México participa en Bold Alligator 2017

Fuerzas navales de 11 países amigos fortalecen cooperación y confianza para ejecutar operaciones de combate anfibio
Julieta Pelcastre/Diálogo | 22 diciembre 2017

Capacitación y Desarrollo

Infantes de marina de los EE. UU., Reino Unido y México transportan un bote Zodíaco de goma, durante Bold Alligator 2017, en el Campo Lejeune, del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU., en Carolina del Norte. (Foto: Cabo 2.º del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Ashley McLaughlin)

La Secretaría de la Marina de México (SEMAR) finalizó su participación en el ejercicio de combate anfibio Bold Alligator 2017 (BA17). El Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos organiza el ejercicio anual desde 2011. Para la edición 2017, las fuerzas navales de Alemania, Brasil, Canadá, Chile, España, Francia, México, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y el anfitrión, los EE. UU., se dieron cita en la Base Naval de Norfolk, Virginia, del 10 de octubre al 5 de noviembre.

“El hecho de interoperar con países amigos de la OTAN fortalece la cooperación y esto impacta positivamente en la seguridad”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la Armada de México Antonio Morales Hernández, director del Área de Capacitación y Adiestramiento de SEMAR. “Participar como miembro integrante de la coalición representa el compromiso [de México] en la seguridad regional”.

SEMAR participó con más de 400 elementos conformados por una compañía del Cuerpo de Infantería de Marina, un equipo de Fuerzas Especiales, el Buque de Asalto Anfibio ARM Papaloapan y un helicóptero. México asistió como observador en BA13 y BA14, y formó parte del equipo de organización en BA16. Los últimos dos ejercicios fueron simulados y sirvieron de planeación para el BA17.

La SEMAR fue un participante activo en el planeamiento y desarrollo de operaciones de combate convencionales en BA17. En 2017, el ejercicio se enfocó a mejorar y homologar las capacidades de coalición multinacional en una operación conjunta, para responder a una situación de crisis internacional.

BA17 fue modificado en su tiempo y forma a raíz de los huracanes Harvey, Irma y María, que afectaron a ciudades costeras del mar Caribe y el golfo de México entre septiembre y octubre. Sin embargo, permitió a las fuerzas internacionales obtener capacidades y trabajar en conjunto para preparar el escenario de futuros ejercicios anfibios.

“Bold Alligator 2017 proporcionó las oportunidades para desarrollar y actualizar nuevos conceptos en tácticas, técnicas, procedimientos, equipos y tecnología de la guerra convencional”, indicó el Cap. de Nav. Morales. “Las fuerzas internacionales desarrollaron operaciones de embarque y desembarque de vehículos anfibios, combate urbano, señales de banderas, táctica de patrullas y de tiro real con armamento orgánico”.

Integración de fuerzas

Fuerzas Especiales de las armadas de México y de Chile realizaron planeamiento táctico en el ejercicio multinacional Bold Alligator 2017. (Foto: Secretaría de Marina de México)

Dentro de las operaciones principales, infantes de marina de México, los EE. UU. y el Reino Unido llevaron a cabo operaciones donde Fuerzas Especiales mexicanas insertaron efectivos militares en el mar desde helicópteros bajo condiciones de riesgo, para abordar una nave de combate y arribar a la costa para alcanzar su objetivo. Las operaciones anfibias fueron ejecutadas en la zona de Onslow Bay, Carolina del Norte.

SEMAR también participó en el desembarco anfibio de 13 vehículos. “La misión principal fue la toma y el aseguramiento de la zona de playa donde se realizaron los demás desembarcos por parte de los buques insignia de los Estados Unidos”, comentó a Diálogo la Teniente de Corbeta de la Armada de México Ruth Peress Salvatori. “La capacidad y el tiempo para realizar un desembarco es clave para realizar otro tipo de operaciones terrestres”.

La Armada de México ejecutó misiones de combate en áreas urbanas e inserciones y extracciones helitransportadas, en coordinación con los equipos de reconocimiento especial de los EE. UU. y de la Armada de Chile. Las unidades élites de la SEMAR realizaron maniobras de aterrizaje en navíos y trabajaron codo a codo con los infantes de marina estadounidenses en ejercicios de inspección acuática.

Trabajo constante

“Además de incrementar las capacidades de mando, control y comunicaciones, Bold Alligator fortaleció los lazos de cooperación e interoperabilidad”, enfatizó el Cap. de Nav. Morales. “Demostró al mundo que la integración de los miembros de las fuerzas navales de la OTAN trabaja constantemente en conjunto y están listas para enfrentar diferentes retos de seguridad hemisférica, como emergencias o desastres naturales”.

Las fuerzas armadas asistentes evaluaron el alcance operativo que tienen las fuerzas especiales y las unidades regulares. “Fue muy importante el haber obtenido la confianza y el reconocimiento de nuestras fuerzas armadas aliadas al demostrar que nos encontramos en el nivel de alistamiento y capacidades para realizar operaciones en conjunto”, expresó la Tte. de Corb. Peress.

“Es de vital importancia que estemos preparados para enfrentar las nuevas amenazas que atentan contra la seguridad y la estabilidad”, agregó el Cap. de Nav. Morales. “La evolución de la tecnología ha hecho muy rápida la aparición y desarrollo de las nuevas amenazas. El tiempo de reacción a ellas es un factor determinante para la protección de las naciones. La cooperación y la integración son condiciones fundamentales en el éxito del control de este tipo de amenazas”, finalizó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 7
Cargando las Conversaciones