Líderes militares brasileños y estadounidenses profundizan asociaciones en el JRTC

Líderes militares brasileños y estadounidenses profundizan asociaciones en el JRTC

Por Donald Sparks/Ejército Sur de los EE. UU.
febrero 11, 2021

Durante la Segunda Guerra Mundial, Brasil fue el único país sudamericano en contribuir con tropas a la causa aliada y, 75 años después, el Ejército Brasileño (EB) volvió a dejar su huella entre las Fuerzas de los EE. UU., al convertirse en el primer elemento sudamericano con el despliegue del tamaño de una compañía, para entrenarse en el Centro de Entrenamiento de Preparación Conjunta (JRTC en inglés).

Líderes militares séniores de los EE. UU. como el Almirante de la Marina Craig S. Faller, comandante del Comando Sur de los EE. UU., el General Michael X. Garrett, jefe del Comando de Fuerzas del Ejército de los EE. UU., el General de División Daniel R. Walrath, comandante del Ejército Sur de los EE. UU., y el General de División Christopher Donahue, comandante de la División Aerotransportada N.º 82, se reunieron con líderes militares séniores brasileños el 1.º y el 2 de febrero de 2021, en el JRTC, en donde llevaron a cabo reuniones de alta jerarquía que marcaron la importancia del ejercicio de entrenamiento bilateral.

“La presencia y participación de esta compañía aerotransportada brasileña en uno de los centros de entrenamiento de combate del Ejército, constituyen la primera vez que un ejército socio de Sudamérica participa en una de estas rotaciones”, expresó el Gral. de Div. Walrath. “Es una continuación de nuestros ya 75 años de historia juntos; definitivamente un hito histórico que vemos como una continuación de nuestra asociación, cada vez más fuerte.”

La participación del EB en el JRTC es el evento culminante de un plan quinquenal desarrollado entre el EB y el Ejército Sur de los EE. UU., durante los Diálogos Anuales de Estado Mayor entre Ejércitos. El Programa de Diálogos de Estado Mayor promueve esfuerzos bilaterales para desarrollar asociaciones profesionales, e incrementar interacciones entre los ejércitos de naciones socias.

“Estoy orgulloso del compromiso a largo plazo entre el Ejército Sur y el Ejército Brasileño, para coordinar y preparar este ejercicio en los últimos cuatro años”, manifestó el Gral. de Div. Walrath. “También me enorgullece ver que nuestros socios del Ejército Brasileño lograron la primera participación de un ejército sudamericano en un centro de entrenamiento de combate en los EE. UU.”

Los líderes militares brasileños recibieron un informe sobre la misión y las capacidades del JRTC, hicieron un recorrido aéreo por el área de entrenamiento conocida como “la caja”, donde los soldados están expuestos a condiciones y situaciones en combate contra una fuerza enemiga, y observaron una operación aerotransportada nocturna en línea estática, que llevó a cabo la División Aerotransportada N.º 82 en el área de entrenamiento.

“El entorno de entrenamiento del JRTC no se parece al centro de entrenamiento de ningún otro país: lo único más difícil es el combate real”, indicó el Gral. de Div. Walrath. “La asociación con el Ejército de los EE. UU. proporciona las mejores oportunidades para incrementar la preparación e interoperabilidad, con el fin de abordar desafíos compartidos en materia de seguridad.”

Para reforzar la asociación entre el Ejército Sur y el Ejército Brasileño, el Gral. de Div. Walrath y el Teniente General Marcos de Sá Affonso da Costa, jefe de entrenamiento del Comando de Entrenamiento de Fuerzas Terrestres del EB, firmaron un acuerdo técnico (no obligatorio), que menciona las funciones y responsabilidades de las unidades participantes durante la rotación en el JRTC.

“En primer lugar, nuestra participación rescata la historia y tradiciones de paracaidistas en Brasil, tal como ocurrió aquí [en los EE. UU.] cuando nuestros pioneros vinieron en la década de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, para aprender sobre técnicas aéreas e introducir la actividad aerotransportada en Brasil”, manifestó el Tte. Gral. Affonso da Costa. “El regreso de los paracaidistas a los Estados Unidos, aquí en el JRTC, es sin duda un hito para el Ejército Brasileño.”

“El intercambio con el Ejército de los EE. UU. nos brinda una gran oportunidad para aprender lecciones útiles para la evolución de la doctrina, y una oportunidad para evaluar el grado de preparación operacional de nuestras tropas, su disciplina y motivación; además de las capacidades de nuestros estados mayores y del liderazgo de nuestros comandantes”, expresó el Tte. Gral. Affonso da Costa. “También es hora de evaluar el material militar que utilizamos en las operaciones.”

Durante los últimos cinco años, el Ejército Sur llevó a cabo una serie de intercambios de expertos y reuniones de planificación, para colaborar en la preparación del EB para su rotación durante los Diálogos de Estado Mayor entre los ejércitos de los EE. UU. y Brasil.

“Aunque la rotación marca la culminación del plan quinquenal, no es la culminación de nuestra cooperación con ellos”, dijo Sam Prugh, subjefe de la División de Cooperación para la Seguridad del Ejército Sur. “Esta rotación representa la primera de una serie de rotaciones bianuales en centros de entrenamiento de combate que planea el EB; la próxima se celebrará en 2022, en la cual participarán la División Aerotransportada N.º 101 y la Brigada de Infantería N.º 12 del EB [AASLT].”

Prugh mencionó que la rotación representa el primer intercambio de unidades con el Ejército de los EE. UU., en preparación para el envío de una compañía de la División Aerotransportada N.º 101 para su entrenamiento en noviembre de 2021, en el marco de Vanguardia del Sur, un ejercicio que apunta a generar preparación y cooperación en materia de seguridad dentro del hemisferio occidental.

“Nuestro objetivo serían los intercambios de formación regulares o de rutina; que en cada instancia nos reunamos y entrenemos, ya sea en los EE. UU. o en Brasil; que sigamos elevando la complejidad y los desafíos de los eventos de capacitación”, expresó el Gral. de Div. Walrath. “En cada ocasión, el entrenamiento se va tornando más difícil y exigente, aunque en cada ocasión se fortalece nuestra relación luego de cada evento. El objetivo es la interoperabilidad.”

“Esperamos seguir viendo juntos a soldados brasileños y estadounidenses en ejercicios de alta intensidad, enfrentando en igualdad de circunstancias las condiciones más rigurosas de combates simulados, tanto en los EE. UU. como en Brasil, según lo programado para el año 2021 en adelante”, manifestó el Tte. Gral. Affonso da Costa. “Estoy seguro de que este intercambio mejorará visiblemente la calidad de la preparación de las tropas brasileñas. Creemos firmemente en los beneficios de este incremento en los intercambios de entrenamiento de tropas, y sabemos que nuestros socios de las Fuerzas Armadas de los EE. UU., a través del Comando Sur y, en particular, del Ejército Sur, tienen la misma opinión.”

Share