Marina de Brasil tiene su primera cadete infante de marina

Marina de Brasil tiene su primera cadete infante de marina

Por Marcos Ommati/Diálogo
abril 05, 2021

El 2014 fue decisivo en la historia de las Fuerzas Armadas de Brasil. Por primera vez se aceptó el ingreso de mujeres en la prestigiosa Escuela Naval (EN), institución de educación superior de la Marina de Brasil (MB) ubicada en el corazón de Río de Janeiro, cuyo ingreso es sumamente difícil, con cientos de candidatos por cada vacante. Este ciclo se designaron 12 vacantes exclusivamente para mujeres, solo para el Cuerpo de Intendencia. Las pioneras se graduaron en diciembre de 2017, con lo cual se convirtieron en las primeras guardiamarinas de la historia de Brasil. Pero recién en 2021, las cadetes de la Escuela Naval tuvieron la posibilidad de unirse a los otros dos cuerpos de la MB: Armada e Infantes de Marina (FN en portugués). Seis cadetes calificaron para ingresar al cuerpo de la Armada; dos eligieron formar parte de los FN, pero solo una logró ingresar a esta fuerza. Diálogo conversó con Helena de Souza Monteiro, la primera mujer cadete infante de marina de Brasil.

Diálogo: ¿Alguna vez pensó que en unos años podría convertirse en la primera mujer en comandar el Cuerpo de Infantería de Marina (CFN en portugués) de Brasil?

Cadete Helena Monteiro: Sí. Existe esa posibilidad. Claro que todavía soy cadete, pero a veces me ronda la idea de que algún día podría ser comandante general del CFN. Hablamos con mis compañeras sobre el tema. Es una responsabilidad muy grande pero también es una oportunidad, algo que sería inolvidable y notable en la historia de la MB y en nuestras vidas.

La cadete Helena Monteiro se entrevistó con el director de la Escuela Naval, Teniente General del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil Guilherme Costa. (Foto: Marina de Brasil)

Diálogo: Como primera cadete infante de marina, durante mucho tiempo será la única entre tantos hombres. ¿Eso le  incomoda?

Cadete Helena Monteiro: No, no me incomoda. Sobre todo porque aquí en la EN, por ejemplo, muchas veces soy la única mujer en las actividades y todos se desenvuelven con naturalidad. Pasa lo mismo con mis compañeras, es decir, eso de ser la única mujer en el aula, entre otras cosas. Todo el mundo está acostumbrado y eso no molesta ni interfiere con nada. No sé, en el futuro, si llegara a un batallón sin conocer a nadie si sería diferente. Pero aun así no me molestará, porque sé que todos los FN son muy profesionales.

Diálogo: ¿Se ve trabajando codo a codo con sus compañeros varones en alguna operación, o le parece que debe cambiarse el estándar por ser usted mujer?

Cadete Helena Monteiro: No creo que el estándar deba cambiarse o reducirse, de ninguna manera. Las actividades deben ser las mismas. Así, como ocurre con otras mujeres que no han pasado por la escuela, pero que también son oficiales FN. El trato debe ser el mismo. Me veo haciendo las mismas tareas que mis compañeros varones, sí.

Diálogo: Al pertenecer al área operacional de la MB, ¿cree que el deseo de formar una familia o tener hijos en el futuro podría perjudicarla?

Cadete Helena Monteiro: No. Doy fe de que la MB se ocupa y maneja muy bien ese tema. Ya hay oficiales y suboficiales FN que han quedado embarazadas y no hubo ningún problema.  Nunca escuché a nadie criticar o considerarlo perjudicial. No veo a nadie quejándose. Sobre todo, porque como dije antes, hay mucho profesionalismo en el CFN. Sé que cuando llegue mi momento, la MB sabrá manejarlo muy bien.

Diálogo: Incluso sin proponérselo, usted será –o ya lo es– modelo, ejemplo a seguir para otras mujeres. ¿Qué opina con respecto a eso? ¿Y quién fue su inspiración?

Cadete Helena Monteiro: Esto solo me motiva para seguir siendo una cadete lo más normal posible. Cuidar siempre el aspecto personal, tener buena conducta dentro y fuera de la EN. Siempre quiero representar bien al CFN. Creo que eso es lo más importante que tengo en mente. No precisamente porque sea pionera o mujer, sino como ser humano y como militar. Como referente en mi vida, siempre está mi madre. Ella fue siempre un gran ejemplo para mí. Siempre se preocupó mucho por mi educación y mi bienestar. Siempre será una heroína para mí.

Diálogo: Usted es hija única. ¿Su padre también la apoyó en su decisión de convertirse en militar y en FN?

Cadete Helena Monteiro: Sí. Mi padre siempre me apoyó en todo. También es un gran ejemplo para mí; también es mi héroe. Siempre me alentó a hacer lo que yo quisiera. En cuanto a ser militar, él está muy orgulloso de mí. Tanto mi padre como mi madre están muy contentos con mi elección profesional.

Diálogo: Como primera mujer cadete de FN, ¿cuál cree que será su aporte a la MB?

Cadete Helena Monteiro: Creo que hay que mantener los estándares ya establecidos. No pedir que cambien las cosas porque yo sea mujer. Sé que sigue siendo un poco diferente para una mujer FN, pero no quiero recibir un tratamiento especial. Quiero marcar la diferencia en este sentido, hacer siempre lo mejor para contribuir con el país, contribuir con Brasil, de cualquier manera, independientemente del desafío que me sea impuesto.

Share