La Brigada Andes del Ejército Ecuatoriano combate el crimen organizado

La Brigada Andes está fortaleciendo los esfuerzos militares para luchar contra el crimen organizado en la región de la frontera, y también mejorará la cooperación con las Fuerzas Armadas colombianas
Julieta Pelcastre | 18 diciembre 2013

Los soldados del Ejército ecuatoriano en la nueva Brigada Andes han mejorado la seguridad en la frontera norte del país al intensificar el patrullaje y enfrentar a los miembros del crimen organizado.

Un grupo de 1,500 efectivos de la 31.° Brigada de Infantería Andes, con sede en Tulcán, capital de la provincia de Carchi, está reforzando la seguridad de las operaciones del Ejército para confiscar drogas, armas, combustible y explosivos a las organizaciones criminales que operan en la frontera norte de Ecuador.

Nuevas amenazas del crimen organizado transnacional

Las patrullas del Ejército se concentran en las provincias de Carchi, Esmeraldas, Imbabura y Sucumbíos.

Esas provincias son “lugares altamente sensibles frente a nuevas amenazas del crimen organizado transnacional”, dijo Carlos Larrea Dávila, viceministro de Defensa Nacional.

La Brigada Andes se compone de soldados que han sido asignados al 13.° Batallón de Infantería de Esmeraldas, al 39.° Batallón de Infantería de Tulcán y al 36.° Grupo Motorizado Calvario de Ibarra. La Brigada Andes se encuentra bajo el mando de la Fuerza de Tarea Amazonas N.° 4. La reorganización fue detallada en la resolución 376, con fecha 4 de octubre de 2013.

La Brigada Andes, comandada por el coronel Mauricio Silva, reúne a miles de soldados del Ejército que proporcionan seguridad en la zona fronteriza. En total, más de 8,000 efectivos del Ejército proporcionan seguridad en la región de la frontera, según el Ministerio de Defensa Nacional.

Lucha contra el crimen organizado y mejoras en la cooperación militar

La Brigada Andes está fortaleciendo los esfuerzos militares para luchar contra el crimen organizado en la región de la frontera, y también mejorará la cooperación con las Fuerzas Armadas colombianas, dijo el general Jorge Peña Cobeña, comandante del Ejército ecuatoriano, durante la ceremonia de inauguración de la brigada, el 5 de noviembre. .

“Esta brigada permitirá incrementar el cumplimiento de las operaciones militares en la lucha contra el narcotráfico y los grupos ilegales, así como la coordinación de las tareas militares entre Ecuador y Colombia” , precisó el general.

Los soldados de la Brigada Andes planean y ejecutan patrullajes de corto y largo alcance. Las tropas también reúnen información de inteligencia e implementan operaciones contra los grupos del crimen organizado.

Se espera que todos los soldados asignados a la región realicen sus tareas de acuerdo a los más altos niveles de profesionalismo, dijeron las autoridades. Los soldados del Ejército en la región y en todo el país han recibido un amplio entrenamiento sobre la protección de los derechos humanos mientras desempeñan sus misiones.

Reorganización del Ejército

La creación de la Brigada Andes es parte de una extensa reorganización del Ejército ecuatoriano que comenzó en agosto de 2013. La reestructuración está programada para finalizar en enero de 2014.

Las autoridades están entrenando a unidades militares completas, flexibles y totalmente equipadas. Las unidades son entrenadas para ejecutar una serie de misiones defensivas, desde la lucha contra el crimen organizado y la seguridad en las regiones fronterizas hasta dar respuesta ante los desastres naturales, dijeron las autoridades.

Más de un millón de habitantes a lo largo de la frontera norte - conocida como Zona 1 - se beneficiarán con la presencia de las Fuerzas Armadas.

La Brigada Andes y otras tropas están combatiendo el tráfico de drogas y otras actividades del crimen organizado.

Los traficantes de drogas transportan alrededor de 120,000 kg de cocaína desde Colombia y Perú a través de Ecuador cada año, según el informe “Análisis situacional del narcotráfico. Una perspectiva policial” emitido por la Comunidad de Policías de América (AMERIPOL). Los miembros del crimen organizado transportan las drogas por tierra, aire y mar a través de Ecuador hacia México, Estados Unidos y Europa.

La reorganización de las unidades del Ejército permitirá a las Fuerzas Armadas actuar de manera más estratégica y mejorar la seguridad en la región fronteriza del norte, de acuerdo a Bertha García Gallegos, una analista de seguridad de la Universidad Católica del Ecuador.

En la lucha contra el crimen organizado, el gobierno ecuatoriano está “fortaleciendo las operaciones conjuntas entre las tres ramas de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional; identificando claramente las posibles amenazas e incrementando la vigilancia en la frontera norte”, precisó García Gallegos.

Las autoridades de Ecuador “están pensando en nuevas formas para patrullar y capacitar a las unidades de vigilancia en la zona fronteriza con equipo especializado, para prevenir un incremento de la inseguridad en la frontera”, dijo la analista de seguridad.

La amenaza del narcotráfico

El Cártel de Sinaloa, dirigido por el capo fugitivo del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán, trabaja con pandillas ecuatorianas para transportar drogas a través del país y al norte de la frontera. La actividad del crimen organizado amenaza la seguridad pública, dijo la analista de seguridad.

“Las actividades del narcotráfico representan una amenaza para Ecuador. El deterioro de la seguridad en la frontera norte está vinculado con el conflicto armado colombiano y las organizaciones que participan en actividades ilegales”, dijo Bertha García Gallegos, una analista de seguridad de la Universidad Católica del Ecuador. “El mayor reto al que se enfrenta Ecuador en materia de defensa y seguridad es el tráfico de drogas, no sólo en la región del norte, sino también en las regiones centrales del país. Es una situación compleja que se transforma de acuerdo a la conducta delictiva. Las autoridades necesitan definir las funciones de cada fuerza de seguridad para lograr un mayor éxito en la lucha contra el crimen organizado transnacional” .

Ecuador no es un productor importante de drogas, pero el país es utilizado como lugar de almacenamiento y ruta de transporte por el Cártel de Sinaloa, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los grupos del crimen organizado de Nigeria, China y Rusia, según el Informe Mundial sobre las Drogas 2013, emitido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Ecuador es uno de los 10 países de todo el mundo que han tenido más éxito en los últimos años en la lucha contra el tráfico de drogas, según el informe de la ONUDD. El país ha hecho avances en la lucha contra el narcotráfico y las operaciones de producción de drogas, según el informe.

Grandes decomisos de drogas

La milicia y las fuerzas policiacas de Ecuador han ejecutado importantes decomisos de drogas en los últimos meses:

• A principios de diciembre de 2013, agentes de la Policía Nacional de la Dirección Antinarcóticos confiscaron más de media tonelada de cocaína en dos operaciones separadas en la provincia de Esmeraldas, en la costa norte de Ecuador. Los agentes arrestaron a ocho sospechosos.

• En noviembre de 2013, las fuerzas de seguridad decomisaron más de 3.5 toneladas de drogas en más de 100 operaciones de seguridad. Los operativos se realizaron en un período de siete días a mediados de noviembre, en los cuales las fuerzas de seguridad capturaron a 83 presuntos narcotraficantes. Entre ellos estaban 75 ecuatorianos, seis colombianos y dos mexicanos. También detuvieron a 14 menores de edad que supuestamente colaboraban con los presuntos narcotraficantes.

• También en noviembre de 2013, las Fuerzas Armadas confiscaron 692 armas de fuego ilegales durante operaciones de seguridad en todo el país. Los soldados decomisaron ametralladoras, rifles, pistolas semiautomáticas y revólveres. Hasta principios de diciembre de 2013, los soldados han decomisado 19,000 cartuchos de armas ilegales. Que es más del doble de los 8,000 cartuchos de armas ilegales que los soldados confiscaron durante todo el año 2012.

• En octubre de 2013, agentes antinarcóticos de la Policía Nacional de Ecuador decomisaron más de tres toneladas de drogas en las operaciones de seguridad realizadas en las provincias de La Libertad y Guayaquil, como parte de la Operación Cazador. Las drogas están vinculadas con los grupos del crimen organizado Los Urabeños y Los Rastrojos, dijeron las autoridades. Los agentes de la Policía Nacional también capturaron a 15 sospechosos.

• En junio de 2013, los agentes antinarcóticos de la Policía Nacional capturaron a siete presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa, entre ellos a Telmo Remigio Castro Donoso, alias “Capi”, quien estaría vinculado a El Chapo, según las autoridades. Los arrestos se produjeron durante la Operación Galaxia.

La cooperación militar refuerza la lucha contra el crimen transnacional

Las fuerzas de seguridad ecuatorianas en los últimos meses han fortalecido sus lazos de cooperación con otros países de América del Sur en la lucha contra el crimen transnacional.

El 25 de noviembre de 2013, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el su par colombiano, Juan Manuel Santos, celebraron una reunión binacional en la ciudad colombiana de Ipiales.

Los presidentes Correa y Santos, junto con los ministros de Gabinete de Ecuador y Colombia se reunieron durante cuatro horas para analizar el progreso de los acuerdos conjuntos sobre seguridad y otros temas. Tras la reunión, ambos presidentes firmaron ocho acuerdos sobre seguridad, transporte, educación, turismo y la industria del petróleo.

Los presidentes también analizaron el tema de las negociaciones de paz en curso entre Colombia y las FARC, que tienen lugar en La Habana.

Las autoridades de Ecuador “están pensando en nuevas formas para patrullar y capacitar a las unidades de vigilancia en la zona fronteriza con equipo especializado, para prevenir un incremento de la inseguridad en la frontera”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 51
Cargando las Conversaciones