NASA y ESA firman acuerdo por cambio climático

NASA y ESA firman acuerdo por cambio climático

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
agosto 12, 2021

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA en inglés) y la Agencia Espacial Europea (ESA en inglés) firmaron un acuerdo para monitorear los cambios climáticos que afectan a la tierra. El acuerdo, firmado el 13 de julio de 2021, ayudará a abordar y mitigar el cambio climático gracias a investigaciones, datos abiertos y aplicaciones de las ciencias de la Tierra, dijo la NASA en un comunicado.

“La NASA y la ESA allanan el camino en el espacio”, expresó el administrador de la NASA Bill Nelson en la junta virtual. “El cambio climático es un desafío global que requiere acción inmediata”.

La NASA y la ESA proporcionan la mayor parte de la cobertura científica del planeta a través de sus satélites, indicó Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia de la NASA. El acuerdo crea “una asociación internacional de ciencia climática crítica para abordar los desafíos de una manera integrada y estratégica”, agregó.

Representantes de la NASA (izq.) y la ESA (der.), firman un acuerdo de cooperación en ciencia climática el 13 de julio de 2021, para ayudar a abordar y mitigar el cambio climático mediante monitoreos, investigaciones y datos abiertos. (Foto: NASA)

 Amenaza climática

Por su parte, Toni Tolker-Nielsen, del programa de observación de la Tierra de la ESA, dijo que “somos testigos de los efectos del cambio climático a través del aumento de las temperaturas, el incremento del nivel del mar, el derretimiento del hielo (…)”.

Algunos de estos efectos en Latinoamérica han sido capturados por la flota de satélites e instrumentos de la NASA para observar la Tierra.

En julio, el satélite Landsat 8, capturó una imagen de la cuenca seca del río Paraná, en Argentina. “Un periodo prolongado inusualmente cálido y sequía en el sur de Brasil, Paraguay y el norte de Argentina, ocasionaron que el río tenga sus niveles más bajos en décadas, dejado en tierra a los barcos y más incendios en el delta y la llanura aluvial”, explicó la NASA en un comunicado.

Otra imagen tomada en marzo por el Landsat 8 muestra la sequía de El Yeso, uno de los principales embalses que abastecen a la ciudad de Santiago, en Chile. Este fenómeno se ha prolongado durante más de una década por la disminución de las lluvias, con consecuencias de gran alcance para los agricultores; decenas de animales de granja han muerto y decenas de miles más están en riesgo, reportó la NASA.

En enero de 2020, el satélite Landsat 7 capturó una imagen del acelerado crecimiento del lirio acuático, producto del calentamiento global y la contaminación en el embalse de Valsequillo, Puebla, en el centro de México.  Casi la mitad de su superficie está cubierta por la planta, indicó la NASA. La invasión de lirio acuático ha aumentado en los embalses de todo el mundo en las últimas décadas.

Todos los glaciares de los Andes se están derritiendo. En promedio, han perdido casi un metro de grosor cada año desde el 2000, a causa del incremento de la temperatura. Esto hace de la cordillera la región montañosa del mundo que más hielo ha perdido en relación con su tamaño, reportó la agencia de noticias France 24 el 14 de mayo de 2021.

Zurbuchen explicó que la NASA y la ESA no solo proporcionarán observaciones, investigaciones y aplicaciones de las ciencias de la Tierra, sino que todos sus hallazgos serán gratuitos y abiertos para el beneficio del planeta.

“Sin duda, el espacio es el mejor punto de vista para medir y monitorear el cambio climático, pero unir fuerzas es clave para abordar este problema global. El acuerdo [firmado] entre nuestras organizaciones es crucial”, dijo Josef Aschbacher, director general de la ESA, en la firma del acuerdo

Share