Exponaval 2016 reúne a armadas de Latinoamérica

La feria reunió a más de 140 expositores de 31 delegaciones de países amigos.
Carolina Contreras/Diálogo | 23 diciembre 2016

Exponaval 2016, organizada por la Armada de Chile, alcanzó los 9.000 visitantes, con 31 delegaciones navales oficiales que asistieron durante los cuatro días de exhibición. (Foto: Armada de Chile)

Nueve mil visitantes y proyectos regionales navales y marítimos estimados en US$ 800 millones fue el balance final de Exponaval 2016, la 10.ª Exhibición Internacional Naval y Marítima para Latinoamérica; y la V Exhibición de la Industria Marítimo-portuaria para Latinoamérica (TransPort 2016), realizadas en la Base Aeronaval Concón, en Valparaíso, Chile, del 29 de noviembre al 2 de diciembre.

El Almirante Enrique Larrañaga, comandante en jefe de la Armada de Chile, definió a esta edición de Exponaval como “una instancia fundamental para promover y proyectar los intereses regionales tanto en lo naval como en lo marítimo”.

La exhibición también alcanzó también un número significativo de autoridades de la región que participaron durante los cuatro días de la exhibición. Delegaciones navales oficiales de 31países amigos visitaron la feria, incluidos Argentina, Paraguay, Uruguay, Ecuador y Honduras, cuyas comitivas fueron encabezadas por los comandantes en jefe de sus respectivas armadas.

“Es mi primera vez en Exponaval y estoy sorprendido por el alto nivel de profesionalismo y tecnicismo”, dijo el Almirante Marcelo Hipólito Srur, jefe del Estado Mayor General de la Armada de Argentina. “Todo lo que hemos visto es muy interesante y lo vamos a tener muy presente”.

Además de participar en la feria, las delegaciones extranjeras desarrollaron actividades paralelas; sostuvieron reuniones protocolares con autoridades de la Armada de Chile, visitaron la Base Naval de Talcahuano y la Primera Zona Naval.

Los integrantes de la delegación de los Estados Unidos, encabezada por la Vicealmirante Nora Tyson, comandante de la Tercera Flota de la Armada, y el Contraalmirante Sean Buck, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur y de la Cuarta Flota de la Armada, realizaron una visita a los Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR) de Talcahuano, recorrieron sus instalaciones y conocieron en detalle el trabajo que allí realizan.

En total, más de 140 expositores, un 70 por ciento de ellos extranjeros, dieron vida al mayor evento marítimo y naval regional enfocado en acercar el conocimiento y el desarrollo tecnológico a las autoridades navales y áreas afines para responder a los desafíos presentes y futuros del sector.

Paralelo a la exposición, Exponaval 2016 desarrolló el X Congreso Internacional “Desafíos de la Sustentabilidad de la Industria Naval y Marítima”, con expertos nacionales y extranjeros que abordaron tres temas: el impacto en el sistema portuario de las nuevas dimensiones de las naves de carga; proyectos en terminales latinoamericanas; y un análisis del desafío y la iniciativa de estabilidad de las armadas.

Otras actividades estuvieron enfocadas a las mesas técnicas, que tuvieron un enfoque más dirigido hacia los profesionales y a las delegaciones, donde desarrollaron temas tecnológicos, logísticos, técnicos, administrativos, marítimos y portuarios.

Para al Armada de Chile “todas las actividades tuvieron especial importancia pues nos permitió apuntar hacia nuestros jóvenes de la Marina y transmitirles el conocimiento. Que sepan cuáles son y hacia dónde van las innovaciones”, dijo el Vicealmirante Francisco García Huidobro, presidente de Exponaval.

Ejercicios y demostraciones

En Exponaval 2016, la Armada de Chile llevó a cabo un ejercicio militar demostrativo de sus capacidades de respuesta ante un escenario de amenaza terrorista y medioambiental. El despliegue fue realizado el 1.º de diciembre en la Bahía de Valparaíso. Contempló más de 500 efectivos de la Armada y 10 unidades navales.

El entrenamiento consistió en la captura, por el Grupo de Abordaje y Registro (GAR) de la Armada, de un buque mercante con desechos radioactivos en manos de un grupo terrorista. El GAR estuvo apoyado por el buque OPV “Piloto Pardo”, un avión P-3 Orión de exploración marítima, además de helicópteros, lanchas rápidas y botes de goma para controlar la amenaza radioactiva y la contención del posible derrame de hidrocarburos generado por la embarcación, que fue representada por un buque petrolero de la Armada.

Una vez capturada la embarcación, el operativo simuló otras situaciones de emergencia: una supuesta explosión al interior del buque petrolero, acciones de rescate de personas caídas al mar y la activación de la alarma de combate a la contaminación, ante el inminente derrame de hidrocarburos al mar.

“Entrenarse sobre amenazas como el terrorismo, piratería y robo a mano armada en el mar es de suma importancia, debido a que más del 90 por ciento del comercio mundial es transportado por vía marítima”, dijo el Contraalmirante LT Mario Montejo, director de Seguridad y Operaciones Marítimas de la Armada de Chile. De ahí que “es vital poder contar con estos equipos de elite que tienen las armadas, para contrarrestar estas llamadas amenazas emergentes”, agregó.

Otra de las atracciones en la exhibición fue la presencia de cinco buques de armadas extranjeras, dispuestos en la Bahía de Valparaíso para ser recorridos: el patrullero oceánico “Centenario de la Revolución” perteneciente a México, la corbeta “Robinson” de Argentina, la fragata brasileña “Constitução”, y dos buques británicos: la fragata “Portland” y el petrolero “Gold Rover”.

“Es un honor participar por primera vez en Chile en una feria tan importante”, dijo el Capitán de Navío José Américo Alexandre, comandante del Segundo Escuadrón de Escolta de la Marina de Brasil. “Exponaval es una instancia propicia para estrechar lazos entre nuestras armadas y países”, remarcó.

Nuevo rompehielos

Dentro de las noticias relevantes que dejó la Exponaval 2016, Michelle Bachelet, presidente de Chile, ratificó que para el 2018 la Armada tendrá el nuevo buque rompehielo antártico de última generación. “Hemos avanzado a la siguiente etapa en el ansiado proyecto de reemplazar al rompehielos Almirante Viel”, dijo la mandataria durante la ceremonia de inauguración de la exposición. Este buque permitirá “apoyar el desarrollo de la ciencia, la hidrografía y la geografía en la Antártica, así como apoyar y proveer avances nacionales e internacionales en el continente blanco”, agregó.

El buque será construido en ASMAR, y tendrá capacidad para 120 tripulantes y pasajeros. Contempla una cubierta de vuelo y un hangar para dos helicópteros de transporte. Tendrá una autonomía de 60 días y 14.000 millas náuticas, y capacidad para montar, con un brazo mecánico de 10 metros, equipos científicos de 10 toneladas. Además, podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor a 3 nudos de velocidad.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 44
Cargando las Conversaciones