Fuerzas Armadas de Honduras apoyan a población necesitada

Las Fuerzas Armadas de Honduras brindan apoyo médico a través de un programa de acción cívico-militar.
Kay Valle/Diálogo | 16 abril 2019

Respuesta Rápida

Las personas de tercera edad y los niños son prioridad en las mega brigadas que las Fuerzas Armadas de Honduras iniciaron en febrero de 2019, en el departamento de Francisco Morazán y otras regiones del país. (Foto: Kay Valle, Diálogo)

Las Fuerzas Armadas de Honduras arrancaron su programa de acción cívico-militar anual el 3 de febrero de 2019, con una serie de mega brigadas médicas concentrada en las zonas norte, central y occidental del país. Su objetivo es brindar apoyo médico a más de un millón de hondureños necesitados.

A mediados de marzo, casi 200 000 personas de los departamentos de Francisco Morazán, Atlántida, Yoro y Lempira se beneficiaron de la ayuda que durará hasta fin de año. Los aldeanos de comunidades rurales recibieron servicios de medicina general, ginecología, odontología, oftalmología y pediatría, entre otros.

“El Estado de Honduras tiene en su planificación estratégica como una de sus prioridades el área de la salud”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la Fuerza Naval de Honduras José Domingo Meza, director de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas. “Las Fuerzas Armadas de Honduras contribuyen en el logro de los objetivos nacionales con el desarrollo de brigadas médicas”.

La Dirección de Planes, Políticas, Programas y Asuntos Civiles de las Fuerzas Armadas se encarga de la coordinación, logística, seguridad y transporte de las tropas, y brinda a las brigadas médicas los recursos militares de cada zona para poder atender la mayor cantidad de pacientes. Asimismo, voluntarios, médicos civiles y personal de la Secretaría de la Salud se unen a la misión humanitaria según la localidad.

Servicios de salud y alegría

Las comunidades que carecen de servicios sanitarios anhelan la llegada de las brigadas médicas. Adultos, niños y ancianos hacen largas filas desde la madrugada para aprovechar de los servicios gratuitos; algunos recorren largos viajes desde comunidades alejadas.   

En cada brigada, las Fuerzas Armadas ponen a disposición de la población médicos generales y especialistas, y otros profesionales de la salud. Brindan medicamentos gratuitos, atención psicológica, actividades para fortalecer los valores espirituales y morales –dirigidas a los niños– y hacen donativos de ropa, comida y útiles escolares, entre otros.

“La población adicionalmente recibe atención audiológicas y atención legal”, dijo el Cap. de Nav. Meza. “Simultáneamente se desarrollan otras actividades como reparaciones de edificios públicos, corte de cabello para hombres, belleza para las mujeres y charlas educativas”.

Además de brindar apoyo médico, los militares hondureños ofrecen diversión para los asistentes, con juegos, música y bailes. Las personas de tercera edad así como los niños, precisó el Cap. de Nav. Meza, reciben un trato preferencial.

La Subteniente Auxiliar de Sanidad del Ejército de Honduras Katherine Melissa Antonio Carbajal participa de brigadas médicas que contribuyen a su crecimiento profesional desde el 2015. (Foto: Subtte. Katherine Melissa Antonio)

“Las personas son muy agradecidas”, dijo a Diálogo la Subteniente Auxiliar de Sanidad

del Ejército de Honduras Katherine Melissa Antonio Carbajal, que es médico general. “Siempre nos reciben alegres y se animan porque se les lleva atracciones para los niños y juegos”.

Aporte fundamental

Según datos de 2018 del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Honduras, 68 por ciento de la población, o sea más de 6 millones de personas, viven en situación de pobreza –de ellas, el 44 por ciento vive en la pobreza extrema. El INE indica también que las comunidades rurales son las más afectadas y que la gente padece de enfermedades transmitidas por vectores como el dengue, Chikunguña y Zika.

“Como parte de las actividades de las brigadas médicas hacemos campañas de fumigación, albanización y limpieza ambiental”, dijo el Cap. de Nav. Meza. “Es para fomentar la cultura de combate contra el zancudo transmisor [de esas enfermedades virales]”.

La Subtte. Antonio participa de brigadas médicas desde el 2015, y dijo encontrarse en muchas ocasiones con gente que nunca había asistido a una consulta médica. El aporte anual de las brigadas para la población, dijo la doctora, es fundamental.

“Recuerdo en especial una brigada realizada en 2017, en la comunidad Las Botijas, una aldea muy remota y de difícil acceso del departamento de Francisco Morazán”, dijo la Subtte. Antonio. “Había una señora de 48 años que había procreado cinco hijos y expresó que era la primera vez que recibía atención ginecológica en su vida”.

Realizadas desde el 2014, las brigadas médicas brindan apoyo humanitario en todo el territorio hondureño a más de 5 millones de personas. Para 2019, la meta es desarrollar un total de 140 brigadas médicas.

Además de cumplir con la meta del Gobierno, romper la barrera del uniforme militar y brindar alivio a la población, concluyó la Subtte. Antonio, las brigadas son un motivo de felicidad para los participantes. “El sentimiento que produce el agradecimiento de las personas, ver a los niños, que a pesar de su enfermada están divirtiéndose, nos hace olvidar que estamos cansados y lo único que deseamos es ayudar a esas personas. No sólo es un crecimiento profesional, sino un crecimiento humano, y uno se llena de compasión y de alegría al momento de atenderlos”, dijo la doctora.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 37
Cargando las Conversaciones