Gobierno mexicano trata de recuperar el control en Michoacán

Por Dialogo
julio 26, 2013


Las fuerzas de seguridad mexicanas trataron de recuperar el 24 de julio el control en el convulso estado de Michoacán (oeste), donde 24 personas murieron el día antes en enfrentamientos entre la policía y presuntos miembros del cártel narcotraficante local Los Caballeros Templarios.



El gubernamental Consejo Nacional de Seguridad (CNS) informó que no se registró ningún incidente con fuerzas de seguridad federales en Michoacán, pero reportó un ataque perpetrado la noche del 23 que no había sido confirmado oficialmente.



“Dos elementos (de la Policía Federal) perdieron la vida y seis más resultaron lesionados” en una agresión a un convoy cerca del poblado de Pichilinguillo, indicó el CNS.



Durante el enfrentamiento se registraron otros seis ataques contra la Policía Federal en la conflictiva subregión michoacana de Tierra Caliente, que derivaron en tiroteos en los que murieron dos agentes y al menos 20 “presuntos delincuentes”, había informado la CNS.



Una fuente del gobierno federal confirmó que los combates “fueron contra Los Caballeros Templarios”, mientras que oficialmente no se ha culpado a ningún grupo de las agresiones.



La jornada del 23 de julio fue la más cruenta desde que el pasado mayo fue lanzado un operativo del Ejército y la Policía Federal en Tierra Caliente para resguardar a la población de las extorsiones, secuestros y asesinatos de Los Caballeros Templarios.



El gobierno de Michoacán aseguró que ya se han liberado las carreteras donde se produjeron las emboscadas, situadas a la altura de las comunidades de Arteaga, Infiernillo y El Carrizo.



A finales de 2006, Michoacán fue la primera región donde el entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) desplegó su amplio operativo militar contra los carteles narcotraficantes, que generó una ola de violencia durante su mandato que causó más de 70.000 asesinatos.



Casi siete años después, el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) volvió a destinar a Michoacán su primer gran refuerzo militar ante el clima de violencia que sufría la región agrícola de Tierra Caliente, donde se ubica el puerto de Lázaro Cárdenas (Pacífico), uno de los más importantes de México.






Share