Armadas de Colombia, Brasil y Perú se unen para combatir el narcotráfico

Navies of Brazil, Colombia, and Peru Join Forces to Fight Drug Trafficking

Por Dialogo
mayo 29, 2015




Las Armadas de Brasil, Colombia y Perú unirán sus esfuerzos en Bracolper Naval 2015, una operación militar para combatir los delitos transnacionales que se presentan actualmente en la región amazónica compartida por estos tres países

“La operación naval está orientada a desarrollar la capacidad de interoperabilidad a través de ejercicios tácticos combinados e incrementar las capacidades de los elementos de la Marina de Brasil, la Armada Nacional de Colombia y la Marina de Guerra del Perú en la lucha contra las organizaciones criminales en la Amazonía”, señaló el Contraalmirante retirado de la Marina de Perú, Juan Rodríguez Kelley.

Las organizaciones internacionales de narcotráfico operan en la Triple Frontera entre Brasil, Colombia y Perú, región también conocida como la zona del Trapecio Amazónico.

“El Trapecio Amazónico es una zona apetecida por narcotraficantes asociados a bandas criminales o a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, indicó Rodríguez Kelley.

En las últimas décadas, los narcotraficantes han aumentado sus actividades en la zona de la Triple Frontera, a menudo transportando drogas entre países vecinos.

Los grupos del crimen organizado se dedican a otras actividades delictivas en la región, como la minería ilegal, el contrabando de flora y fauna, y la tala ilegal.

“Estas dinámicas fuera del marco constitucional de cada país, son una amenaza general, teniendo en cuenta la estrecha relación entre las poblaciones y las consecuencias que generan”, explicó Rodríguez Kelley.

Bracolper exhorta a la colaboración militar internacional


Bracolper procura combatir estas actividades ilegales exhortando a sus fuerzas navales a cooperar en la lucha contra el crimen organizado en la Triple Frontera. La operación incrementará “los lazos de amistad entre las instituciones encargadas de proteger y salvaguardar las redes fluviales del Trapecio Amazónico”, informó la Armada de Colombia en un comunicado después de la reunión de planificación de la Operación Naval 2015.


Autoridades de las tres fuerzas navales se reunieron para planificar la operación en el Comando de Guardacostas del Amazonas, con sede en la ciudad portuaria de Leticia, Colombia.
Los jefes de operaciones de la Fuerza Naval del Sur de la Armada de Colombia, el Noveno Distrito de la Marina de Brasil y el Comando General de Operaciones de la Amazonia y Quinta Zona Naval de la Marina de Guerra del Perú.

Según lo previsto, los ejercicios Bracolper comenzarán el 24 de julio en Leticia, luego de una serie de eventos protocolares para ayudar a las tripulaciones de los buques a aprender sobre la cultura y costumbres de cada uno de los países participantes.

“Bracolper es una operación única en su género al ser desarrollada en un ambiente amazónico; el mayor beneficio obtenido para las tres fuerzas navales es la cooperación y el alto grado de confianza mutua que han alcanzado las tres Armadas”, manifestó Rodríguez Kelley.

“El incremento anual en la complejidad de estas operaciones pone de manifiesto en cada marina el alto grado de profesionalismo y el compromiso para la ejecución de cada uno de los ejercicios navales realizados”.

Esta iniciativa nació en 1974 producto de la hermandad y fraternidad entre Brasil, Colombia y Perú con la visita protocolar de buques fluviales brasileños a la ciudad de Iquitos, Perú y posteriormente a la ciudad de Leticia.

Bracolper constará de tres etapas


Luego de las actividades protocolares, la operación Bracolper se desarrollará en tres fases, que incluyen la participación de unidades de tipo cañoneras fluviales, buques tópicos, lanchas de interdicción rápida, helicópteros y batallones de infantería de Marina, indicó Rodríguez Kelley.

La primera fase tendrá lugar del 24 al 27 de julio en el área de la Triple Frontera, en tránsito aguas arriba del río Amazonas hacia la ciudad de Iquitos.

La fase dos tendrá lugar del 31 de julio al 5 de agosto con la partida de la ciudad de Iquitos, aguas abajo por el río Amazonas, hasta llegar a la Triple Frontera, donde los participantes navales llevarán a cabo un ejercicio de control fluvial trinacional.

La fase tres se realizará en dos etapas: la primera del 26 de agosto al 5 de septiembre, que inicia con un encuentro de las fuerzas navales en la Triple Frontera, navegando aguas abajo por el río Amazonas hasta llegar al río Negro, culminando con su llegada a la Estación Naval del río Negro en la ciudad de Manaos, Brasil.

Del 9 al 15 de septiembre la operación Bracolper Naval partirá de Manaos, navegando aguas arriba por el río Negro y el río Amazonas, hasta llegar a la triple Frontera.

Durante estos trayectos los buques realizarán ejercicios prácticos de comunicaciones, formaciones, semáforos (sistema de envío de señales mediante banderas en distintas posiciones), transferencia de carga ligera, y reacción rápida, entre otros ejercicios que permitirán potenciar las capacidades operacionales de las embarcaciones.

“Bracolper se proyecta como una importante operación naval que permite fortalecer los lazos de hermandad entre los países vecinos trabajando en su área de responsabilidad fluvial con el objetivo común de cerrar espacios al narcotráfico”, según un video de la Armada de Colombia de julio de 2014.

El narcotráfico complica la situación fronteriza


Las organizaciones internacionales de narcotráfico operan en el Trapecio Amazónico para intentar aprovechar dos grandes ríos, el Putumayo y el Marañón, que fluyen desde los valles de producción de coca en Colombia y Perú hacia el océano Atlántico. Estas organizaciones utilizan barcos de pesca y otras embarcaciones para transportar drogas a través de estos ríos.

La lucha contra el narcotráfico y otras actividades ilegales ayuda a proteger el medioambiente de la Triple Frontera Amazónica, que contiene la mayor cuenca hidrográfica del mundo, ocupa más de la tercera parte de la masa de tierra del Hemisferio Sur y alberga la mayor diversidad de ecosistemas, especies y recursos genéticos de la tierra. La zona también es depositaria de importantes recursos hidroeléctricos, de hidrocarburos y minerales.

En este sentido, la operaciones Bracolper “adquieren importancia no solo en el tema de seguridad cooperativa, sino también comparten e intercambian esquemas que contribuyen al desarrollo sostenible de la región”, afirmó Rodríguez Kelley.

Fuera del marco de las operaciones Bracolper, las operaciones bilaterales realizadas entre Perú y Brasil en el río Yavari; y entre Colombia y Perú en el río Putumayo, “contribuyen de forma eficiente y permanente en la lucha contra las nuevas amenazas”. Estas operaciones consisten básicamente en llevar ayuda humanitaria, brigadas médicas, trabajos de mantenimiento y mejoras de la infraestructura pública.



Las Armadas de Brasil, Colombia y Perú unirán sus esfuerzos en Bracolper Naval 2015, una operación militar para combatir los delitos transnacionales que se presentan actualmente en la región amazónica compartida por estos tres países

“La operación naval está orientada a desarrollar la capacidad de interoperabilidad a través de ejercicios tácticos combinados e incrementar las capacidades de los elementos de la Marina de Brasil, la Armada Nacional de Colombia y la Marina de Guerra del Perú en la lucha contra las organizaciones criminales en la Amazonía”, señaló el Contraalmirante retirado de la Marina de Perú, Juan Rodríguez Kelley.

Las organizaciones internacionales de narcotráfico operan en la Triple Frontera entre Brasil, Colombia y Perú, región también conocida como la zona del Trapecio Amazónico.

“El Trapecio Amazónico es una zona apetecida por narcotraficantes asociados a bandas criminales o a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, indicó Rodríguez Kelley.

En las últimas décadas, los narcotraficantes han aumentado sus actividades en la zona de la Triple Frontera, a menudo transportando drogas entre países vecinos.

Los grupos del crimen organizado se dedican a otras actividades delictivas en la región, como la minería ilegal, el contrabando de flora y fauna, y la tala ilegal.

“Estas dinámicas fuera del marco constitucional de cada país, son una amenaza general, teniendo en cuenta la estrecha relación entre las poblaciones y las consecuencias que generan”, explicó Rodríguez Kelley.

Bracolper exhorta a la colaboración militar internacional


Bracolper procura combatir estas actividades ilegales exhortando a sus fuerzas navales a cooperar en la lucha contra el crimen organizado en la Triple Frontera. La operación incrementará “los lazos de amistad entre las instituciones encargadas de proteger y salvaguardar las redes fluviales del Trapecio Amazónico”, informó la Armada de Colombia en un comunicado después de la reunión de planificación de la Operación Naval 2015.


Autoridades de las tres fuerzas navales se reunieron para planificar la operación en el Comando de Guardacostas del Amazonas, con sede en la ciudad portuaria de Leticia, Colombia.
Los jefes de operaciones de la Fuerza Naval del Sur de la Armada de Colombia, el Noveno Distrito de la Marina de Brasil y el Comando General de Operaciones de la Amazonia y Quinta Zona Naval de la Marina de Guerra del Perú.

Según lo previsto, los ejercicios Bracolper comenzarán el 24 de julio en Leticia, luego de una serie de eventos protocolares para ayudar a las tripulaciones de los buques a aprender sobre la cultura y costumbres de cada uno de los países participantes.

“Bracolper es una operación única en su género al ser desarrollada en un ambiente amazónico; el mayor beneficio obtenido para las tres fuerzas navales es la cooperación y el alto grado de confianza mutua que han alcanzado las tres Armadas”, manifestó Rodríguez Kelley.

“El incremento anual en la complejidad de estas operaciones pone de manifiesto en cada marina el alto grado de profesionalismo y el compromiso para la ejecución de cada uno de los ejercicios navales realizados”.

Esta iniciativa nació en 1974 producto de la hermandad y fraternidad entre Brasil, Colombia y Perú con la visita protocolar de buques fluviales brasileños a la ciudad de Iquitos, Perú y posteriormente a la ciudad de Leticia.

Bracolper constará de tres etapas


Luego de las actividades protocolares, la operación Bracolper se desarrollará en tres fases, que incluyen la participación de unidades de tipo cañoneras fluviales, buques tópicos, lanchas de interdicción rápida, helicópteros y batallones de infantería de Marina, indicó Rodríguez Kelley.

La primera fase tendrá lugar del 24 al 27 de julio en el área de la Triple Frontera, en tránsito aguas arriba del río Amazonas hacia la ciudad de Iquitos.

La fase dos tendrá lugar del 31 de julio al 5 de agosto con la partida de la ciudad de Iquitos, aguas abajo por el río Amazonas, hasta llegar a la Triple Frontera, donde los participantes navales llevarán a cabo un ejercicio de control fluvial trinacional.

La fase tres se realizará en dos etapas: la primera del 26 de agosto al 5 de septiembre, que inicia con un encuentro de las fuerzas navales en la Triple Frontera, navegando aguas abajo por el río Amazonas hasta llegar al río Negro, culminando con su llegada a la Estación Naval del río Negro en la ciudad de Manaos, Brasil.

Del 9 al 15 de septiembre la operación Bracolper Naval partirá de Manaos, navegando aguas arriba por el río Negro y el río Amazonas, hasta llegar a la triple Frontera.

Durante estos trayectos los buques realizarán ejercicios prácticos de comunicaciones, formaciones, semáforos (sistema de envío de señales mediante banderas en distintas posiciones), transferencia de carga ligera, y reacción rápida, entre otros ejercicios que permitirán potenciar las capacidades operacionales de las embarcaciones.

“Bracolper se proyecta como una importante operación naval que permite fortalecer los lazos de hermandad entre los países vecinos trabajando en su área de responsabilidad fluvial con el objetivo común de cerrar espacios al narcotráfico”, según un video de la Armada de Colombia de julio de 2014.

El narcotráfico complica la situación fronteriza


Las organizaciones internacionales de narcotráfico operan en el Trapecio Amazónico para intentar aprovechar dos grandes ríos, el Putumayo y el Marañón, que fluyen desde los valles de producción de coca en Colombia y Perú hacia el océano Atlántico. Estas organizaciones utilizan barcos de pesca y otras embarcaciones para transportar drogas a través de estos ríos.

La lucha contra el narcotráfico y otras actividades ilegales ayuda a proteger el medioambiente de la Triple Frontera Amazónica, que contiene la mayor cuenca hidrográfica del mundo, ocupa más de la tercera parte de la masa de tierra del Hemisferio Sur y alberga la mayor diversidad de ecosistemas, especies y recursos genéticos de la tierra. La zona también es depositaria de importantes recursos hidroeléctricos, de hidrocarburos y minerales.

En este sentido, la operaciones Bracolper “adquieren importancia no solo en el tema de seguridad cooperativa, sino también comparten e intercambian esquemas que contribuyen al desarrollo sostenible de la región”, afirmó Rodríguez Kelley.

Fuera del marco de las operaciones Bracolper, las operaciones bilaterales realizadas entre Perú y Brasil en el río Yavari; y entre Colombia y Perú en el río Putumayo, “contribuyen de forma eficiente y permanente en la lucha contra las nuevas amenazas”. Estas operaciones consisten básicamente en llevar ayuda humanitaria, brigadas médicas, trabajos de mantenimiento y mejoras de la infraestructura pública.
La unica estrategia esw bloquear el nercotrafico, en los mares pacific y atlantico y esto solo
se puede hacer con la participacion de los paises centro Americanos la droga es la sangre de los narcotraficantes y de las farc, sin este elemento se ahogan su economia, detras de ellos estan los traficantes de armament,. que viven de la violencia, mexico de la noche a la manana de inundo de fusiles AK 47.
Share