Reunión ministerial para la Asociación de Resiliencia de los EE. UU. y el Caribe

El Departamento de Estado de los EE. UU. inauguró un esfuerzo conjunto de resiliencia para enfrentar los desastres con socios caribeños.
Oficina del portavoz del Departamento de Estado de los EE. UU. | 18 abril 2019

Relaciones Internacionales

El secretario adjunto del Departamento de Estado de los EE. UU. John J. Sullivan fue anfitrión de una reunión con líderes de países caribeños en el Comando Sur de los EE. UU., el 12 de abril de 2019, para inaugurar la Asociación de Resiliencia EE. UU.-Caribe, un nuevo esfuerzo de colaboración para construir capacidades regionales para enfrentar desastres y fomentar la resiliencia. (Foto: Jose Ruiz, Relaciones Públicas, Comando Sur de los EE. UU.)

El 12 de abril, el subsecretario de Estado John J. Sullivan, lideró un equipo interagencial de funcionarios sénior y expertos estadounidenses, en el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), en Miami, Florida. Sostuvo el evento con ministros y funcionarios dedicados a la administración de catástrofes de 18 países caribeños, la Agencia de Manejo de Emergencias de Desastres del Caribe y el Sistema de Seguridad Regional para iniciar la nueva Asociación de Resiliencia EE. UU.-Caribe.

La Asociación de Resiliencia EE. UU.-Caribe fortalecerá la relación entre los países y promoverá nuestros intereses compartidos para lograr mayor resiliencia ante catástrofes naturales. La asociación incluye las siguientes iniciativas:

Comprender los riesgos y posibilitar la intervención

  • Intercambiar información sobre clima y mapeo de mareas de tormentas: Los Estados Unidos, a través del financiamiento de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID en inglés), revisarán el mapeo de mareas de tormentas para otros países del Caribe, lo que permitirá que los gobiernos evalúen y mitiguen riesgos de inundaciones por ciclones tropicales y tsunamis. Los EE. UU., a través de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA en inglés), seguirán ofreciendo capacidades de intercambio de información climática con países caribeños.
  • Tecnologías espaciales para la resiliencia y reducción de riesgos: Los EE. UU., a través de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA en inglés), harán accesible la información geoespacial, que sea fácil de comprender y esté lista para uso con los socios caribeños, para asegurar que los tomadores de decisiones e interesados en la región tengan las herramientas necesarias para implementar políticas de resiliencia sostenibles. Funcionarios de los EE. UU. y del Caribe continuarán los diálogos sobre políticas de alto nivel y colaboración sobre el uso de herramientas de observación terrestre, durante la conferencia Comprendiendo el riesgo: Conferencia del Caribe en Barbados, el 27 de mayo, y en un taller de la NASA sobre vulnerabilidad y exposición de la infraestructura en Puerto Rico, que tendrá lugar del 6 al 8 de agosto, para crear resiliencia y reducir el riesgo. Los EE. UU. serán miembros activos cuando Jamaica celebre la primera reunión de la Plataforma Regional de las Américas y el Caribe para la Reducción del Riesgo de Desastres de la Estrategia Internacional de las Naciones Unidas, (UNISDR en inglés) en 2020.
  • Monitoreo de riesgos terrestres: Los EE. UU., a través de USAID y en asociación con el Servicio Geológico de los EE. UU., ofrecerán asistencia técnica al Centro de Investigaciones Sísmicas de la Universidad de las Indias Occidentales, para que Dominica y otras naciones caribeñas construyan habilidades técnicas y puedan realizar seguimiento a volcanes, a través del Programa de Asistencia de Desastres Volcánicos. La asistencia ayudará a que los países del Caribe mejoren su capacidad de alerta temprana. Los EE. UU.  apoyan la resiliencia a las amenazas terrestres, a través de la instalación de estaciones sísmicas del Sistema de Alerta Temprana de Tsunamis del Caribe, así como también de consultas técnicas y de la construcción de capacidades en casos de inundación y riesgo de erosión.

Construcción de Comunidades Resilientes

  • Empoderar la resiliencia de comunidades locales: los EE. UU., a través de la Fundación Interamericana, planean otorgar USD 650 000 en subsidios a organizaciones comunitarias del Caribe oriental, para mejorar los esfuerzos de mitigación y resiliencia ante catástrofes.
  • Planificar de manera más inteligente para responder mejor: los EE. UU., a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, se comprometieron a compartir las mejores prácticas y lecciones aprendidas de sus esfuerzos de recuperación en los territorios estadounidenses de Islas Vírgenes y Puerto Rico, entre otros sectores de los EE. UU. que sufrieron hace poco el paso de huracanes. El intercambio de información incluirá el uso de estándares industriales y códigos de construcción para edificar y mejorar la resiliencia de infraestructura afectada por desastres.
  • Resiliencia en la red: Los EE. UU., a través de la Comisión Federal de Comunicaciones, se comprometieron a compartir con sus homólogos reguladores del Caribe, las mejores prácticas en comunicaciones de emergencia y preparación en caso de desastres.
  • Sistemas de Energía Resilientes: El Departamento de Estado de los EE. UU., bajo la Iniciativa de Seguridad Energética para el Caribe, trabaja en el desarrollo de energías resilientes, rentables y seguras, para contribuir con la recuperación del desastre de Antigua y Barbuda y Dominica. En el marco de este esfuerzo, funcionarios estadounidenses y caribeños anunciaron el taller de Avances de Resiliencia Energética en el Caribe (ACER, en inglés), organizado por el Departamento de Energía, con la colaboración de la Organización de Estados Americanos en Puerto Rico, el 2 y 3 de mayo. El taller ACER abordará la resiliencia de energía en el Caribe y reunirá a expertos técnicos y políticos regionales, para aprender sobre las herramientas para potenciar infraestructuras críticas y microredes.

Mejorar la respuesta ante catástrofes

  • Ayuda de los EE. UU. al Caribe: Los EE. UU., a través de USAID, ofrecerán entrenamiento para el desarrollo de capacidades a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja del Caribe y a sus voluntarios. Los EE. UU. también trabajarán con la Agencia de Manejo de Emergencias y Desastres en el Caribe y el Sistema de Seguridad Regional, para reforzar las capacidades regionales de respuesta. Los programas actuales de USAID en el Caribe ayudan a que las islas estén preparadas para su temporada anual de huracanes. USAID mantiene suministros de emergencia en Florida, Texas y Haití. USAID entrena a personal y consultores locales en asistencia a desastres, que monitorean y recopilan información de posibles desastres en el Caribe, y permite que el Gobierno de los EE. UU. responda de inmediato si un país requiere asistencia.
  • Coordinación y entrenamiento cívico-militar: Además de compartir las mejores prácticas de respuesta militar y civil ante catástrofes, funcionarios de SOUTHCOM anunciaron la participación de los EE. UU. en la creación del Centro de Coordinación Multinacional del Caribe, en Barbados, que brindará apoyo al intercambio de información y coordinación entre socios, cuando deban responder a catástrofes en el Caribe. El Centro de Coordinación apoyará el ejercicio Tradewinds, orientado a la región del Caribe, para entrenar en junio a más de 600 militares y personal de seguridad caribeños, en respuesta a desastres naturales y amenazas terrestres y marítimas. Este ejercicio también incorporará autoridades civiles en el ejercicio de planificación de simulación de desastres. En nombre de los EE. UU., el subsecretario y un representante del Sistema de Seguridad Regional firmaron un acuerdo, que contiene un nuevo plan de actividades cooperativas para ayudar a construir la defensa y la seguridad en la región oriental del Caribe.
  • Aviación civil en el Caribe durante desastres: Los EE. UU. y las naciones participantes del Caribe firmaron una declaración de intención, para extender la cooperación en aviación civil y promover la reanudación rápida de servicios críticos después de una catástrofe. La declaración de intención solicita de manera específica la creación de un grupo de planificación de resiliencia ante catástrofes, el Grupo de Resiliencia y Recuperación de la Aviación del Caribe, para compartir información y lecciones aprendidas en situaciones de desastre y para enriquecer asociaciones y mecanismos de comunicación para mitigar vulnerabilidades y reforzar los esfuerzos de recuperación en la aviación del Caribe. La Administración de Aviación Federal trabajará con socios de aviación en el Caribe, para cumplir con los objetivos de la declaración de intención.
Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones