• Home »
  • Uncategory »
  • New Measures Further Constrain Iranian Oil Revenues, Target Iran’s Human Rights Abusers

Medidas restringen ganancias del petróleo iraní

Por Dialogo
febrero 11, 2013


El 7 de enero, Estados Unidos tomó una serie de medidas para endurecer sanciones impuestas a Irán sobre el acceso a sus ganancias del petróleo y poner en evidencia las continuas violaciones a los derechos humanos que perpetra el gobierno iraní.

Las disposiciones principales de la Ley de Reducción de Amenazas Iraníes y de Derechos Humanos en Siria de 2012 (TRA), que entraron en vigencia el 7 de enero, amplían el alcance de las sanciones sobre transacciones entre el Banco Central de Irán y determinadas instituciones financieras iraníes al restringir la facultad de Irán para utilizar los ingresos en concepto del petróleo depositados en instituciones financieras extranjeras y al evitar la repatriación de estos fondos a Irán.

Luego de consultar con el Departamento de Estado norteamericano, el Departamento del Tesoro también señaló a una persona y a cuatro entidades por su participación en las actividades de censura del gobierno iraní. Estas actividades restringen la libre circulación de información en Irán y castigan a los ciudadanos de ese país que intenten ejercer la libertad de reunión y de expresión.

“Nuestra política es clara: mientras Irán siga desatendiendo las preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear, Estados Unidos impondrá sanciones más estrictas e intensificará la presión económica contra el régimen iraní”, dijo el subsecretario para Asuntos de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro, David S. Cohen. “También apuntaremos a aquellos iraníes responsables de violaciones a los derechos humanos, en particular aquellos que impidan a la población iraní ejercer sus libertades básicas de expresión, reunión y palabra”.

El 7 de febrero se cumplieron 180 días desde que el presidente Obama firmara la ley TRA, cuyo Artículo 504 enmienda las sanciones vigentes que se incluyen en la Ley de Autorización de Defensa Nacional del Año Fiscal 2012 (NDAA) y que apuntan al Banco Central de Irán, determinadas instituciones financieras iraníes y el sector energético de ese país.

Luego de 180 días, el Artículo 504 redujo la excepción para países que han reducido de manera significativa sus compras de crudo iraní, y que así la excepción solo se aplique a transacciones financieras que faciliten el comercio bilateral entre el país al que se le otorgó la excepción e Irán. Para que la excepción se aplique a transacciones financieras, los fondos debidos a Irán como resultado de dicho comercio bilateral ahora tendrán que acreditarse en una cuenta ubicada en el país al que se le otorgó la excepción y no se podrán repatriar a Irán.

Esta disposición aumentará significativamente la presión económica sobre Irán al restringir la repatriación de sus ingresos provenientes del petróleo. Además de confinar de forma efectiva los ingresos iraníes en concepto de petróleo en el extranjero, esta disposición restringe drásticamente para Irán el uso de estos ingresos en el comercio bilateral y limita seriamente su capacidad para transferir fondos a través de diversas jurisdicciones.



Share