Jamaica asesta golpe al tráfico de drogas

El componente naval de la Fuerza de Defensa de Jamaica realizó una incautación de drogas en la costa oeste de la isla.
Renée Carnegie/Diálogo | 11 junio 2018

Amenazas Transnacionales

El 3 de mayo de 2018, la Guardia Costera de la Fuerza de Defensa de Jamaica interceptó un navío e incautó 347 kilogramos de marihuana. (Foto: Fuerza de Defensa de Jamaica)

La Guardia Costera de la Fuerza de Defensa de Jamaica (JDF, en inglés), continúa en 2018 con un ataque frontal contra el tráfico de drogas. El 3 de mayo de 2018, las autoridades interceptaron un navío e incautaron 347 kilogramos de marihuana prensada cerca de la costa de Westmoreland, en el distrito occidental del condado de Cornwall.

El decomiso fue el resultado de los patrullajes de rutina de la Guardia Costera de la JDF, a bordo del Buque jamaiquino  HMJS Cornwall. Tres hombres fueron detenidos: un haitiano y dos jamaiquinos.

“El equipo de patrullaje a bordo del HMJS Cornwall realizaba operaciones rutinarias de vigilancia cuando detectó un navío sospechoso, por lo que abordó el navío para hacer un peritaje”, declaró a Diálogo el Mayor Basil Jarrett, oficial de cooperación civil-militar de la JDF. “Es cuando vieron a los tres hombres arrojar varios paquetes por la borda”.

Las unidades de la Guardia Costera recuperaron del mar cinco paquetes de marihuana y encontraron 11 paquetes más a bordo del navío. Según un informe de 2015 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, un kilo de marihuana puede valer US$ 8000 en el mercado negro. El valor estimado de la droga incautada alcanza más de US$ 3 millones. Las autoridades también incautaron en el navío contenedores con casi 600 litros de combustible.

“Los hombres fueron entregados a la policía antinarcóticos y la marihuana fue pesada y sometida al debido proceso”, explicó el May. Jarrett. “Existen sospechas respecto a que la incautación y los arrestos están conectados con el intercambio de armas por drogas que se produce entre los criminales jamaiquinos y haitianos”.

Área de responsabilidad amplia

Según el Informe de 2018 de la Estrategia para el Control Internacional de Estupefacientes del Departamento de Estado de los EE. UU., Jamaica es el principal proveedor de marihuana de los Estados Unidos, y es la principal vía de tránsito para la cocaína que se mueve desde Sudamérica a Norteamérica. El informe indica que los narcotraficantes también exportan hacia otras naciones del Caribe marihuana cultivada en Jamaica, transportada en navíos pequeños y lanchas, a cambio de armas ilegales y mercancía de contrabando.

Para las autoridades de Jamaica, las operaciones contra el tráfico de marihuana y contra las organizaciones criminales transnacionales dieron sus frutos en los últimos años. Según el informe anual de 2016 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, Jamaica erradicó 725 hectáreas de plantas de marihuana en 2015 —los cultivos en la isla tienen una extensión aproximada de 15 000 hectáreas. En el Informe Anual de 2016 de la Fuerza Policial de Jamaica, la policía nacional reportó la incautación de 48 toneladas de marihuana.

La redada antidroga de la Guardia Costera de la JDF tendría un valor de hasta US$ 3 millones en el mercado internacional. (Foto: Fuerza de Defensa de Jamaica)

Las autoridades de Jamaica continúan con el apoyo a las operaciones marítimas. Los 240 000 kilómetros cuadrados de dominio marítimo de Jamaica, 25 veces su superficie terrestre, son responsabilidad de la Guardia Costera de la JDF y de su personal de 300 elementos. La unidad naval reforzó hace poco sus capacidades de protección y seguridad en la frontera marítima. Adquirió en 2017 dos nuevos navíos Stan Patrol 4207, para patrullaje en alta mar. Los nuevos navíos se sumaron a una flota compuesta por ocho patrullas, patrullas costeras e interceptores costeros.

La Guardia Costera de la JDF también está por recibir una aeronave de patrulla marítima (MPA en inglés), para complementar las tareas de seguridad marítima desde el aire. La compra de la aeronave fue aprobada en el 2017.

“La mayoría de nuestras interdicciones de éxito se produjeron en conjunto con apoyo aéreo, lo que nos permitió detectar elementos de superficie sobre el objetivo específico”, dijo la Capitán de Navío  Antonette Wemyss Gorman, comandante de la Guardia Costera de la JDF, sobre los esfuerzos conjuntos con el Ala Aérea de la JDF. “La MPA llegará hasta octubre de este año [2018]. Es una King Air 350; estará dotada con el equipo necesario”.

Operaciones combinadas

En el primer trimestre de 2018, la JDF participó en la Operación Riptide junto a las unidades de la Guardia Costera del Caribe Neerlandés, un ejercicio combinado dirigido por el Área Atlántica de la Guardia Costera de los EE. UU. La misión de la operación fue la lucha contra el tráfico de drogas en el Caribe, y la neutralización de redes criminales transnacionales. La Operación Riptide también fortaleció los lazos de amistad entre los países amigos y fomentó la coordinación operativa.

“Jamaica es un aliado fundamental en el marco de nuestros esfuerzos por combatir el trabajo de las redes criminales transnacionales que buscan explotar el dominio marítimo”, dijo el Capitán de Fragata de la Marina de los EE. UU., Carmen DeGeorge, comandante del USCGC Resolute, que participó en la operación. “Los oficiales y la tripulación del Resolute están orgullosos de formar parte de este evento único”.

El 17 de marzo, la Operación Riptide interceptó navíos sospechosos e incautó 1,3 toneladas de marihuana. Como parte de la operación, siete narcotraficantes fueron detenidos.

“El Departamento de Seguridad Nacional de los EE. UU. trabajó en combinación con Jamaica, y pudimos interceptar con eficiencia las 1,3 toneladas de marihuana”, declaró el Cap. de Frag. DeGeorge en un comunicado, tras el regreso del USCGC Resolute a su puerto base en San Petersburgo, Florida, el 28 de abril de 2018. “La operación de hoy representa el compromiso constante de los Estados Unidos y sus socios internacionales en la lucha contra las redes criminales transnacionales y en la promoción de la estabilidad en toda la región del Caribe”.

La Guardia Costera de la JDF continúa su lucha contra el tráfico de drogas y en la protección de sus aguas, mientras envía un mensaje fuerte y claro a los criminales. “Tomamos en serio las interdicciones, y usaremos todos los recursos disponibles para disuadir y cerrar el paso a las actividades ilícitas”, finalizó la Cap. de Nav. Wemyss Gorman.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 5
Cargando las Conversaciones