Producción de comidas preparadas militares descarta frijoles fritos y fajitas en 2014

MRE Production for 2014 does away with Refried Beans, Fajitas

Por Dialogo
agosto 05, 2013


La carne molida para barbacoa, el relleno vegetariano para tacos y los frijoles negros sazonados reemplazarán a las fajitas de pollo, lasaña vegetariana, frijoles fritos y sopa de papa y queso chédar en la producción de comidas preparadas militares “Meals, Ready to Eat” (MRE) de 2014.



Todos los años, la Dirección de Alimentación de Combate del Ejército de los EE. UU. realiza pruebas de nuevos alimentos con los combatientes en el campo y obtiene datos sobre alimentos, manifestó Jeanette Kennedy, especialista en tecnología gastronómica del Laboratorio Natick de Massachussetts.



Además, los soldados brindan recomendaciones sobre alimentos que les gustaría ver en los MREs. No obstante, la implementación de estos alimentos suele no ser posible, debido a los procesos tecnológicos de preservación de alimentos. Según Kennedy, este es el caso de un alimento que suele recomendarse con frecuencia: la pizza.



Los alimentos de MRE se elaboran a través de un “proceso de réplica”, el cual conlleva un método de procesamiento térmico que tiene como objetivo la esterilización de los alimentos, los cuales son envasados en una bolsa sellada, calentada bajo presión a temperaturas superiores a los 115 grados celsius. Este proceso desactiva los microbios que corrompen los alimentos.



Kennedy agregó que, actualmente, la división de investigación en soldados de Natick está investigando procesos no térmicos, de baja potencia térmica y de potencia térmica avanzada que son menos perniciosos para los alimentos, en comparación con el proceso de réplica.



Las porciones de alimentos preparadas con estos métodos tendrán un sabor casi igual al de los alimentos preparados en el momento, señaló Kennedy.



“Por ejemplo, la nueva generación de alimentos podría procesarse mediante esterilización de microondas, procesos de alta presión, preservación crítica de dióxido de carbono o deshidratación osmótica”, indicó Kennedy. “Estos nuevos métodos de procesamiento alimenticio y de conservación podrían permitir la producción de una mayor variedad de platos deseados, por ejemplo huevos, macarrones con queso y fiambres con una calidad cercana a los alimentos frescos de alto valor nutricional”.



Para la producción del año próximo, la Dirección de Alimentación de Combate también realizará una transición hacia la implementación de estuches desplegables de conglomerado, en lugar de los envases actuales de MREs, con el objetivo de reducir peso y tamaño, manifestó Kennedy.



Los alimentos de los MREs han mostrado una gran evolución en cuestión de variedad de opciones y gastronomía desde las raciones de combate (Trench Rations) de la Primera Guerra Mundial. Kennedy, junto a Julie Smith – especialista en tecnología alimenticia del Equipo de Raciones de Combate – indicó que las opciones seguirán aumentando.



Actualmente, existen 24 menús que consisten de un plato principal, como estofado de res o atún al limón y pimienta, y otros alimentos, como galletas con queso untado, frutas y pastel.



Desde las raciones de combate de la Primera Guerra Mundial, que consistían en grandes cantidades de alimentos, como pan enlatado, conservas de carne y sardinas para consumo de toda la unidad, los alimentos MRE han evolucionado a porciones más reducidas y complejas, aunque conservando los nutrientes requeridos para el desgaste energético de las tropas.



En 2008, Alimentación de Combate comenzó a aplicar el sistema “First Strike Ration”, que consiste en una ración de asalto compacta, diseñada para comer al paso. Se trata de varios alimentos disponibles en MRE, pero que pueden llevarse en el bolsillo de carga y que pueden ingerirse sin cuchara.



Smith señaló que la meta es aumentar la ingesta calórica de las tropas durante la jornada de operaciones de combate y eliminar la necesidad de detenerse para calentar la comida.



La experta agregó que actualmente se están probando seis nuevos sabores para los emparedados de First Strike Ration.



“Las raciones nunca son suficientemente buenas”, dijo Kennedy. “Siempre buscamos mejorarlas y estar actualizados con los deseos actuales de los combatientes, además de satisfacer sus necesidades nutricionales”.






Share