México y Estados Unidos reiteran su compromiso de cooperación contra los carteles de drogas

Por Dialogo
enero 08, 2015



El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, han reiterado su compromiso de trabajar en cooperación para luchar contra los carteles de droga mexicanos.

Los mandatarios se reunieron el 6 de enero en la Casa Blanca en la capital estadounidense de Washington, D.C., donde Obama manifestó que Estados Unidos continuará trabajando con México para luchar contra el narcotráfico.

“Nuestro compromiso es ser un amigo y dar apoyo a México en sus esfuerzos por eliminar el flagelo de la violencia y los carteles de la droga que son responsables de tanta tragedia”, expresó Obama.

La colaboración de Estados Unidos ayudará a México a mejorar la seguridad, “especialmente este claro desafío que tiene México de seguir luchando contra el crimen organizado”, señaló Peña Nieto.

México y Estados Unidos han trabajado de cerca en los últimos años para mejorar la lucha contra el narcotráfico realizado por organizaciones criminales transnacionales, que operan en ambos países. Los expresidentes George W. Bush (EE.UU.) y Felipe Calderón (México) firmaron la iniciativa Merida, un proyecto binacional que tiene por objetivo luchar contra el crimen organizado y la violencia relacionada a éste y al mismo tiempo reforzar el respeto por los derechos humanos y el estado de derecho, en octubre de 2007.

Policía Antinarcóticos de Bolivia destruye gran cantidad de cocaína


En la mayor incautación de cocaína del país del 2014, efectivos de la policía antinarcóticos de Bolivia incineraron 412 kg de cocaína incautada a un grupo del crimen organizado, informó el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, el 5 de enero.

La cocaína fue hallada en noviembre, oculta en el interior de 3.522 cajas de lámparas de sal que formaban parte de la carga de un camión de remolque. El camión estaba llevando su carga, valuada en más de US$15 millones, desde la región de Cochabamba, al este de La Paz. Las autoridades de seguridad bolivianas presumen que la cocaína pertenecía a un cartel mexicano y que se dirigía a Estados Unidos.

La Policía detuvo a dos hombres, cuyas identidades no han sido divulgadas.


El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, han reiterado su compromiso de trabajar en cooperación para luchar contra los carteles de droga mexicanos.

Los mandatarios se reunieron el 6 de enero en la Casa Blanca en la capital estadounidense de Washington, D.C., donde Obama manifestó que Estados Unidos continuará trabajando con México para luchar contra el narcotráfico.

“Nuestro compromiso es ser un amigo y dar apoyo a México en sus esfuerzos por eliminar el flagelo de la violencia y los carteles de la droga que son responsables de tanta tragedia”, expresó Obama.

La colaboración de Estados Unidos ayudará a México a mejorar la seguridad, “especialmente este claro desafío que tiene México de seguir luchando contra el crimen organizado”, señaló Peña Nieto.

México y Estados Unidos han trabajado de cerca en los últimos años para mejorar la lucha contra el narcotráfico realizado por organizaciones criminales transnacionales, que operan en ambos países. Los expresidentes George W. Bush (EE.UU.) y Felipe Calderón (México) firmaron la iniciativa Merida, un proyecto binacional que tiene por objetivo luchar contra el crimen organizado y la violencia relacionada a éste y al mismo tiempo reforzar el respeto por los derechos humanos y el estado de derecho, en octubre de 2007.

Policía Antinarcóticos de Bolivia destruye gran cantidad de cocaína


En la mayor incautación de cocaína del país del 2014, efectivos de la policía antinarcóticos de Bolivia incineraron 412 kg de cocaína incautada a un grupo del crimen organizado, informó el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, el 5 de enero.

La cocaína fue hallada en noviembre, oculta en el interior de 3.522 cajas de lámparas de sal que formaban parte de la carga de un camión de remolque. El camión estaba llevando su carga, valuada en más de US$15 millones, desde la región de Cochabamba, al este de La Paz. Las autoridades de seguridad bolivianas presumen que la cocaína pertenecía a un cartel mexicano y que se dirigía a Estados Unidos.

La Policía detuvo a dos hombres, cuyas identidades no han sido divulgadas.
como hacavar con las guerrillas de colombia dandoles el hidulto yponiedolos a travajar en fabricas que se habran porque una pas con hanbre nunca habra
Share