delincuentes”.

El control del mar

El medio marítimo sigue siendo el más utilizado por los narcotraficantes para el transporte de droga. Colombia tiene una línea costera de más de 3.000 kilometros con el mar Caribe y el océano Pacífico. Por su parte, el Pacífico colombiano es una zona compleja con un litoral de casi 1.500 kilometros que se extiende por cuatros departamentos (Chocó, Valle del Cauca, Cauca, y Nariño). La región es selvática y de difícil acceso, por lo que los delincuentes se mueven por diversos ríos y esteros que caracterizan la zona y que constituyen la mayor –en algunos casos las únicas– vías de comunicación.

En la región –una de las de menor desarrollo del país– la pesca es uno de los mayores medios de subsistencia de la población local. A diario, cientos de lanchas pescadoras salen al mar por la costa del Pacífico.

La Fuerza Naval del Pacífico ejecuta operaciones navales que le permite mantener el control y la seguridad en las zonas marítimas, terrestres y fluviales del litoral Pacífico. Sus unidades adelantan patrullaje para detectar e interceptar actividades ilícitas con énfasis en el narcotráfico.

Una vez terminados los procesos de judicialización, la mercancía es destruida por la Policía Nacional de Colombia –la cual incautó 285 toneladas de cocaína en 2017. (Foto: Policía Nacional de Colombia)

“Los narcotraficantes disponen de […] lanchas –llamadas mosca– con dispositivos satelitales para idenficar la posición de la guardia costera. Algunas veces el buque de la Armada es perseguido por estas lanchas sin carga para no perder de vista su posición encubierta”, reveló el Valmte. Espejo. “Cuando la embarcación percibe que nos aproximamos para la interceptación, la reacción immediata es liberar la carga en el mar, así nos ponen a elegir entre detener la lancha o rescatar la droga. Usualmente capturamos a los tripulantes de la lancha y posteriormente recuperamos la mercancía para tener el material probatorio”.

Estos procedimientos deben realizarse con celeridad. De lo contrario las autoridades arriesgan perder parte de la mercancía y que los paquetes sean encontrados por pescadores, lo que se conoce en la región como pesca blanca.

Lucha contra el narcotráfico

El narcotráfico y el crimen organizado son una amenaza para Colombia. Según el Informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2017, del Departamento de Estado de los EE. UU., Colombia es el primer productor mundial de cocaína a pesar de los esfuerzos y logros del Gobierno. Por su parte, la Admistración para el Control de Drogas de EE. UU. indicó en su reporte Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2017  que cerca del 92 por ciento de la cocaína incautada en los EE. UU. en 2016 provino de Colombia.

“El Ministerio de Defensa tiene como prioridad atacar el narcotráfico en todos los componentes del sistema, en espacios terrestres, marítimos, fluviales, aéreos y de infraestructura. Para eso existen diferentes programas que van desde la erradicación integral de cultivos ilícitos hasta el fortalecimiento de la investigación y judicialización, y la cooperación internacional”, dijo el Mayor General José Ángel Mendoza, director de la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional. “No obstante, el énfasis de nuestra labor está en los componentes posteriores a los cultivos, pues representa una mayor afectación a las estructuras del narcotráfico”.

En 2017 la Policía Nacional incautó 285 toneladas de cocaína, o sea 22 toneladas más que en el 2016. De ellas la Fuerza Naval del Pacífico interceptó más de 81 toneladas.

A pesar de los desafíos, la ARC continúa la lucha en contra del narcotráfico. “Las redes criminales mantienen una alta capacidad de adaptabilidad, pero la coordinación entre las diferentes instituciones de la fuerza pública nacional y las autoridades internacionales han permitido resultados cada vez más positivos”, concluyó el Gral. Mendoza.

 

 

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 5
Cargando las Conversaciones