Líderes de defensa de los EE. UU. y OTAN debaten sobre futuro de la seguridad en hemisferio occidental

Líderes de defensa de los EE. UU. y OTAN debaten sobre futuro de la seguridad en hemisferio occidental

Por Geraldine Cook
abril 02, 2021

Líderes militares séniores del Departamento de Defensa de los EE. UU., Canadá, Francia, los Países Bajos y del Reino Unido, participaron en debates estratégicos con el fin de explorar el futuro de la seguridad en el hemisferio occidental, a través de un enfoque transatlántico.

El Comando Sur de los EE. UU. se encargó de organizar la Conferencia de Aliados 2021: optimización ante la incertidumbre, una sesión presencial y virtual de media jornada, que reunió a líderes de los EE. UU. y de la OTAN, además de funcionarios claves en representación de la sede estratégica de las naciones socias que participan.

La conferencia destacó la importancia de la Alianza y de las asociaciones; alineó opiniones e interpretaciones referidas al entorno de seguridad del hemisferio occidental, y desarrolló enfoques para responder a las amenazas emergentes. Los dirigentes hablaron sobre las amenazas globales que acechan al hemisferio y analizaron las consecuencias de la pandemia de COVID-19, la amenaza que constituyen las organizaciones criminales transnacionales y la competencia con China y otros Estados autoritarios en pugna por ganar influencia en la región.

“La pandemia ha intensificado la inestabilidad en su totalidad [en Latinoamérica y el Caribe]. La mayoría de los países de esta región tiene un PIB negativo y, al mismo tiempo, vemos que esas rivalidades geoestratégicas se manifiestan particularmente con respecto a China”, expresó el Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante de SOUTHCOM. “En este hemisferio vemos su insidioso ascenso, tal como los vemos en todo el mundo, y buscan asegurar el dominio económico de China por todos los medios posibles.”

 

La pandemia ha intensificado la inestabilidad en su totalidad [en Latinoamérica y el Caribe]. La mayoría de los países de esta región tiene un PIB negativo y, al mismo tiempo, vemos que esas rivalidades geoestratégicas se manifiestan particularmente con respecto a China”, Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante de SOUTHCOM.

 

Entre los principales líderes de defensa estadounidenses que participaron se encontraban el Almte. Faller; el General de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Tod Wolters, comandante del Comando Europeo de los EE.  UU.; el General de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Glen VanHerck, comandante del Comando Norte de los EE. UU. y el General del Ejército de los EE. UU. Richard Clarke, comandante del Comando de Operaciones Especiales de los EE. UU.

Entre los líderes asociados se encontraban el Almirante de la Marina Real británica Sir Tim Fraser, subjefe del Estado Mayor de Defensa del Reino Unido; el Teniente General de la Real Fuerza Aérea Canadiense Christopher Coates, jefe del Comando de Operaciones Conjuntas Canadienses; el Vicealmirante Jean Hausermann, comandante de las Fuerzas Armadas francesas en el Caribe; y el Vicealmirante de la Armada Real de los Países Bajos Bud Boots, subjefe de Defensa de los Países Bajos.

La conferencia incluyó tres sesiones que abordaron opiniones e interpretaciones de las naciones socias, referidas al entorno de seguridad emergente, diálogo para optimizar la comprensión de los enfoques de seguridad y defensa de las naciones socias en el hemisferio occidental hasta 2025, y la identificación de modos de aportar coherencia a los futuros esfuerzos de asociación.

“[Nuestra] guía interina -Guía de Seguridad Nacional- y la carta de nuestro secretario de Defensa, mencionan la necesidad de unirnos y sumar nuestros esfuerzos para hacer mejor [las cosas] en beneficio del hemisferio y, a decir verdad, del mundo entero”, expresó el Almte. Faller. “A lo largo de los últimos dos años, mientras viajaba por la región … [pude ver] la necesidad de trabajar juntos y aprovechar nuestros lazos históricos”.

Francia, el Reino Unido y los Países Bajos -miembros de la OTAN- tienen intereses nacionales que trascienden a Europa occidental en función de sus territorios soberanos de ultramar, incluyendo aquellos en Latinoamérica y el Caribe.

Share