Infantes aeronavales de Panamá restan terreno a crimen organizado

El Servicio Nacional Aeronaval va de frente para evitar el tráfico ilegal en costas, islas, mares y ríos panameños.
Roberto López Dubois/Diálogo | 26 junio 2017

Amenazas Transnacionales

Los infantes aeronavales siempre deben estar listos para acudir a cualquier misión en cualquier parte del país. Por ello siguen rutinas de ejercicios y se entrenan constantemente. (Foto: Servicio Nacional Aeronaval)

Para evitar que los 2.988 kilómetros de costas y las 1.518 islas que hay en las aguas panameñas sean usados por grupos dedicados al crimen organizado, el Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) creó la Infantería Aeronaval, como un brazo operativo táctico que tiene jurisdicción a lo largo y ancho del istmo. “No es fácil la labor de los infantes en el combate a las actividades criminales como narcotráfico, contrabando, entre otras, si se toman en cuenta las condiciones de terrenos de manglares, arrecifes y de la gran extensión de playas que hay que patrullar”, aseguró el Subteniente Daniel Navas, de la Infantería Aeronaval.

Al momento de su creación, el 21 de marzo de 2014, la unidad tenía 100 efectivos entrenados para afrontar las adversidades que plantea su teatro de operaciones. Hoy el grupo cuenta con 205 infantes enfocados en hacer patrullajes terrestres y realizar labores de incursión y reconocimiento en áreas de difícil acceso. Además, tienen presencia permanente en puestos de observación y vigilancia en áreas lejos de las costas.

“La Infantería Aeronaval está presente en el mar Caribe y en el océano Pacífico de Panamá. Actúa como elemento de apoyo para el control de tráfico marítimo en botes de interdicción marítima o de patrullaje costero, en los que realizan labores de seguridad durante las inspecciones y abordajes de las embarcaciones”, agregó el Subtte. Navas. “Asimismo, realiza operaciones aéreas en las que lleva a cabo funciones como unidades tácticas operacionales. Para asegurar objetivos en zonas de difícil acceso, utilizan el desembarco aéreo por medio de deslizamiento por cuerda desde las aeronaves de alas rotatorias”.

Lucha persistente

Las áreas costeras e islas panameñas son zonas que constantemente están en la mira de los grupos del crimen organizado transnacional, mismos que las utilizan como escondite para sus transportes ilegales. En 2016, las agencias de seguridad del Gobierno decomisaron una cifra récord de 68,4 toneladas de droga. Al compararla con años anteriores, el SENAN es el segundo de los cuatro estamentos de seguridad del país que más droga decomisa todos los años.

Es por ello que la Infantería Aeronaval realiza capacitaciones constantes para mantener a los infantes en condiciones que les permitan cumplir con sus tareas. A nivel internacional, el SENAN tiene acuerdos con Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos y Perú, entre otros, para recibir capacitación en su propio territorio o en el de estos países amigos.

“Esta unidad es pieza fundamental para las operaciones establecidas en convenios de cooperación técnica, con otras entidades de seguridad panameñas”, dijo el Subcomisionado Félix Kirven, jefe de la Segunda Región Aeronaval de Panamá. “Mantenemos comunicación para realizar operativos combinados y de entrenamiento”.

Entrenamiento constante

El SENAN es la segunda institución de seguridad del Estado panameño que más droga decomisa todos los años. (Foto: Servicio Nacional Aeronaval)

Los infantes aeronavales tienen que estar preparados para estar en movimiento siete u ocho horas sin descanso en terrenos difíciles, donde imperan condiciones climatológicas extremas como aguaceros o calor agobiante. Además deben estar alertas para enfrentar fuertes oleajes o crecientes de ríos y alimentarse solo con sus reservas, mientras se mimetizan con el ambiente.

“El entrenamiento de un infante es bastante complejo porque su teatro operacional nos exige que nuestra oficina sea el monte; nuestras oficinas son los ríos y los mares”, asegura el Subtte. Navas. “El infante tiene que estar preparado para dejar a su familia por muchos días, tiene que estar consciente de que el trabajo es fuerte, que la lucha contra el narcotráfico es directa y requiere esfuerzo”.

Ejercicios nacionales e internacionales

Además de los entrenamientos, la unidad participa de manera muy activa en ejercicios tanto nacionales como internacionales. Uno de estos es el Panamax Alpha, un ejercicio panameño en el que participan diferentes instituciones de seguridad estatales que simulan variadas condiciones de emergencias. Reciben capacitaciones incluso de instructores internacionales, para fortalecer planes y procedimientos que les permitan interoperar de manera eficiente en diferentes situaciones en la defensa del Canal de Panamá.

“La sola presencia [de la Infantería Aeronaval] hace un efecto de disuasión, y gracias a esta presencia hemos logrado certeros golpes a la lucha contra el narcotráfico en misiones de ubicación de caletos [droga escondida], de rescate de víctimas de trata de personas y en la detención de grupos o individuos al margen de la ley, puestos a órdenes de las autoridades competentes”, afirmó el Subcmdo. Kirven.

Asimismo, la Infantería Aeronaval participa en ejercicios internacionales como PANAMAX, un ejercicio multinacional auspiciado por el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), que tiene como objetivo asegurar la seguridad del Canal de Panamá y la región circundante. A este acuden fuerzas armadas de varias naciones del continente incluyendo a Chile, Colombia, Ecuador y Perú, entre otras, para coordinar entre países amigos todas las acciones relativas a la seguridad del Canal de Panamá.

También forman parte de otros ejercicios de gran importancia regional como UNITAS, que es realizado anualmente por la Armada de los EE. UU., y es patrocinado también por SOUTHCOM. En septiembre de 2016, en su versión número 57, Panamá fue el país anfitrión de este ejercicio y participaron las armadas de Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, México, Perú y el Reino Unido.

“Es un orgullo pertenecer a la Infantería Aeronaval. No todos pueden entrar. Lo más grato es la satisfacción del deber cumplido, ver los logros obtenidos y que cada vez que suena la campana hay infantes en todas partes del país para cumplir con su deber”, agregó el Subtte. Navas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 17
Cargando las Conversaciones