En busca de un escudo en común

In Search of a Common Shield

Por Dialogo
enero 16, 2013


Entrevista con el General de Brigada Kenrick Maharaj, Jefe de Defensa de Trinidad y Tobago

En Trinidad y Tobago, tierra del carnaval más alegre del Caribe, los tiroteos entre pandillas y las vendettas del narcotráfico motivaron a que el gobierno decretara un estado emergencia en el verano de 2011. De ese desafortunado evento, sin embargo, surgió un vínculo sin precedentes entre la Policía y las Fuerzas de Defensa que trabajaron unidas para poner fin a una crisis que estaba desangrando al país.

Año y medio después del estado de emergencia en Trinidad, ¿militares y policías continúan colaborando para evitar un episodio como el del 2011? En una entrevista concedida a Diálogo durante la Conferencia de Seguridad de las Naciones del Caribe (CANSEC 2013), en diciembre de 2012, el General de Brigada Kenrick Maharaj, jefe de Defensa de Trinidad y Tobago, respondió a estas y otras preguntas sobre temas de cooperación regional en el ámbito de la seguridad.

Diálogo: El año pasado, durante CANSEC 2012 en San Cristóbal y Nieves, tuvimos la oportunidad de hablar con usted sobre los retos en materia de seguridad y defensa que enfrenta Trinidad y Tobago. ¿Qué hay de nuevo en el panorama de seguridad y defensa en su país?

General de Brigada Kenrick Maharaj: Lo más significativo durante este último año fue el cambio de liderazgo en el ministerio de Seguridad Nacional. El nuevo ministro, honorable Jack Warner, nos facilitó nuevas perspectivas sobre seguridad nacional basadas en su estilo de liderazgo y sus prioridades. Hemos tenido que incluir ciertas reglas y responsabilidades adicionales para extender nuestro apoyo a las agencias de Trinidad. El nuevo ministro ha puesto en alta prioridad la importancia de las intervenciones sociales. Por lo tanto, en apoyo a la policía, hemos intervenido durante los últimos meses en ciertas problemáticas sociales y algunas de las comunidades de alto riesgo en Trinidad y Tobago, más en Trinidad, con nuestros esfuerzos focalizados en los jóvenes. Ha sido muy interesante participar de una intervención que muestra un aspecto de la prevención del delito.

Diálogo: Durante el estado de emergencia que se vivió en Trinidad en el año 2011, la Policía y las fuerzas de defensa trabajaron en conjunto. ¿Han continuado con ese modelo de cooperación?

Gral. de Bda. Maharaj: Debo admitirle que la relación entre el servicio policial y la fuerza de defensa de Trinidad y Tobago es excelente. Existe un foro realmente abierto a discusiones de cualquier tema, distinto de hace una década atrás, que existía un choque cultural en la forma en que trabajaban las fuerzas militares y las fuerzas policiales. Ahora nos entendemos mejor que antes, lo cual genera una relación más amistosa, no solo a nivel ejecutivo, sino también en los escalafones inferiores. Existe un mayor nivel de comodidad cuando se trabaja codo a codo en patrullas conjuntas, móviles o de a pie.

Diálogo: ¿Cómo logran trabajar en conjunto sin cruzar los límites de cada uno?

Gral. de Bda. Maharaj: Tuvimos que elaborar reglas muy sólidas, a partir de la experiencia del estado de emergencia que tuvimos entre agosto y diciembre de 2011. Mi representante legal en la Fuerza de Defensa ha estado muy involucrado en la elaboración de reglas de enfrentamiento y en asegurar que exista un nivel de fiabilidad y transparencia en el modo en que las Fuerzas de Defensa trabajan para apoyar a la Policía. Además, esto se extiende también a nuestra participación en programas sociales, ya que el trabajo con civiles requiere un tipo distinto de de intervención.

A pesar de que hemos dedicado recursos a los programas sociales, las Fuerzas de Defensa continúan manteniendo su enfoque en la seguridad en entornos aéreos y marítimos, para que nuestra seguridad fronteriza no se vea comprometida en materia de distribución de recursos y protección de la seguridad nacional actual, así como también para mantener nuestros compromisos en la región. No se trata solo de Trinidad y Tobago. Afortunadamente, estamos empleando todos nuestros recursos aéreos, entre ellos los cuatro helicópteros Augusta-Westland 139 que adquirimos recientemente y que ya están completamente operacionales. Sus funciones son las de patrullaje, búsqueda y rescate en el mar… La fuerza terrestre sigue involucrada en la frontera y todos los otros esfuerzos que mencioné anteriormente, y nuestra Guardia Costera sigue creciendo. Nuestra Guardia Costera está en el proceso de adquirir buques de patrullaje de largo alcance. Además, está llevando a cabo una reparación minuciosa de nuestros barcos interceptores. Actualmente, estamos en el proceso de adquirir nuevos motores y buques patrulleros de largo alcance, para que podamos así brindar apoyo en la región, así como también actividades de disuasión en nuestra zona económica exclusiva y en nuestras aguas litorales en general.

Diálogo: ¿Cómo están trabajando con otros países del Caribe para crear un escudo en común contra el crimen organizado transnacional, entre otras amenazas?

Gral. de Bda. Maharaj: Si bien en general todos nuestros países son islas pequeñas, algunas son más pequeñas que otras y cuentan con recursos escasos. Trinidad y Tobago es una de las economías fuertes, por lo que tenemos mayores capacidades. Hasta el momento, la colaboración está centrada en aprovechar al máximo los recursos disponibles. Trinidad y Tobago han tenido que tomar la delantera, por lo cual nuestro patrullaje costero se ha extendido hasta Santa Lucía. Tenemos cobertura de radar en Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Granada, además de lo ya instalado en Trinidad y Tobago. En general, los estados que forman parte de CARICOM se llevan muy bien. Nuestro desafío es en materia de disponibilidad de recursos. Mientras que Trinidad agradece la asistencia que obtiene de sus aliados internacionales, así como también de vecinos y amigos regionales, tenemos que comprender y entender los niveles de capacidades existentes dentro de la región y brindar el tipo de asistencia que asegurará, en general, que el escudo que buscamos establecer en la región se conforme en base al apoyo mutuo.

Diálogo: ¿Cómo cataloga la relación entre las Fuerzas de Defensa de Trinidad y Tobago y las Fuerzas Militares estadounidenses?

Gral. de Bda. Maharaj: Tenemos muchos años de amistad con los Estados Unidos, con Canadá y el Reino Unido, entre otros amigos internacionales. A lo largo de los 50 años de nuestra independencia, esa relación se ha ido consolidando. Hemos elaborado varios mecanismos de cooperación. Durante la Copa Mundial de Críquet 2007, que para según mi punto de vista fue un evento precipitante pues dio lugar a que se elaboraran varios instrumentos legales para reforzar la colaboración regional y extender más allá la colaboración regional entre los países de CARICOM, y con los EE. UU., Canadá y el Reino Unido, por nombrar solo a tres amigos internacionales. No quiero dejar de mencionar a Francia y otros países, ya que todos ellos son amigos, como también Australia, Sudáfrica…

Diálogo: Durante una de sus presentaciones en CANSEC 2013, mencionó la importancia de observar el modelo creado para la seguridad de la Copa Mundial de Críquet 2007, que tuvo lugar simultáneamente en varios países caribeños. ¿Podría comentarnos al respecto?

Gral. de Bda. Maharaj: Predicaré el evangelio de la Copa Mundial de Críquet 2007 hasta que muera. No todos los beneficios de la Copa Mundial de Críquet 2007 perduran actualmente. Al final del evento se archivaron esos elementos de legislación. Realmente espero que en algún punto del futuro los revisemos, ya fueron la base del éxito de la Copa Mundial de Críquet 2007. La voluntad de la región propició ciertos acuerdos comunes sobre cómo encarar la seguridad regional. Por lo tanto, este evento precipitante motivó un apoyo regional unificado. Realmente me gustaría que volvamos a poner sobre la mesa ese espíritu de compromiso que no necesariamente debe restringirse a un evento, sino que debe convertirse en parte del panorama, en parte del pensamiento que define quiénes somos en el contexto regional. Si necesitamos rediseñar la ley para apoyar o fortalecer la cooperación, la colaboración, que así sea. Si necesitamos elaborar nuevos memorandos de entendimiento, no hay problema. El efecto residual de esa historia de éxito vive conmigo y vivirá conmigo como ciudadano de la región, más que como ciudadano de la República de Trinidad y Tobago, hasta que muera.

Diálogo: ¿Cómo ve el espíritu de colaboración entre los países que participan de CANSEC?

Gral. de Bda. Maharaj: Tal como lo dijo el señor Francis Forbes [director ejecutivo interino de CARICOM IMPACS] durante la conferencia, existen idiosincrasias que residen dentro de la región, lo cual no significa que no tengamos las condiciones para continuar una intervención con respeto mutuo. Esas condiciones están allí y la región tiene un historial de cooperación, por lo cual confiamos en nuestras naciones amigas; nos comunicamos para asegurarnos de poder convertir eso en el éxito que podemos lograr en cualquier cuestión de relevancia regional.



Share