Los Monos reclutan niños para vender drogas en la provincia argentina de Santa Fe

Por Dialogo
abril 20, 2014



Los Monos y otras pandillas argentinas están utilizando niños, amenazando a agentes del orden y escapando a través de túneles mientras la violenta batalla por el control de las rutas del tráfico de drogas en el departamento de Rosario sigue en aumento.
Los Monos y otras pandillas están proporcionando armas de fuego a los niños, los cuales son conocidos como “los soldaditos”, y están dando órdenes a niños y adolescentes para que actúen como sicarios.
Los miembros de las pandillas, incluyendo a hombres jóvenes, adolescentes y niños, generalmente se matan unos a otros. La mayoría de las víctimas de las pandillas rivales son hombres y tienen entre 15 y 35 años de edad, dijeron las autoridades.
En un típico asesinato, dos o tres jóvenes armados disparan a una pandilla rival de narcotráfico en la calle, al aire libre, y luego escapan, dijeron los oficiales.
“Quizá lo más difícil de enfrentar de esta situación y del sistema penal son los adolescentes reclutados como soldaditos y los trabajadores de los bunkers y quioscos (centros de distribución de drogas)”, según el documental “Calles Perdidas”, producido por la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Los líderes de las pandillas pagan a los jóvenes soldados, quienes tienen menos de 16 años, entre $10 y $37 (USD) al día.
En Rosario, las pandillas de drogas venden unos $250 millones de dólares (USD) en drogas al año, según el documental “Calles Perdidas”.
Los jóvenes venden drogas desde quioscos o casetas cerradas. Los jóvenes miembros de las pandillas que venden drogas están obligados a entregar el dinero a un miembro adulto de la pandilla al final de un turno de 8 horas, según el documental. Después el niño sale y es reemplazado por otro joven, que continuará vendiendo drogas en la caseta o quiosco.
La violencia ha dejado un saldo mortal. Por ejemplo, 264 personas fueron asesinadas en la ciudad de Rosario en 2012, según las estadísticas oficiales del gobierno local. El número de asesinatos en Rosario se elevó a 365 –un promedio de uno por día– en 2013.
Entre el 1° de enero y el 31 de marzo de 2014, la policía declaró que 80 asesinatos estaban relacionados con los enfrentamientos entre pandillas rivales del narcotráfico, según un informe publicado en conjunto por la Fundación La Alameda, que lucha contra el tráfico de personas, y la Red Nacional Antimafia.

Los Monos

La pandilla de Los Monos es responsable de gran parte de la violencia en Rosario, dijo Paz Tibiletti, representante de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (RESDAL), con sede en Argentina.
La pandilla de Los Monos ha dominado las ventas de mariguana en Rosario desde la década de 1990, según Tibiletti.
Desde que se hizo cargo del comercio de mariguana, la pandilla ha ampliado sus actividades en el campo de las drogas hasta la producción de pasta de coca, que se utiliza para elaborar cocaína, y la venta y el tráfico de cocaína. La pandilla de Los Monos fortalece su red de distribución, formando una alianza con la familia Cantero, otro grupo delictivo.
Además de la venta y el tráfico de drogas, la pandilla de Los Monos participa en el lavado de dinero, la extorsión y otras actividades delictivas.
Los Monos está dirigida por Ramón Ezequiel Machuca, también conocido como “Monchi Cantero”.
La pandilla de Los Monos tiene la capacidad de pagar a funcionarios corruptos y cuenta con una “estructura multinivel similar a la estructura de los cárteles mexicanos”, escribió en un blog Norberto López Camelo, general argentino retirado.
Los Monos “representa la evolución del tráfico de drogas en Argentina”, escribió el general retirado. “La venta de drogas en las calles también ha evolucionado.”

La pandilla de Los Monos amenaza con asesinar a juez y fiscal

La pandilla de Los Monos es capaz de aplicar extrema violencia e incluso está dispuesta a poner como objetivos a los encargados de la ley.
En marzo de 2014, tras la obtención de una orden judicial, las autoridades grabaron una conversación telefónica en la que un preso de una cárcel de la provincia de Santa Fe habló con otro recluso de otro centro de detención. La conversación grabada reveló que los reclusos estaban tramando matar a un fiscal, Guillermo Camporini, y al Juez Juan Carlos Viena, que estaban investigando a Los Monos.
La pandilla de Los Monos estaba planeando conseguir a un sicario conocido como "Anteojito" para matar al fiscal y al juez, información obtenida de la llamada telefónica por las autoridades.
El fiscal y el juez no han sido lesionados.

Túneles sofisticados

Las fuerzas de seguridad argentinas del distrito de La Granada descubrieron en marzo dos túneles conectados a propiedades pertenecientes y utilizadas por Los Monos.
Los Monos utilizan los túneles para huir de los oficiales de la ley.
El Cártel de Sinaloa utiliza túneles similares para el contrabando de drogas, armas y personas partiendo desde México y cruzando la frontera entre México y Estados Unidos. El pionero en el uso de túneles fue el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la década de 1980.
Marinos y agentes de la policía mexicanos capturaron a El Chapo en Mazatlán, en febrero de 2014.
Después del descubrimiento de los túneles, alguien envió una serie de mensajes electrónicos amenazando a las autoridades. Al menos uno de los mensajes incluye una amenaza de muerte contra el Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, y dos de sus asistentes.
“Lo que usted va a encontrar bajo tierra son sus cuerpos”, advertía uno de los mensajes.
Lamberto ha implementado una serie de iniciativas de seguridad contra Los Monos. Él y sus colaboradores no han sido lesionados.

Rosario es una plaza clave para el tráfico de drogas

La ciudad de Rosario es un punto estratégico para los traficantes de drogas. Los caminos convergen en la ciudad con conexiones internacionales a Bolivia y Paraguay. La provincia tiene varios puertos privados en la ribera del Río Paraná desde donde las drogas pueden ser exportadas a otros países.
Del 1° de enero al 31 de marzo de 2014, la Policía Antinarcóticos de Argentina decomisó 25 toneladas de cocaína y 80 toneladas de mariguana en todo el país, dijeron las autoridades.
Además de Los Monos, muchos otros grupos del crimen organizado operan en Argentina. Algunos de ellos, como Los Urabeños, Envigado y La Cordillera, tienen base en Colombia.
Los elementos de Sendero Luminoso, un grupo izquierdista peruano que participa en el tráfico de drogas, y el Cártel de Sinaloa, también operan en Argentina.

Las fuerzas de seguridad luchan contra un problema complejo

Las fuerzas de seguridad argentinas deben permanecer alerta en la lucha contra Los Monos y otros grupos del crimen organizado, de acuerdo con Tibiletti, analista de seguridad.
Las diversas actividades delictivas de los Monos y otros grupos del crimen organizado plantean un “problema complejo”, comentó Tibiletti. “No existe una solución única.”
Las fuerzas de seguridad a nivel federal, estatal y local deben compartir información y colaborar entre sí para combatir el microtráfico y otras actividades delictivas, concluyó Tibiletti.







Este mundo cada vez esta peor, me extraña de la Argentina donde aman y respetan tanto a los niños, que pesar que estén acabando con el futuro de la habidas, así vamos rumbo a la extinción Los grandes responsables de la violencia en Rosario son la policía de la provincia y el gobierno socialista. La policía (ingobernable) es socia del narcotráfico, la que provee armas a los niños y hace la "vista gorda" contratada por los mafiosos narcos que antes se ocupaban de otros delitos, siempre asociados a las fuerzas de seguridad local. Te falto agregar que a la fecha la mayoria de los kiosco fueron o estan siendo destruidos por las fuerzas federales que coparon en un movimiento encubierto toda la ciudad u sus alrededores
lo primero que deben hacer los países del mundo es enseñar mas las palabras de Jesucristo, preocuparse mas por las cosas espirituales que por las materiales y sexuales. También se les olvidó entrevistar a funcionarios de seguridad que están haciendo un trabajo fino en el que están desarmando a las bandas narco de Santa Fe. Hacen una nota con info recogida de Internet pero por lo menos búsquen bien. Está bien que referencien a un documental elaborado por una universidad pero también hay que entrevistar a funcionarios que son los que tienen la información precisa y al día. A menos que la intención de la nota sea ensuciar a la Argentina. HAY Q TERMINAR DE UNA VEZ Y PARA SIEMPRE ESTAS ACTIVIDADES Q SOLO SIRVEN PARA PERJUDICAR A LOS NIÑOS Y PARA Q UNOS CUANTOS / NO SE COMO LLAMARLOS PARA NO MOLESTAR ALGUNA PERSONA Q LO ESTE LEYENDO/SE LLENEN LOS BOLSILLOS A COSTA DE ESTOS PEQUEÑOS SERES/CRIATURAS DEL SEÑOR siempre lo mismo, ya cansa
Dios nos ampare. Hay que orat mucho para que NSJ interseda por esas familias que se han disgregado y que no conocen que ellos mismos se estan perdiendo. uaaaau aora entiendo la cantidad de corrupcion en el mundo y mayor mente aqui en el peru
Share