Las Fuerzas Armadas de El Salvador reciben nuevos vehículos para luchar contra las pandillas callejeras violentas

Las Fuerzas Armadas utilizarán los nuevos vehículos para proporcionar seguridad pública en regiones donde operan las pandillas y delincuentes.
Lorena Montserrat Cárcamo Baires | 19 enero 2016

El 24 de noviembre, las Fuerzas Armadas de El Salvador recibieron una nueva flota de 47 camionetas del gobierno. Desde junio de 2014, las FAES han colaborado estrechamente con la Policía Nacional Civil para combatir pandillas. [Foto: Gloria Cañas]

Las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES) han recibido una nueva flota de 47 camionetas para responder con rapidez a llamados de emergencia de ciudadanos que reportan ataques criminales. Los vehículos serán desplegados en operaciones preventivas, patrullas de vigilancia y disuasión y misiones antipandillas.

“El trabajo que actualmente realizan las Fuerzas Armadas es fundamental para la construcción de una sociedad en paz y convivencia”, dijo el Presidente Salvador Sánchez Cerén, Comandante General de las FAES, durante la ceremonia de entrega de los vehículos el 24 de noviembre. “Los militares han asumido la responsabilidad y el compromiso de la misión de apoyar las tareas de seguridad para proteger a las familias salvadoreñas. Esto ha generado confianza en la población”.

Las FAES han estado cooperando con la Policía Nacional Civil (PNC) para desmantelar a Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 (M-18) – dos de las pandillas callejeras violentas de la nación – desde junio de 2014. “La efectividad de las unidades comprometidas en el apoyo a la seguridad pública va a mejorar sustancialmente con esta flotilla de vehículos. Nos sentimos agradecidos por el apoyo que nos están dando y nos comprometemos a seguir trabajando para llevar seguridad y tranquilidad a los salvadoreños”, dijo el Ministro de Defensa, David Munguía Payés.

La compra de la nueva flota es parte de una adición al presupuesto de US$13 millones que fueron asignados para la defensa nacional y aprobados por la Asamblea Legislativa en el Decreto No. 44 el 9 de julio de 2015. Las FAES organizan sus operaciones de seguridad por medio de la campaña “Nuevo Amanecer”, realizada por los comandos “Zeus”, “Sumpul”, “San Carlos”, “Águila” y “Trueno”.

FAES luchan contra las pandillas en zonas de alta delincuencia

El Comando Zeus cuenta con 2.821 miembros desplegados en 42 zonas de alta delincuencia. Este comando está dividido en nueve Fuerzas de Trabajo cuyas actividades primarias son la búsqueda de personas y vehículos, realizar patrullas y arrestar a delincuentes.

“Nosotros sentimos tranquilidad al tener a los soldados cerca de las comunidades y de nuestras casas porque sabemos que al pedirles ayuda, acuden sin temor”, expresó Julio Aníbal Vega, un carpintero de 53 años y habitante del municipio de Ilopango. “Creo que las pandillas lo pensarán dos veces cuando vean que las Fuerzas Armadas están en los territorios y esperamos que [las FAES] no se vayan.”

Las FAES utilizarán los nuevos vehículos para realizar patrullas, vigilancia y operaciones contra delincuentes y pandillas. [Foto: Gloria Cañas]

En 2015, el Comando Zeus capturó a 5.815 sospechosos, incautó 591 armas de fuego, confiscó 103.651 unidades de drogas y US$29.629 en efectivo. El Comando Sumpul, que cuenta con más de 1.000 soldados, es responsable de combatir el tráfico ilegal de drogas, armas, ganado, vehículos robados, cereales, ropa, cigarrillos y licor en los 375 kilómetros de frontera terrestre salvadoreña.

“Hemos estado cubriendo las necesidades de transporte de la Dirección de Logística de las Fuerzas Armadas, pero con estos vehículos vamos a fortalecer la capacidad de respuesta y mejorar la movilidad de nuestras tropas para atender a los ciudadanos”, explicó el Teniente René Benítez, Comandante del Comando Sumpul.

En 2015, el Comando Sumpul incautó 521 armas de fuego; 29.681 unidades de drogas; 193 cabezas de ganado de tráfico ilegal; 24.512 artículos de ropa de tráfico ilegal, y US$22.220 en efectivo.

Los comandos trabajan para desmantelar las pandillas violentas

El Comando Águila y el Comando Trueno, cada uno con 1.302 efectivos y 600 oficiales especializados respectivamente, tienen la única misión de combatir y erradicar las pandillas. “Los soldados están participando en los operativos ‘Casa Segura’, entran a las casas y revisan que las personas no oculten armas ilegales o drogas”, detalló Patricia Elena Segovia, una estudiante universitaria que reside en un populoso condominio del Centro Histórico de San Salvador. “También ha servido para que saquen a los pandilleros que usurpan viviendas abandonadas”.

De enero a diciembre de 2015, los Comandos Águila y Trueno realizaron miles de operaciones de seguridad y detuvieron a 2.896 sospechosos.

“No hay duda de que la misión que tienen nuestras instituciones de seguridad es sumamente importante, vital para el desarrollo integral de nuestro pueblo”, comentó el Presidente Sánchez Cerén al final de su discurso. “La misión requiere, por lo tanto, el fortalecimiento de sus capacidades técnicas y humanas para el combate efectivo a la delincuencia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 172
Cargando las Conversaciones