Capacitan en derechos humanos a miembros de las Fuerzas Armadas de Brasil

Members of the Brazilian Armed Forces are trained in human rights

Por Dialogo
diciembre 29, 2013



El Ministerio de Defensa brasileño se enfoca en capacitar a las Fuerzas Armadas en derechos humanos e internacionales entrenando a instructores que enseñan en los institutos de la Marina, el Ejército y la Fuerza Aérea. Alrededor de 100 soldados y civiles participaron en el Curso Expedito de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario con conferencias de profesores y especialistas en la materia. El curso se realizó del 5 al 7 de noviembre con la intención de capacitar a instructores de las instituciones educativas de las Fuerzas Armadas.
“La policía militarizada, a cualquier nivel jerárquico, incorpora constantemente las leyes en el desempeño de su profesión específica”, escribió Adilson Luis Franco Nassaro, teniente coronel de la Fuerza de Policía Estatal de São Paulo, en su artículo “La Fuerza de la Policía Estatal: Operadora de la Ley”.
“Su herramienta principal es precisamente la interpretación de las reglas legales, para alcanzar el cumplimiento pleno de la ley y la ‘aplicación de la ley’ en defensa de la sociedad para la preservación del orden público”, dijo el analista de seguridad.
Para fortalecer la capacitación en derechos humanos e internacionales, el Ministerio de Defensa quiere asegurarse de que las fuerzas militares cumplan con los estándares más altos, dentro y fuera de las fronteras del país, conforme Brasil extiende sus actividades en asistencia humanitaria a todo el mundo.
Para el teniente coronel Franco Nassaro, el objetivo es “resaltar la importancia de la información y capacitación legal en la actividad militar y policíaca, y el reconocimiento de la operación efectiva de la ley, que se procesa en las relaciones directas con la población, en tiempo real”, fuera de los salones de clase, foros y departamentos legales.
El profesor Fausto Pocar, presidente del Instituto Internacional de Derecho Humanitario en Italia, clausuró el curso en la Escuela de Guerra Naval en Rio de Janeiro. En esa ocasión se refirió a las dificultades que conlleva juzgar los crímenes de guerra internacionales.
El estado, de acuerdo con Pocar, tiene la obligación de proteger a los civiles en una situación extrema. “A veces el estado es incapaz de llevar a cabo esta defensa. Por esta razón, la comunidad internacional toma la responsabilidad. Las Naciones Unidas, por ejemplo, actúan en asuntos criminales en casos de jurisdicción internacional”, dijo Pocar.
Las autoridades policiacas de Brasil han redoblado sus esfuerzos capacitando a todo el personal en materia de derechos.
“La capacitación legal de la policía militarizada ha ganado prestigio en los diferentes cursos de capacitación y desarrollo para la Fuerza de Policía Estatal (Policía Militar). En la institución, casi la mitad de las horas de crédito para cursos en campo se relacionan con temas de ciencia legal, con énfasis en su aplicación en las actividades policiacas”, de acuerdo con el teniente coronel Franco Nassaro.
En el campo militar, sin embargo, el profesor Pocar explicó que hay diferentes opiniones con respecto a la responsabilidad de un comandante en caso de que no se respeten los derechos humanos durante un ejercicio, acto bélico o actividad militar.
“El comandante debe estar enterado de que se ha cometido un crimen”, dijo Pocar. Según sostiene, es importante que los derechos humanos se conviertan en la base real de cualquier actividad militar. “Las discusiones sobre este tema son fundamentales”.
El secretario de Personal, Enseñanza, Salud y Deportes del Ministerio de Defensa, Julio Saboya de Araujo Jorge, presentó los comentarios finales del curso. Él considera que la evolución constante de los derechos humanos en la sociedad simboliza un nuevo marco de trabajo de solidaridad. “Las Fuerzas Armadas han contribuido a este gran esfuerzo nacional, que se extiende del Amazonas a las poblaciones pobres en grandes centros urbanos”, dijo.
La participación de las Fuerzas Armadas brasileñas en misiones de pacificación en todo el mundo se caracteriza por la total y decidida defensa de los derechos humanos y el derecho humanitario internacional, dijo el secretario Saboya de Araujo.
La capacitación de las Fuerzas Armadas brasileñas en el campo de los derechos humanos y, en particular, de las leyes humanitarias internacionales, es particularmente importante considerando el creciente compromiso del país con las intervenciones humanitarias en situaciones de crisis causadas por desastres naturales o conflictos.
De hecho, el Ejército brasileño comandó la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) después de que un terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter devastó Port-au-Prince y sus alrededores el 10 de enero del 2010, causando la muerte de alrededor de 220,000 personas, entre ellos 96 pacificadores de la ONU.
El mayor contingente de “cascos azules” proviene de Brasil, que tiene 1,700 pacificadores en Haití. Otros participantes clave a la misión MINUSTAH son Uruguay, Argentina y Chile.
Ésta fue la primera edición del curso, pero el Ministerio de Defensa empezó a promover habilidades y estudios relacionados con derechos humanos en 2012. El Curso Expedito fue una oportunidad sin precedentes con la participación de conferencistas internacionales. El Ministerio de Defensa planea convertir el curso en un evento anual.




me gustan sus articulos, son interesantes y completos
Share