Las fronteras no son una barrera

En una entrevista exclusiva con Diálogo, durante la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC 2012), que tuvo lugar en Bogotá, Colombia, del 24 al 26 de julio, el Almirante José Cueto, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, habló de cuestiones de seguridad nacional y de la necesidad de crear un organismo regional para combatir al narcotráfico, entre otros temas.
WRITER-ID | 3 septiembre 2012

El Almirante José Cueto, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, habló de cuestiones de seguridad nacional y del combate al narcotráfico, en entrevista exclusiva a Diálogo el 26 de julio. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

En una entrevista exclusiva con Diálogo, durante la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC 2012), que tuvo lugar en Bogotá, Colombia, del 24 al 26 de julio, el Almirante José Cueto, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, habló de cuestiones de seguridad nacional y de la necesidad de crear un organismo regional para combatir al narcotráfico, entre otros temas.

Diálogo: ¿Cuál es el reto principal que tiene actualmente el Perú en relación con la seguridad nacional?

Almirante José Cueto: En el campo de la seguridad ciudadana ofrecemos apoyo a la seguridad pública en todos los aspectos que están convulsionando al país ahora, con todos los movimientos sociales o pro ambientales que se están desenvolviendo cada día de manera más compleja alrededor del país. En forma muy directa nuestras Fuerzas Armadas están abocadas a darle solución a una parte focalizada en lo que nosotros llamamos el VRAEM, que son unos valles en el centro del país donde quedan algunos remanentes de grupos terroristas que ya desde hace muchos años están relacionados con el narcotráfico. Si a eso le sumas lo difícil de la geografía de esa zona, hace que las operaciones que nosotros realizamos permanentemente ahí sean de una magnitud y una complejidad tales que realmente se necesita el consenso, no solo de las Fuerzas Armadas, sino de todos los estamentos del estado.

Diálogo: ¿Pero hay una autorización en la constitución, como en otros países, como Brasil y El Salvador, por la que se establece que si el presidente lo requiere, las Fuerzas Armadas pueden ayudar a la policía en ciertos casos?

Almte. Cueto: Sí, nuestra constitución contempla que solo con la autorización del Presidente de la República y a requerimiento, las Fuerzas Armadas entran en apoyo a la policía. O si excede y rebasa totalmente las fuerzas de la policía, que es lo que pasa por ejemplo, en esta zona del VRAEM, ya son las Fuerzas Armadas las que toman control total, y la policía es la que entra en apoyo a las fuerzas del orden, que en este caso las maneja el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Diálogo: Usted dijo en su presentación que creía importante tener un organismo regional para combatir el narcotráfico. ¿Puede referirse a ese tema?

Almte. Cueto: He tratado de que se entienda es que de la misma manera que los involucrados en el narcotráfico y el crimen organizado transnacional no reconocen fronteras, lo que nosotros tendríamos que hacer es tener un solo organismo, que los tenemos separados, pero que se podrían integrar solo con el fin de establecer políticas y con ello llegar a tener mecanismos reales de acción contra esta lucha organizada. No se trata solamente de que, por ejemplo, en caso del Perú luchemos contra el narcotráfico, contra la tala ilegal, la minería ilegal que cada día está tomando ya connotaciones realmente devastadoras para el medio ambiente, sino que estos delitos, que como he dicho, no tienen fronteras, también sean enfrentados en forma conjunta por los diferentes estamentos de los diferentes países, sin “mirar las fronteras”, siempre respetando la soberanía de cada país. Pero esto tiene que estar bien articulado, de tal manera que las fronteras no sean una barrera para luchar contra todos estos delitos transnacionales, terrorismo, narcotráfico, minería ilegal, tala ilegal y otros que ahora están coludidos, no solo acá, pero también en Colombia, en Bolivia, etc. Ahora, esto necesita no solamente que los estamentos militares pensemos igual, sino que básicamente los estamentos políticos también piensen igual, yo sé que es difícil, pero en algún momento tiene que darse.

Diálogo: ¿Sería algo como la Fuerza de Tarea Conjunta Interinstitucional – Sur (JIATF-S)?

Almte. Cueto: Yo le mencioné al General Fraser [Douglas Fraser, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos], que podría ser un estamento como el JIATF-S, que podría llevar la batuta, o cualquier otro que interrelacione los mecanismos, como los que ahora mismo estamos manejando en América del Sur, a través del UNASUR, CARSI, CARICOM. Que haya una confluencia de opiniones en una reunión que ellos puedan tener, donde el único tema común sea la lucha contra el crimen organizado, que yo creo que no es difícil y que no hay nadie que en su sano juicio se oponga a eso, pero que eso permita después en otro nivel, que es el nivel operativo, crear este gran centro de recepción de información en forma automatizada, digital, que permita activarse diferentes organizaciones, sean locales, de un país en particular, o trasnacionales, contra este tipo de flagelo. Yo no veo otra forma, sino vamos a seguir con lo que tenemos todavía, que cada país va a tratar de hacer las cosas a su manera. Yo me he quedado impresionado con los cuadros que ha presentado el General Fraser de la cantidad de movimientos ilegales. Claro, hay resultados, pero van a ser pocos, porque si existió un movimiento de 120.000 toneladas de drogas y solo se han podido capturar 20.000, todavía nos falta mucho por trabajar.

Diálogo: Las Fuerzas Armadas del Perú realizaron un excelente trabajo humanitario en Haití después del terremoto del 2010. ¿Puede hablar un poco sobre este “don” humanitario que tiene el Perú?

Almte. Cueto: No es que sea solamente que Perú lo haga, lo hacemos de forma recíproca. Nosotros también hemos tenido desastres naturales, somos parte de la cadena del Pacífico, en donde los terremotos nos visitan de vez en cuando, y hemos tenido desastres donde hemos recibido la ayuda de otros países. De igual manera, dentro de las limitaciones de un país como el Perú que todavía está en desarrollo, si se puede brindar, siempre se hace, al país que sea, no solamente del lado sudamericano. El ofrecimiento puede ser por vía aérea o, como en este caso de Haití, que uno puede inclusive mandar algunos buques que puedan llevar este tipo de ayuda humanitaria, pero siempre se hace, siempre se ha hecho.

Diálogo: ¿Y por qué no crear también un organismo regional para este tipo de asistencia, para evitar la desorganización de los primeros días?

Almte. Cueto: Siempre que hay un desastre natural, los primeros días son realmente muy agitados, a pesar que existen mecanismos multinacionales de apoyo a los desastres naturales. Existen mecanismos de apoyo a los desastres naturales. Lo que pasa es cuando hay un desastre natural en los primeros días realmente hay un caos, porque inicia con los problemas de las comunicaciones. Lo primero que habría que tener en cuenta es que todos nos pongamos de acuerdo de tener un sistema único de comunicaciones de tal forma que no se pierda la comunicación. Si no hay comunicación, ¡sí que hay desastre! Nosotros lo vivimos en carne propia en el último terremoto, se nos fueron las comunicaciones y fue difícil restablecer una red que nos permitiera manejar los medios para poder apoyar a la zona de desastre.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 19
Cargando las Conversaciones