OTAN revisa en Colombia el Sistema de Catalogación de Defensa

El sistema se consolida como herramienta de transparencia, control de inventarios y fortaleza de la interoperabilidad de las fuerzas militares de los países miembros de la OTAN.
Yolima Dussán/Diálogo | 4 enero 2019

Relaciones Internacionales

Cada país miembro de la OTAN utiliza el Sistema OTAN de Codificación para identificar, clasificar y enumerar los artículos de abastecimiento de las fuerzas armadas de los países de la OTAN. (Foto: Denis Aslanov/AFP)

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), efectuó la 14.a Reunión de Club de Usuarios del Sistema de Catalogación de la Defensa (SICAD) en Colombia, del 6 al 7 de noviembre de 2018. La reunión permitió el intercambio de experiencias de los países que comparten el mismo software y planteó temas técnicos y tecnológicos para la utilización de la plataforma. El encuentro, liderado por Colombia, contó con la participación de representantes de España, país con más de 1,5 millones de artículos catalogados, además de Polonia, Bélgica, Perú y Arabia Saudita.

“La conciencia sobre el SICAD del Sistema OTAN de Catalogación (SOC) es cada vez más grande. Evaluamos la importancia que representa para las fuerzas armadas poder seleccionar en forma eficiente los artículos, acortando los tiempos de decisión y adquisición de un elemento”, comentó a Diálogo el Coronel retirado del Ejército Nacional de Colombia Hernando Narváez, subdirector de Normas Técnicas del Ministerio de Defensa. “La reunión permitió analizar los beneficios del sistema; los productos son más fáciles de identificar y ubicar para atender las necesidades logísticas de las fuerzas armadas en forma efectiva”. 

Importancia del banco de datos

El SOC es un conjunto de actividades y procesos uniformes que permiten la identificación, clasificación y enumeración de los artículos de abastecimiento de las fuerzas armadas de los países de la OTAN, para garantizar que un mismo artículo sea conocido por una denominación y numero únicos. Esto elimina la duplicidad, facilita el diálogo técnico, reduce los canales de distribución y establece un idioma común, entre otras ventajas.

El número, conocido como Número OTAN de Clasificación (NOC), está conformado por trece dígitos que identifican los artículos de abastecimiento incluidos en el SOC. Cualquier producto o servicio adquirido por las fuerzas de defensa debe quedar registrado en el SOC con su respectivo NOC, cuyos cuatro primeros dígitos son de serie de la OTAN, los dos siguientes corresponden al código del país, y los siete restantes son el consecutivo de cada país donde haya quedado catalogado.

El sistema incluye el mantenimiento de los ficheros y el suministro de los datos de actualización de todos los países registrados como usuarios de los respectivos artículos. No queda ningún segmento fuera: armamento, vehículos, aeronaves, tecnología, víveres, artículos de oficina, vestuario y todos sus componentes y refacciones. En síntesis, es un banco de datos sobre cada uno de los artículos y los componentes comprados por las fuerzas armadas.

El SOC modifica por completo la forma como se adquieren los bienes y servicios en el universo militar. Significa trabajar con normas definidas y aprobadas por países miembros de la OTAN, que garantizan y estandarizan el funcionamiento del sistema de catalogación a nivel nacional e internacional. 

Militares de países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) inspeccionan equipo al inicio de un ejercicio multinacional militar en 2018. El Sistema OTAN de Codificación fue creado después de la Segunda Guerra Mundial para clasificar todo el equipo que los Estados miembros utilizan. (Foto: Denis Aslanov/AFP)

Producto de la Segunda Guerra Mundial

El SICAD nació después de la Segunda Guerra Mundial como iniciativa de la OTAN, en respuesta a la necesidad de corregir los problemas logísticos que enfrentaron los ejércitos aliados con los abastecimientos. En 1953 las naciones miembros de la OTAN adoptaron el sistema de identificación diseñado y empleado por los Estado Unidos que, a partir de ese momento, adoptó el denominativo SOC.

“Varios países con la necesidad de adquirir elementos de abastecimiento encontraron que el mismo artículo tenía diferentes códigos y eso dificultaba la solicitud”, recordó Narváez. “El presidente Roosevelt sugirió establecer un sistema para que ese artículo tuviera a nivel mundial el mismo código. Inició así la catalogación, un sistema de gran ayuda en tiempos de paz y vital en tiempos de conflicto”. 

El caso colombiano

Colombia ingresó al SICAD en noviembre de 2013, con la firma de un acuerdo entre su Ministerio de Defensa y la OTAN, en un proceso que empezó con la consecución de un país padrino y la firma de un convenio de cooperación con cinco países escogidos por la OTAN. “El país padrino fue España, y los países con los que firmamos convenios fueron los Estados Unidos, Panamá, Italia, Francia y Dinamarca”, dijo a Diálogo la Teniente Coronel del Ejército Nacional de Colombia Luz Amparo Betancur, directora nacional de catalogación. “Tras desarrollar la estructura a partir de nuestro Sistema de Información Logística, capacitamos a nuestro personal”. 

Colombia tiene 83 359 productos, entre catalogados e identificados. “Catalogados son los que nosotros producimos; identificados son los que compramos a países del grupo. El trabajo ayuda a agilizar los pedidos solicitados”, explicó la Tte. Cnel. Betancur. “Cada registro tiene información técnica detallada que facilita su identificación al momento de elaborar un presupuesto o un contrato, o cuando se quiere elaborar un inventario. El almacenista entra a la página del SICAD e identifica las características de ese elemento con toda la información necesaria para tomar la decisión de compra”. 

Colombia forma parte del grupo de países del hemisferio miembros del SICAD. Argentina, Brasil y Perú están en el sistema y Chile avanza en el proceso para ingresar. El SOC es utilizado por 28 países miembros y 30 países no miembros de la OTAN.

“Contamos ahora con una cláusula donde las empresas que ganen un contrato deben proporcionar al Ministerio de Defensa toda la información técnica de ese elemento”, finalizó Narváez. “El que quiera trabajar con transparencia va a optar por el SOC sin inconvenientes, porque, además de optimizar la logística general de las adquisiciones del sistema de defensa, es una herramienta que evita la corrupción y permite transparencia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 8
Cargando las Conversaciones