Adiestran perros de la Policía Militar para los Juegos Olímpicos de 2016

Military Police Dogs Train for Rio Olympics 2016

Por Dialogo
noviembre 06, 2015

buen artículo



Las Fuerzas Armadas de Brasil están por incorporar siete perros a los seis que ya conforman el Batallón de Acciones con Canes (BAC) para que aprendan a olfatear en busca de explosivos, drogas ilegales y armas, además de ayudar a evitar ataques terroristas en los Juegos Olímpicos Rio de Janeiro 2016.

Los perros del BAC, que opera bajo los auspicios de la Policía Militar de Rio de Janeiro, se están preparando para el evento internacional, ayudando con mayor frecuencia a las fuerzas de seguridad en el decomiso de drogas y armas. Entre el 1 de enero y el 31 de octubre, los canes han ayudado a la Policía Militar a decomisar más de siete toneladas de drogas después de haber hallado más de dos toneladas de narcóticos en 2012 y 25 kg en 2009.

“Este salto es el resultado de entrenar hombres y perros, siempre dentro de un proceso de evolución y especialización”, afirmó el Coronel de la Policía Militar Marcelo Nogueira, actual comandante del BAC, donde ha prestado servicios durante 11 de los 26 años que lleva de policía.

Perros entrenados para usar su excepcional sentido del olfato


La Policía Militar entrena a los perros para que utilicen su agudo sentido del olfato para detectar la presencia de drogas, explosivos y armas. Son capaces de hacerlo porque la parte del cerebro de los perros que procesa los olores es proporcionalmente 40 veces más grande que la de los humanos. Además, los perros cuentan con hasta 300 millones de receptores olfatorios en su nariz, en tanto que los humanos solo tienen unos seis millones.

“Es gratificante poder contar con los perros”, expresó el Sargento Bruno Vieira, un entrenador del BAC. “Ellos son capaces de encontrar cosas que nosotros, los humanos, no podemos”.

El Sargento Vieira es uno de los 189 hombres y mujeres que se integraron al BAC tras haber completado el Curso para Entrenadores de Perros para Empleo Policial, que dura 40 días, o el Curso de Adiestradores de Perros para Empleo Policial, que dura 16 semanas y enseña a los oficiales a entrenar a los perros y no solo manejar perros ya preparados.

El entrenamiento de los perros es el mismo; ya se trate de búsqueda de armas, drogas o explosivos, se entrena a los canes para mantener la compostura de manera que no se lancen precipitadamente sobre los objetos cuando descubren un contrabando.

“El perro que rastrea en busca de drogas o armas es orientado siempre por su conductor policía”, explicó el Capitán Luís Otávio Poyes, conductor y entrenador de perros. “Cuando encuentra la bomba, se sienta y señala el lugar para el policía, que está ubicado fuera del área. Después, deja el lugar, sin siquiera tocar nada. En ese momento, el policía o el escuadrón antibombas entran en acción”.

Si bien los dos primeros perros rastreadores de explosivos llegaron al BAC en 2007, rara vez han sido usados fuera del entrenamiento. Dado que las bombas son poco frecuentes en Brasil, el BAC aumenta su entrenamiento intercambiando información con otros países, incluida la Recherche Assistance Intervention Dissuasion (RAID), una unidad de operaciones especiales de la policía francesa especializada en contraterrorismo.

“Oficiales de la unidad RAID vinieron aquí y evaluaron a nuestros perros”, comentó el Comandante Nogueira. “Nos dijeron que ya están preparados”.

Los perros policía son enviados a diversas misiones


En total el BAC tiene 52 perros dedicados a diferentes actividades de seguridad pública, entre ellas búsqueda y rescate, rastreo de fugitivos y localización de cadáveres. La Unidad de Intervención Táctica también tiene un Centro Canino, donde los perros trabajan junto al Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) en casos de rescate de rehenes. Los perros policía también trabajan con sus conductores en la dispersión de multitudes, tales como los tumultos en los estadios.

“En el Mundial, el Grupo de Choque Canino actuó en el exterior de los estadios. Estamos nuevamente preparados para ese servicio, de ser necesario, durante los Juegos Olímpicos. Honestamente, estamos preparados para realizar cualquier servicio dentro de nuestro ámbito, desde asistir en la negociación con rehenes hasta la detección de bombas y explosivos”.

El BAC, que está a la espera de otros 30 perros para entrenar, también ha tenidos canes que participaron en simulacros de seguridad realizados en subterráneos, barcos y aeropuertos.


Share