Impiden atentado terrorista de ISIS en carnaval de Trinidad y Tobago

Fuerzas Armadas de la isla detuvieron a siete personas a quienes investigan por su vinculación con ISIS.
Yolima Dussán/Diálogo | 26 febrero 2018

Amenazas Transnacionales

Militares del 1.º y 2.º Batallón de Infantería de la Fuerza de Defensa de Trinidad y Tobago son insertados por un helicóptero, en una redada simulada durante el Ejercicio Tradewinds 2017 Fase II en Chaguaramas, Trinidad y Tobago, el 13 de junio de 2017. Tradewinds es un ejercicio anual patrocinado por el Comando Sur de los EE. UU. (Foto: Sargento del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Olivia McDonald)

Las fuerzas de seguridad de Trinidad y Tobago frustraron un ataque terrorista planeado para los días 12 y 13 de febrero de 2018. En esas fechas, la isla realizó su popular Carnaval de Trinidad, evento que convoca cada año a miles de personas locales y turistas en las avenidas principales de Puerto España, capital del país.

El pasado 9 de febrero las autoridades trinitarias informaron sobre la captura de cuatro individuos, detenidos tras una fuerte labor de inteligencia que develó la organización de un plan para realizar un atentado terrorista. Posteriormente, la policía detuvo a tres personas más para un total de siete. Los rastreos determinaron que sus autores eran personas vinculadas al Estado Islámico (ISIS).

“Estas siete personas de interés forman parte de la investigación de las autoridades por el presunto complot terrorista identificado por agencias de inteligencia de países amigos”, dijo el Comisionado Stephen Williams, jefe del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago, en una conferencia de prensa. “Todos los detenidos están a disposición de la oficina de la Fiscalía Pública”.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, fue posible neutralizar el ataque terrorista gracias a las alertas establecidas por personal estadounidense, que detectó movimientos de un grupo de personas que tenían intenciones de atentar contra la Embajada de los EE. UU. en Puerto España. La información fue suministrada por el Buró Federal de Investigaciones de los EE. UU. a las autoridades trinitarias, encabezadas por la Rama Especial y la Agencia de Servicios Estratégicos, dos agencias del Servicio Policial de Trinidad y Tobago (TTPS, en inglés), encargadas de las labores de inteligencia para la seguridad nacional del país caribeño.

Desde diciembre de 2017, cuando fue detectada la amenaza, la TTPS y las fuerzas militares trinitenses engranaron un operativo de seguimiento con el apoyo de las agencias estadounidenses. La labor permitió captar y descifrar mensajes codificados entre personas ligadas a ISIS, que indicaban la inminencia de un atentado que tomaría ventaja del ambiente de aglomeración de la población en las calles durante el carnaval, según conferencia de prensa del Comisionado Williams.

Los trabajos significaron varias semanas de vigilancia a personas en los distritos trinitenses de El Socorro, Laventille, Enterprise y Bamboo Settlement en la zona de Valsayn. Las autoridades efectuaron búsquedas de artefactos explosivos como bombas, granadas de mano y armas y municiones en cinco mezquitas en El Socorro, Munroe Road, Sangre Grande, Bamboo y Laventille.

Efectividad de las agencias

“La operación fue el resultado de la implementación continua de una estrategia integrada e inteligente”, dijo el Mayor General (R) Edmund Dillon, ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago. “Las agencias de este país trabajan constantemente para identificar actividades sospechosas, autenticar su origen y reducir cualquier amenaza posible de manera oportuna y precisa”.

Miembros del 1.º y 2.º Batallón de Infantería de la Fuerza de Defensa de Trinidad y Tobago y soldados de la Fuerza de Defensa de Belice simulan un allanamiento de playa, durante la Fase II del Ejercicio Tradewinds 2017, en Puerto España, Trinidad y Tobago, el 13 de junio de 2017. (Foto: Sargento del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Clemente C. Garcia)

El carnaval concluyó el 13 de febrero sin ninguna novedad, pero representó un gran operativo en vigilancia y control. Con el fin de la celebración el funcionario retomó los esfuerzos por mantener la tranquilidad en su país, que no tiene antecedentes de acciones terroristas. “Todas las agencias de seguridad nacional que trabajan en coordinación las 24 horas para monitorear y evaluar el movimiento de personas y el tráfico en tiempo real continúan en colaboración y sincronía para garantizar la seguridad pública y de los ciudadanos, residentes y visitantes por igual”, aseguró Dillon.

La alerta del posible atentado disparó las alarmas en algunas de las embajadas presentes en la isla caribeña. Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido emitieron advertencias a sus ciudadanos para no viajar a este destino durante las fiestas.

Origen de la amenaza

La advertencia sobre la posibilidad de un ataque terrorista en Trinidad y Tobago, que cuenta con cerca de 1,4 millones de habitantes, fue identificada por la Oficina de Asuntos Internacionales y de la Mancomunidad Británica, quien advirtió en agosto de 2017 al Gobierno trinitense sobre la posibilidad de que este país fuera objetivo de un ataque terrorista. Meses antes, el Almirante de la Marina de los Estados Unidos Kurt W. Kidd, comandante del Comando Sur de los EE. UU., dijo ante el Senado de los EE. UU. el 6 de abril de 2017, que “las organizaciones extremistas violentas como ISIS buscan radicalizar y reclutar poblaciones vulnerables en el Caribe y partes de Centroamérica y Sudamérica”.

De acuerdo con el reporte Índice de Terrorismo Global realizado por el Instituto de Economía y Paz, Centroamérica y el Caribe son las regiones del mundo con menor impacto de terrorismo. Sin embargo, el país insular ha representado un motivo de preocupación para las agencias de inteligencia de los países amigos de la región, quienes aseguran que la tendencia cambió. El informe sobre terrorismo de los países 2016 del Departamento de Estado de los EE. UU. indica que la nación insular posee el mayor índice de reclutamiento per cápita por parte de ISIS en América.

Mantienen la alerta

La alerta de las autoridades militares y de policía está basada en la información de inteligencia sobre el destino de más de 130 trinitenses que viajaron en los últimos años a Siria e Irak para luchar junto a ISIS, y que podrían representar una amenaza a su regreso tras haberse convertido en combatientes extranjeros. Un informe de octubre de 2017 del Grupo Soufan, instituto de inteligencia y consultor de seguridad que rastrea a los combatientes extranjeros, registró el aumento de hombres y mujeres de la isla que simpatizan con los radicales musulmanes en base a datos de gobiernos, organizaciones internacionales y centros de investigación.

Un ejemplo es Shane Crawford (Abu Sa'd en Trinidad), nacido en Trinidad y Tobago y reconocido recluta islamista identificado por las agencias de inteligencia como francotirador. Crawford pide en una entrevista publicada por DABIQ, una revista de propaganda de ISIS, que sus partidarios regresen a su país para "atacar los intereses de la coalición de cruzados", incluyendo embajadas, empresas y civiles.

Según el Grupo Soufan, aproximadamente un 30 por ciento de los combatientes extranjeros vuelven a sus países de origen, lo que constituye un desafío para las agencias de seguridad de cada nación. Es razón suficiente para que las autoridades de Trinidad y Tobago mantengan la alerta sobre la posible presencia de grupos musulmanes extremistas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 23
Cargando las Conversaciones