• Home »
  • Uncategory »
  • Interview with the Chief of the Chilean Joint General Staff, General Hernán Mardones Ríos

Entrevista con el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Chile, General Hernán Mardones Ríos

Interview with the Chief of the Chilean Joint General Staff, General Hernán Mardones Ríos

Por Dialogo
noviembre 14, 2011


Los jefes de la Defensa de varios países sudamericanos se dieron cita en Santiago, Chile para la 3era Conferencia Anual de Defensa Sudamericana (SOUTHDEC, por su sigla en inglés), en septiembre. Coauspiciada por las Fuerzas Armadas de Chile y el Comando Sur de los EE. UU., la edición 2011 de la conferencia tuvo como enfoque el apoyo militar a la asistencia humanitaria y la respuesta a desastres. A continuación, la entrevista realizada por Diálogo con el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Chile, General de División Hernán Mardones Ríos.

DIÁLOGO: General, ¿quién tiene la responsabilidad de organizar el recibimiento y distribución de toda la ayuda humanitaria recibida por un país después de una catástrofe?

General Hernán Mardones Ríos: Yo creo que la responsabilidad en un país como Chile la tienen las autoridades políticas en los respectivos niveles. A nivel nacional, sin duda, el presidente de la República y el ministro del Interior que es el ejecutor, el responsable de las situaciones de emergencias, de catástrofes o de desastres naturales. A nivel municipal, existen los alcaldes, que no son representantes del presidente; son elegidos por la ciudadanía y en consecuencia son el contacto más directo que tiene el sistema de administración del Estado en relación con la ciudadanía. Entonces toda la cadena de las autoridades políticas: presidente de la República, ministro del Interior, intendentes y gobernadores son los que se supone deben tomar las decisiones en Chile.

DIÁLOGO: ¿Pero, qué pasa con las Fuerzas Armadas?

General Mardones: Las FF. AA. son instituciones permanentes de la República, existen para la defensa de la patria y para la mantención de la integridad territorial, por lo tanto su misión es una misión de preparación para enfrentar alguna crisis internacional o un conflicto armado. Sin embargo, el planteamiento para el empleo de las FF. AA. en situaciones de catástrofes es un planteamiento por capacidades, no es un planteamiento del uso de la fuerza militar para poder actuar en una catástrofe. Es el planteamiento de utilizar y seleccionar un menú de capacidades que tienen las FF. AA en Chile para trasladar, para tomar lo que sea necesario a las características de la situación que está ocurriendo en un determinado lugar. Chile es un país que le ocurre de todo en cuanto a desastres naturales. En consecuencia, es un país que requiere estar preparado para las emergencias, las catástrofes, por los desastres naturales.

En situaciones extremas, el Gobierno decreta un Estado de Excepción Constitucional que permite el empleo de las FF. AA. Es en base a ese Estado de Excepción, que las FF. AA. reaccionan, coordinadas por el Estado de Mayor Conjunto.

DIÁLOGO: ¿El terremoto del 2010 cambió para siempre la manera que el pueblo ve a sus FF. AA.?

General Mardones: Sí. Fue una actuación que se hizo sin escribir un solo papel, sin disparar un solo tiro y sin tener un solo muerto. Y creo que esa capacidad de las FF. AA. chilenas de poder desplegarse de esa manera es una capacidad que nosotros debemos agradecer también a la participación de nuestras fuerzas en las operaciones de paz. A los siete años que llevamos en Haití, en Chipre, en Bosnia-Herzegovina, en Kosovo, en el Medio Oriente porque esas operaciones de paz permiten a nuestros cuadros profesionales de tropas y oficiales a enfrentarse a situaciones que son de esta naturaleza. Son campos de entrenamiento para nuestras tropas en ese sentido. Nuestros soldados van a estas operaciones y empiezan a cambiar la manera en que enfrentan la situación que ya no es de entrenamiento militar puro, sino que es una manera de relacionarse con personas que están afectadas, con personas que son parte de un desastre en que a parte de una autoridad militar, es necesario también tener niveles de comprensión, niveles de afecto, de humanidad, niveles de cariño, de ayuda humanitaria.

DIÁLOGO: General, en la conferencia se habló de la posible creación de un organismo, en un determinado país, que se responsabilice por el despliegue de ayuda humanitaria por parte de las naciones de la región de manera conjunta. Por toda esa experiencia, por el profesionalismo de las FF. AA de Chile, usted ve a Chile como un líder natural para encabezar ese organismo en caso de ser creado?

General Mardones: Yo creo que lo que estamos pensando es hacer converger esfuerzos, información a un sistema que nos permita colaborar de la mejor manera posible con el país que se encuentre afectado. Porque las reacciones a una situación de emergencia, catástrofe o desastres naturales son distintas en cada país dependiendo de su idiosincrasia, dependiendo de su legislación, dependiendo de sus gobernantes y dependiendo de las posibilidades de apoyo que ellos tienen y de la relación que ellos tienen con varios países del mundo. En consecuencia, uno no puede restringir esta actuación a un procedimiento común que se aplica a tabla raza en cualquier país porque está estructurado aquí bajo la condición de la Junta Interamericana de Defensa, de la UNASUR o de cualquier otro organismo que lo esté liderando. La intención es ofrecer en ese minuto, las mejores condiciones de información para que, tal como explicábamos en la reunión, no nos llegue un camión con salsa de tomate y nunca llegue el tallarín.

DIÁLOGO: ¿Y cómo ve usted la participación de los EE. UU. en todo esto?

General Mardones: Yo creo que los EE. UU., y la relación que tenemos nosotros [Chile] con el Comando Sur de los EE. UU. es muy fuerte; sin duda que ellos siempre han estado prestos para colaborar en los momentos más difíciles que de repente los países de América han tenido que vivir. No cabe duda que nosotros recibimos ayuda en el momento oportuno, especialmente en comunicaciones y otros elementos críticos. EE. UU. estuvo en Haití para el terremoto, recuerdo el portaviones Vinson, al que tuve la oportunidad de visitar, los buques que también enviaron, el buque hospital Comfort, por lo tanto el papel de los EE. UU. en esto es destacable por siempre intentar estar presentes en esos momentos difíciles.

El Comandante del Comando Sur está intentando tomar estas experiencias que han ocurrido en distintos países de América para poder hacer converger estos esfuerzos en un sistema, en un procedimiento, en una manera de actuar que nos sirva para buscar esa racionalidad en los momentos de las peores crisis que pueden vivir las naciones. Por lo tanto hay que reconocer el papel de los EE. UU.



Share