Ejercicio contra armas químicas reúne militares de Latinoamérica y el Caribe

Nelza Oliveira/Diálogo | 3 octubre 2017

Capacitación y Desarrollo

Autoridades, militares y representantes de agencias de respuesta ante emergencias químicas de Brasil y de 18 países de Latinoamérica y el Caribe participaron en la inauguración del ExBRALC II en la Escuela Superior de Guerra, en Rio de Janeiro. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

El Ejercicio Regional en Asistencia y Protección para Estados Integrantes de la Región de Latinoamérica y el Caribe reunió a militares y representantes de los organismos de respuesta ante emergencias químicas de Brasil y de 18 países de Latinoamérica y el Caribe, y marcó la inauguración oficial del Centro Regional de Asistencia y Protección contra Armas Químicas para Latinoamérica y el Caribe.

Durante el ExBRALC II se presentaron trajes de protección contra agentes nucleares, biológicos, químicos y radiológicos. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

Del 28 de agosto al 1.º de septiembre, Rio de Janeiro recibió a 15 militares y representantes de organismos de respuesta ante emergencias químicas de Brasil y a 22 representantes de 18 países de Latinoamérica y el Caribe, para la realización del Ejercicio Regional de Asistencia y Protección para Estados Integrantes de la Región de Latinoamérica y el Caribe (ExBRALC II). El ejercicio fue la culminación de un ciclo de adiestramientos regionales realizados anteriormente en Uruguay y Argentina, con el objetivo de desarrollar la capacidad de protección de la sociedad contra las amenazas de productos químicos.

El General César Augusto Nardi de Souza, jefe de operaciones conjuntas del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil, afirmó durante la inauguración del evento en la Escuela Superior de Guerra (ESG), en el Fuerte de São João, zona sur de Rio de Janeiro, que el ExBRALC II pone en práctica y estandariza entre los países de la región los conocimientos adquiridos en los cursos básicos y avanzados de las otras ediciones. “Además de la protección en caso de combate, de guerra, las técnicas y los medios utilizados también se prestan para el apoyo a la defensa civil en caso de accidentes químicos. No estamos exentos de sufrir accidentes de grandes proporciones a consecuencia de productos químicos”, señaló el Gral. Nardi. “Además de la amenaza del terrorismo, hoy en día existe también la industria química, con importantes almacenes petroquímicos, que por algún motivo pueden sufrir accidentes, tal vez no con el grado de letalidad que reviste un ataque con agentes tóxicos específicos, pero que si exigen las capacidades de las que disponemos en las Fuerzas Armadas y la Defensa Civil, para hacer frente a una emergencia en ese campo”, añadió.

La experiencia brasileña

El Gral. Nardi aprovechó la ceremonia de inauguración para destacar la experiencia que ha adquirido Brasil en este sector, en los últimos años. “La actividad del segmento de defensa, especialmente en el campo de la defensa química, biológica, radiológica y nuclear, ha sido intensa en lo que respecta a los grandes eventos que se han realizado desde el año 2007, en los Juegos Panamericanos en Brasil”, explicó. “Con la elección de Brasil, como sede de grandes eventos como la Copa de las Confederaciones, Rio + 20, la Copa Mundial, la Jornada Mundial de la Juventud y los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos de 2016, se ha perfeccionado la experiencia en ese campo, gracias al legado material de lo aprendido en la práctica durante todo ese tiempo, especialmente en alianza con otros organismos y entidades”, destacó el Gral. Nardi.

Las actividades del ExBRALC II se llevaron a cabo en distintas unidades militares de Rio de Janeiro tales como el Centro de Defensa Nuclear, Biológica, Química y Radiológica de la Marina de Brasil, la Escuela de Instrucción Especializada y el 1.º Batallón de Defensa Química, Biológica, Radiológica y Nuclear del Ejército y en el Instituto de Medicina Aeroespacial de la Fuerza Aérea de Brasil (FAB). Todos los instructores fueron militares brasileños, a excepción de uno de origen paraguayo. El adiestramiento abordó temas tales como la prevención, la detección, la inspección, la descontaminación, la selección médica, la preparación para transporte y la evacuación con asistencia especializada en el caso de accidentes con sustancias químicas, utilizando lo más moderno en equipos para la monitorización e identificación de agentes de este tipo.

Carpa inflable para la descontaminación de la Compañía de Defensa Nuclear, Biológica, Química y Radiológica, del Batallón de Ingeniería de la Infantería de Marina en la exposición durante la inauguración del ExBRALC II. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

Centro brasileño para asistencia y protección contra armas químicas

Durante la inauguración del ExBRALC II también se inauguró oficialmente el Centro Regional de Asistencia y Protección contra Armas Químicas para Latinoamérica y el Caribe (CAPAQ-BRASIL), que reúne todos los equipos y recursos humanos de la Marina, el Ejército y la FAB en el combate contra las armas químicas. Este centro se encargará de la organización, la planificación y la coordinación de cursos, prácticas, ejercicios, actividades de laboratorio, inspecciones y todo lo que sea necesario para combatir las armas químicas, además de actuar conjuntamente con otros organismos gubernamentales para optimizar procedimientos y cooperar con el cumplimiento de las convenciones internacionales. La creación del CAPAQ-BRASIL responde a una solicitud planteada por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

“Mediante esta estructura, las personas especializadas de cada una de las fuerzas, sus respectivas instalaciones y equipos, serán los protagonistas en la realización de los ejercicios y cursos que exija la OPAQ”, detalló el Gral. Nardi.

“De esta forma, Brasil espera haber dado un gran paso adelante y sumarse a otros países contribuyendo significativamente con la asistencia y protección contra las armas químicas, según lo establece el artículo 10 de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas (CPAQ)”, apuntó. La sede del CAPAQ en Brasil se encuentra en el Ministerio de Defensa, en Brasilia, y cuenta con la colaboración de los Ministerios de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones, y de Relaciones Exteriores, en cooperación con la OPAQ.

“Como sabemos, la ciencia, la tecnología y la innovación dependen mucho de lo que se ha venido haciendo en el sector militar, sin importar en qué modalidad. En el campo de la prohibición de armas químicas, hemos desarrollado no solamente los productos que se utilizan en las emergencias y en las actividades de combate, sino también en el proceso de destrucción de las propias armas”, explicó Luís Felipe Silvério Fortuna, jefe de la Asesoría Especial de Asuntos Internacionales del Ministerio brasileño de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones. “Expreso una vez más el interés de Brasil en entablar una cooperación técnica con el grupo de países de Latinoamérica y el Caribe, en el sentido de crear e implementar una legislación específica de mecanismos administrativos de control, así como también para perfeccionar la capacidad de los profesionales que actúan en el ámbito de las autoridades nacionales para la aplicación de los mecanismos contemplados en la CPAQ”, añadió.

Para el embajador Eduardo Prisco Paraíso Ramos, jefe del despacho de representación del Ministerio de Relaciones Exteriores en Rio de Janeiro, la creación del Centro permite ampliar todavía más la cooperación de Brasil con la OPAQ y con otros países en vías de desarrollo. “Reiteramos el apoyo continuo y firme de Brasil con el fortalecimiento del régimen de desarme y la no proliferación de armas químicas, así como también la búsqueda del ideal de un mundo en el que no existan armas de destrucción masiva”, señaló. “Para nosotros es fundamental incorporar otros países de Latinoamérica en el diálogo acerca de este tipo de problemas, para ofrecer capacitación sobre la forma de solucionarlos en el caso de que se produzcan emergencias químicas. Es muy importante para nosotros desempeñar una función, un papel protagónico”, concluyó Ramos. La inauguración del ExBRALC II también contó con una exposición realizada en la ESG de los equipos militares utilizados en procedimientos de defensa química.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 14
Cargando las Conversaciones