Fuerza de Tarea Interinstitucional Tecún Umán erradica cultivos de droga en Guatemala

Los militares rastrean 147 kilómetros de área fronteriza con México para evitar que los narcotraficantes utilicen terrenos rurales para el cultivo de drogas.
Lorena Baires/Diálogo | 27 septiembre 2018

Amenazas Transnacionales

La Policía y el Ejército de Guatemala realizan una demostración con ayuda de los vehículos J8, en Ocos, departamento de San Marcos, el 1.º de julio de 2013, día de la creación de la Fuerza de Tarea Interinstitucional Tecún Umán. (Foto: Johan Ordoñez/AFP)

Entre julio y agosto de 2018, la Fuerza de Tarea Interinstitucional (FTI) Tecún Umán, integrada por la Policía y el Ejército de Guatemala, participó en una mega operación para erradicar casi 10 millones de plantas de amapola cultivadas en 23 poblaciones del departamento de San Marcos, en el noroeste del país. El operativo ha impedido que casi USD 33 millones lleguen a manos del crimen organizado transnacional.

“En el operativo participaron más de 800 personas entre militares, policías y fiscales especiales. Iniciamos con tareas de reconocimiento del área y luego desplegamos a todas las unidades”, explicó el Coronel del Ejército de Guatemala Óscar Pérez Figueroa, director de prensa del Ministerio de Defensa. “El trabajo se prolongó por tres días y logramos eliminar 324 campos de cultivos”.

La FTI es una unidad élite encargada de frenar a las redes de narcotráfico, contrabando y demás actividades del crimen organizado transnacional, en 147 kilómetros de frontera con México. “La fuerza está integrada por 1509 elementos, distribuidos en tres escuadrones entrenados en tácticas de combate, operaciones de reconocimiento, seguridad e interdicción de cargamentos de droga”, detalló el Cnel. Pérez. “El grupo inició operaciones en julio de 2013, y desde entonces despliegan a diario sus vehículos J8, donados por el Comando Sur de los Estados Unidos”.

Los vehículos son utilizados en forma rutinaria en la lucha contra los carteles de drogas, traficantes de personas y organizaciones criminales transnacionales. Su agilidad y maniobrabilidad en terrenos irregulares y de difícil acceso en zonas fronterizas han sido fundamentales en el éxito de los patrullajes militares.

En febrero de 2018 se ejecutó la primera operación de erradicación de amapola. “Desplegamos nuestras unidades en los municipios de Tejutla y Tajumulco, en San Marcos, y concluyó con la destrucción de más de 31 millones de matas que estaban en 864 campos de cultivo, con una extensión de 610 000 metros cuadrados”, indicó el Cnel. Pérez. Las autoridades calcularon el valor de la amapola destruida en más de USD 105 millones de dólares.

Durante 2017, la FTI Tecún Umán desarrolló 2870 acciones, entre puestos de registro, patrullaje, reconocimiento, allanamiento y apoyo a otras unidades. Dentro de los resultados más sobresalientes se encuentra la incautación de más de 650 kilogramos de cocaína en el departamento de San Marcos, gracias a una llamada telefónica de alerta. Las autoridades recibieron información de que los narcotraficantes intentaban llevar la cocaína a México para entregarla a estructuras ligadas al Cartel de Sinaloa.

Otros operativos

Agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala confiscan plantas de marihuana durante una operación antidroga en el municipio de Tajumulco, departamento de San Marcos. (Foto: Orlando Sierra/AFP)

Guatemala ha incorporado el uso de drones para la erradicación de los cultivos de amapola; los vuelos permiten identificar las rutas de acceso a las zonas de cultivo. “Hemos incluido la tecnología a esta clase de operaciones porque los terrenos adonde hay que ingresar con los diferentes grupos de erradicación son de difícil acceso y se dificulta saber cómo están las carreteras, si hay bloqueos o barricadas”, explicó Feremka Godínez, directora de la Escuela Centroamericana de Entrenamiento Canino de la Policía Nacional Civil de Guatemala, quienes refuerzan los operativos.

Los drones fueron donados por el Comando Sur de los Estados Unidos a finales del 2017 y fueron utilizados por primera vez en febrero y marzo de 2018. En esa oportunidad las autoridades segaron 30 millones de plantas de amapola. También erradicaron tres millones de matas de marihuana.

La FTI Tecún Umán combate el contrabando en puntos ciegos en la frontera con México y destruye pistas clandestinas que se utiliza el crimen organizado para la recepción y entrega de mercadería ilegal. “La frontera tiene bastante porosidad y ya hemos bloqueado varios pasos ilegales y destruido pistas clandestinas en donde circulaba mucho contrabando; frenamos a personas o estructuras que transportan todo tipo de ilícitos”, añadió el Cnel. Pérez.

El triángulo de la amapola

El cultivo de amapola en Guatemala se intensificó a partir de 2003, y en la actualidad se ha extendido a decenas de aldeas de los municipios Sibinal, Ixchiguán y Tajumulco, ubicados a lo largo de la frontera con México. La zona es conocida como el triángulo de la amapola.

Las características geográficas y condiciones climáticas de los municipios facilitan la producción de amapola real (Papaver somniferum). De su fruto se extrae la savia que produce el opio, con el que son elaboradas drogas como la morfina y la heroína. Un agricultor puede extraer hasta 8 kg de opio por cada hectárea cultivada, mientras los narcotraficantes pueden fabricar hasta 1 kg de morfina o heroína por cada 10 kg de opio.

Los agricultores cultivan el opio entre hortalizas y frutos, luego lo venden a los carteles de narcotraficantes y estos lo transportan a laboratorios clandestinos para utilizarlo como materia prima en la producción de drogas. La FTI Tecún Umán ataca de frente el círculo de producción para evitar que los guatemaltecos sean utilizados en el tráfico de drogas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones