Infantes de marina de Brasil conmemoran 213.º aniversario con el desafío de reinventarse

Infantes de marina de Brasil conmemoran 213.º aniversario con el desafío de reinventarse

Por Marcos Ommati/Diálogo
marzo 05, 2021

ADSUMUS es una palabra en latín que significa “aquí estamos”. Responder con ADSUMUS significa que uno está listo y presente para responder a un llamado o una orden en cualquier momento. Por eso, los miembros del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil (CFN en portugués), que celebra su 213.º aniversario el 7 de marzo, emplean el término con gran orgullo. Y estos militares nunca han estado más presente o ADSUMUS como en estos tiempos de pandemia. Los infantes de marina (FN en portugués) participaron en casi todas las operaciones que realizó la Marina de Brasil (MB) para minimizar los efectos del COVID-19, desde la desinfección de lugares públicos hasta el lanzamiento de campañas de sensibilización a la población.

“Con gran orgullo, puedo decir que una vez más hemos superado nuestras expectativas. Incluso antes de que la pandemia afectara al país, durante la Operación Retorno, los infantes de marina, junto con varias agencias y otras fuerzas, ya estaban listos para recibir a los brasileños repatriados desde Wuhan, China… Prestamos servicio en la Operación COVID-19, realizando actividades como la desinfección de lugares públicos con una circulación densa de personas, donación de alimentos y kits de higiene, y capacitación de civiles y agentes públicos, en Brasil y en el extranjero”, dijo el General (FN) Paulo Martino Zuccaro, comandante general de la CFN. “También nos centramos en la ciencia y la tecnología para proteger a aquellos que han estado, y todavía están, a la vanguardia luchando contra el nuevo coronavirus, y a quienes debemos nuestra gratitud y reconocimiento: los valiosos socorristas”.

A pesar de la pandemia, la CFN pudo llevar a cabo algunos proyectos importantes en 2020. Como parte del Programa de Construcción Naval, la MB y el Gobierno de los Estados Unidos llegaron a un acuerdo para adquirir vehículos tácticos ligeros conjuntos, y se espera que las entregas comiencen en 2022.

“La Oficina de Ciencia y Tecnología del Cuerpo de Infantería de Marina, la oficina de vanguardia, también fue creada dentro de la estructura del Comando General del Cuerpo de Infantería de Marina, lo que contribuirá en gran medida con la aceleración de proyectos y sinergias con las excelentes instituciones de investigación y desarrollo que ya forman parte de la Marina de Brasil”, agregó el Gral. Zuccaro.

Transformación

A pesar del COVID-19, el CFN mantiene un plan de transformación, por ejemplo, invirtiendo más en recursos humanos. “El CFN está invirtiendo en este tipo de iniciativas, ya que sostiene que los recursos humanos son el eje central de las organizaciones exitosas. Sólo las organizaciones que vean esta realidad y valoren su capital humano sobrevivirán y se mantendrán fuertes en el tercer milenio”, dijo el General (FN) Alexandre José Barreto de Mattos, excomandante general del CFN, al celebrar el aniversario de la institución en 2020.

Otra de las preocupaciones del CFN tiene que ver con el impacto de sus actividades en el medioambiente. Para ello, en 2019 se implementó el plan de sustentabilidad “CFN Transforma”, que incentiva la reflexión y el cambio de actitudes para permitir la incorporación de la responsabilidad socioambiental en las tripulaciones de los FN. El plan forma parte del Sistema de Gestión Ambiental, implementado por la MB en su conjunto.

El CFN también quiere hacer un mejor trabajo en materia de integración de género. Hace solo 41 años que se incorporó la primera mujer a la fuerza y, ​​recién en 2016, la Subteniente Auxiliar de Infantería de Marina Débora Ferreira de Freitas finalizó el curso de Especialización en Guerra Anfibia, convirtiéndose en la primera mujer habilitada para comandar un escuadrón de infantería en Brasil.

Un poco de historia

Los inicios del CFN se remontan a 1807, cuando la corte portuguesa, bajo amenaza de invasión de las tropas de Napoleón Bonaparte, se trasladó a Brasil. Este hecho marca el comienzo de lo que se convertiría en el CFN, ya que, en este traslado, la Brigada de la Marina Real se encargó de proteger a la corte portuguesa, que gobernaría desde la ciudad de Río de Janeiro, capital de Brasil en aquel entonces, pronto elevada en la sede del Reino de Portugal, Brasil y Algarves. La llegada a Río de Janeiro el 7 de marzo de 1808 marcaría la creación del actual Cuerpo de Infantería de Marina.

Pero fue sólo con la Proclamación de la Independencia, el 7 de septiembre de 1822, que se consolidó la necesidad de constituir una tropa de marineros-infantes para la defensa del flamante país. El 24 de octubre de 1822, el emperador Pedro I creó por decreto el Batallón de Artillería de la Marina en Río de Janeiro, con los militares que permanecieron en Brasil tras la salida del rey D. João VI, que regresó a Portugal.

En la actualidad, el CFN cuenta con 17 000 militares, todos voluntarios.

Share