Oficiales hondureños reciben maestría en construcción naval

Honduran Officers Earn Master of Naval Engineering Degree

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
marzo 12, 2018

Miembros de la Fuerza Naval de Honduras (FNH) reafirmaron sus habilidades y conocimientos en la construcción de embarcaciones y uso de herramientas de alta tecnología para el diseño de barcos. Tres oficiales hondureños obtuvieron maestrías en Ingeniería Naval en la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla de la Armada Nacional de Colombia, en Cartagena.

“En el primer trimestre de 2018 viajará otro grupo de cinco oficiales de la Fuerza Naval de Honduras a Colombia para cursar también la misma maestría”, comentó a Diálogo la Teniente de Navío de la FNH Ivonne Sibrian Mejía, jefa del Departamento de Relaciones Públicas. “El plan es capacitar a 15 oficiales hondureños en este posgrado”.

El programa académico forma parte del contrato de construcción del buque de apoyo logístico y cabotaje (BAL-C) Gracias a Dios, de la FNH, firmado en noviembre de 2016 por la Secretaría de Defensa Nacional de Honduras y la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Nacional Naval, Marítima y Fluvial de Colombia (COTECMAR). Los tres oficiales hondureños junto con tres miembros de la Armada de Colombia y tres de COTECMAR, tuvieron una formación intensiva con un programa académico distribuido en 15 asignaturas, cinco seminarios y la tesis.

“El posgrado en Ingeniería Naval nos ayuda a formar competencias científicas y académicas para solucionar problemas del sector industrial naval, fluvial y marítimo, que van a ser útiles para nuestro país, para desarrollar avances como los que alcanza la Armada colombiana”, dijo a Diálogo el Teniente de Navío de la FNH Jonhy Sibrian Mendoza, uno de los oficiales graduados en el curso. “Gracias a los Gobiernos de Colombia y Honduras por esta invaluable oportunidad para ayudar a nuestro país”.

El personal de las diferentes instituciones navales adquirió conocimientos avanzados en análisis de dinámica de buques, análisis de estructuras navales, sistemas de potencia marina, integración de sistemas navales de ingeniería, diseño naval concurrente y manejo de astilleros. Instructores de Colombia, Chile, Ecuador y la India formaron a los militares.

Los oficiales que reciban el título de ingenieros navales serán profesionales formados dentro del ámbito científico, con sentidos éticos y críticos. Serán capaces de realizar el modelamiento de un buque con conocimientos de su dinámica, el análisis de la maniobrabilidad y comportamiento del mismo en la mar. Además tendrán la capacidad de analizar soluciones alternativas para la definición y optimización de los sistemas de propulsión del barco, según información de la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla.

Gran apoyo

Los alumnos militares formaron parte del grupo supervisor en la construcción del BAL-C Gracias a Dios, una moderna nave que se sumó en noviembre de 2017 al escudo marítimo para defender a Honduras de las amenazas de las organizaciones del crimen transnacional. El buque tiene capacidad para navegar en aguas de menos de 1,5 metros de profundidad, lo que facilita su embarque y desembarque sin necesidad de muelle, y posee una autonomía de 40 días en altamar con una tripulación de 15 personas.

“Participamos en todo el proceso constructivo del BAL-C Gracias a Dios. Recibíamos las clases y la aplicación directa de un proyecto de construcción naval”, resaltó el Tte. de Nav. Sibrian Mendoza. “También participamos en las pruebas de mar y de esfuerzo para la construcción de la embarcación”.

“Como quien dice, estos oficiales ya hicieron su primer buque. Ellos están capacitados”, dijo la Tte. de Nav. Sibrian Mejía. “Formarán parte del Centro de Reparaciones Navales en la Base Naval de la ciudad de Puerto Cortés de la Fuerza Naval de Honduras”.

Primer astillero

“Este plan va más allá. El Gobierno de Honduras trabaja en el desarrollo de un astillero para apoyar la reparación y mantenimiento de embarcaciones de más de 200 pies de eslora, con los más altos estándares de calidad y capacidad de respuesta en tiempos oportunos de atención”, indicó la Tte. de Nav. Sibrian Mejía. “Las marinas de los países vecinos contarán con precios competitivos para reparar sus embarcaciones”.

Además de apoyar el desarrollo de la industria marítima hondureña para satisfacer de forma integral las necesidades de la FNH y de la industria naval marítima y fluvial, el astillero garantizará una operación comercial, industrial y financiera que autogenere recursos para garantizar un crecimiento a largo plazo. Honduras contará con la asesoría de COTECMAR para desarrollar el proyecto en base a la amplia experiencia que ellos tienen.

“La maestría en Ingeniería Naval forma parte de la estrategia nacional para desarrollar en los próximos cinco o siete años la construcción de este primer astillero que beneficiará al Estado para atender un mercado más allá de poder hacer operaciones pequeñas”, informó la Tte. de Nav. Sibrian Mejía. “La FNH ha aprovechado las buenas relaciones con Colombia para desarrollar ingenieros navales que van a formar parte de este proyecto”.

Fortalecimiento del escudo marítimo

El nivel de profesionalismo en la FNH ha sido determinante para llevar a cabo la misión. “Los oficiales hondureños tenemos capacidades para desarrollar cualquier tarea”, comentó el Tte. de Nav. Sibrian Mendoza. “Tengo una gran satisfacción por haber culminado con éxito esta misión”.

Toda la formación recibida fortalecerá el escudo marítimo que combate el narcotráfico y el crimen organizado. “Nuestra flota naval no tendrá que esperar meses para ser reparada para salir a patrullar su área de responsabilidad y tener presencia constante en el mar”, agregó la Tte. de Nav. Sibrian Mejía. “Este fortalecimiento operacional es valioso porque somos un país de paso del narcotráfico”.
Share