Atletas militares brasileños con miras a las medallas de los Juegos Olímpicos Rio 2016

Joint Operation Dismantles Criminal Alliance Between ‘El Chapo’ Guzmán, FARC in Panama

Por Dialogo
diciembre 11, 2015

Excelente idea e información sobre las Fuerzas Armadas actuando sobre aspectos no privados, sino pertinentes. Felicitaciones, brasileños. ¡Adelante, Brasil! Lo que yo más quisiera es ver a nuestras Fuerzas Armadas, en particular el Ejército Brasileño, cuidando y vigilando nuestra frontera, evitando así la entrada de contrabando y armamento para los delincuentes. Es muy triste ver nuestras fronteras asediadas. Las instituciones militares son confiables y podemos creer en ellas. Honra y dignidad, incluso con sueldos bajos. Es muy bueno y placentero ver a nuestras Fuerzas Armadas involucradas en deportes y representando a nuestro Brasil. Me encantaron los reportajes... Que las Fuerzas Armadas continúen protegiendo siempre nuestro país... Aprovecho para decir que me gustaría saber si hay algún soltero que quiera hacer amistad... Gracias... SELVA Me gustaría mucho participar... Me parece bueno el trabajo que hacen estas personas... Yo quisiera realmente participar en el Ejército.
Pero lo bueno es que nos protege y principalmente a las personas de este Brasil... Pues, yo de toda la información para quedar dentro de los hechos y acontecimientos? De todo el Brasil para que podamos quedarnos dentro. Me da mucho gusto ver que las Fuerzas Armadas se están preparando, luchando, haciendo siempre nuevas experiencias en la defensa de nuestro Amado Brasil.
Soy hermana de un expedicionario brasileño. ¡Despierta a nuestros jóvenes, para una vida sana!




Hasta 120 miembros de las Fuerzas Armadas Brasileñas pueden competir en las Olimpiadas de Rio de Janeiro 2016, tras el éxito en las Olimpiadas de Londres 2012, en las cuales 51 atletas militares ganaron cinco de las 17 medallas del país.

El éxito atlético de los militares tiene sus antecedentes en el Programa de Incorporación de Atletas de Alto Rendimiento, el cual es el resultado de una asociación entre el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Deporte, el Comité Olímpico Brasileño y otras confederaciones atléticas.

“En 2007, quedamos en el puesto 27 en los Juegos Mundiales Militares. Fuimos seleccionados como anfitriones de los Juegos la siguiente edición, la cual tuvo lugar en 2011, y también fuimos candidatos para las Olimpiadas de 2016”, explicó el Brigadier Carlos Augusto Amaral, director del Departamento de Deportes Militares del Ministerio de Defensa. “Así que nos preguntamos: ¿cómo podemos mejorar nuestro desempeño? Investigamos un poco y nos dimos cuenta de que durante las Olimpiadas de Beijing 2008, ocho de los primeros 10 en el medallero tenían conexión con algún programa atlético de las Fuerzas Armadas”.

Para crear una infraestructura de apoyo del desarrollo del atletismo en todo Brasil, el Ministerio de Deporte invirtió US$6,5 millones en el programa de las Fuerzas Armadas entre 2010 y 2015, mientras que el Ministerio de Defensa gastó unos US$4 millones solamente en salarios.

Todo el trabajo desde 2008 dará fruto en las Olimpiadas de 2016, que comienzan el 5 de agosto, aunque el proyecto no finalizará cuando concluyan los Juegos Olímpicos el 21 de agosto.

“No queremos que la gente piense que las Olimpiadas de Rio son el final del trabajo que se debe hacer aquí. El Ministerio de Defensa ya ha preparado un plan para el periodo entre las Olimpiadas de 2016 y las de 2020, mientras que se tienen en cuenta también los Juegos Mundiales Militares. Este programa del Ministerio de Defensa no va a desaparecer”.


El programa ha contribuido al excelente desempeño de Brasil durante los Juegos Mundiales Militares 2011 en Rio, donde ganó el primer puesto en el total de medallas —114 en total, de las cuales 45 fueron de oro, 33 de plata, y 36 de bronce. En octubre, Brasil quedó en segundo lugar en el medallero en los Juegos Mundiales Militares 2015 en Corea del Sur, con 84 medallas —34 de oro, 26 de plata y 24 de bronce.

Dicho éxito se atribuye en parte a los cientos de atletas de élite que pertenecen a las Fuerzas Armadas Brasileñas. Actualmente, el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea cuentan con 541 atletas que participan en 24 deportes, a la vez que ejercen de personal militar temporal por un máximo de ocho años. Además, 167 atletas militares son miembros profesionales de las Fuerzas Armadas y tienen especializaciones en tiro deportivo o en actividades exclusivas de las Fuerzas Armadas, como paracaidismo o pentatlones navales.

'El Ejército ha sido mi ancla'


Las esperanzas olímpicas de la Sargento del Ejército Iris Tang Sin cambiaron drásticamente con su entrada en el Programa de Incorporación de Atletas de Alto Rendimiento en 2011.

Luego de haber crecido en la pobreza en Itaboraí, una ciudad de la Región Metropolitana de Rio de Janeiro, la Sargento Iris aspiraba a ser profesional en taekwondo —una decisión a la cual sus padres se oponían firmemente. Sin embargo, Iris solicitó dinero de negocios locales y organizó sorteos para financiar sus viajes a las competiciones.

“Solamente después de unirme al Ejército Brasileño supe con certeza que debía continuar con mis planes de convertirme en atleta profesional”, comentó la Sargento Iris, de 25 años, ganadora del bronce en una competición en Rusia este año; bronce en los Juegos Panamericanos en Toronto en agosto; y oro en los Juegos Mundiales Militares 2015 en octubre.

“El Ejército ha sido mi ancla. La rentabilidad sobre mi inversión en el deporte siempre está garantizada. Este deporte me ha llevado por todo el mundo, me ha dado nuevas esperanzas y sueños y me ha proporcionado un nuevo camino en la vida. También enseño un curso para niños llamado Proyecto Íris para el gobierno municipal de Itaboraí [una ciudad en el estado de Rio de Janeiro]. Este deporte es mi vida, y el Ejército me ha apoyado mucho”.


El Coronel de la Fuerza Aérea, Júlio Almeida, de 46 años y ganador de seis medallas en diversos Juegos Panamericanos, espera que sus segundas y últimas Olimpiadas sean las mejores.

El Coronel Almeida quedó en el puesto 11 en tiro rápido, 12 en pistola de aire y 17 en pistola libre en las Olimpiads de Beijing 2008, antes de ganar el oro en pistola libre en los Juegos Panamericanos en agosto y en la competición de tiro en equipos en los Juegos Mundiales Militares en octubre.

“Cuando todavía era cadete en la academia, descubrí que tenía talento para el tiro deportivo, así que continué con eso a la vez que cumplía mis deberes como oficial”, señaló. “Creo que es muy válido. Falta infraestructura deportiva en Brasil, pero tenemos centros deportivos en muchos destacamentos”.

El programa atlético proporciona apoyo integral


El Programa de Incorporación de Atletas de Alto Rendimiento apoya a la Sargento del Ejército Yane Marques, quien se ha entrenado como pentatleta desde 2009.

La Sargento Yane, de 31 años, ganó el bronce en las Olimpiadas de 2012 antes de ganar la plata en el Mundial de Pentatlón Moderno 2013 en Taiwán y el bronce durante la misma competición en Alemania en 2015. En los Juegos Panamericanos, ganó el oro en 2007 y 2015, y la plata en Guadalajara en 2011, además de hacerse con otra medalla de oro en los Juegos Mundiales Militares 2011.

“Solamente podré quedarme hasta marzo de 2017, que es cuando se acaban mis ocho años”, explicó la Sargento Yane, quien ha ganado seis de sus siete medallas desde su incorporación al programa. “Pero llegó en el momento justo, porque me preparó para mi desempeño en Londres, donde gané el bronce, y para los juegos de Rio de Janeiro el año siguiente. No es un programa simplemente temporal. Tiene el potencial de beneficiar a muchas generaciones de atletas si continúa”.

Además de recibir un salario, los atletas pueden contar con los nutricionistas, fisioterapeutas, médicos, dentistas y entrenadores de las Fuerzas Armadas que les brindan un apoyo crucial.

“Recibimos un salario, pero no se trata solamente del dinero. Por todo Brasil hay barracas que participan en el programa. Cuando tenía que viajar para competir, las utilizaba mucho. Las tienen en Porto Alegre, Curitiba, Rio de Janeiro, São Paulo, Resende…”

Otros participantes del programa con buenas posibilidades de medalla en las próximas Olimpiadas incluyen a los sargentos Leonardo de Deus y Etiene Medeiros (natación), Sarah Menezes, Mayra Aguiar, Erika Miranda, Maria Portela, Tiago Camilo y Charles Chibana (judo), además de los jugadores de vóleibol de playa, los equipos de handball masculino y femenino, y el equipo de fútbol femenino.
Share