Brasil celebra llegada del buque portahelicópteros Atlántico

El Portahelicópteros Multipropósito Atlántico tiene capacidad para transportar hasta 800 militares y facilitar en su cubierta el funcionamiento simultáneo de siete aeronaves.
Nelza Oliveira/Diálogo | 19 septiembre 2018

Capacitación y Desarrollo

El PHM Atlántico navega por la Bahía de Guanabara, en camino al Arsenal de Marina de Río de Janeiro, donde permanecerá anclado. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

El Portahelicópteros Multipropósito Atlántico tiene capacidad para transportar hasta 800 militares y facilitar en su cubierta el funcionamiento simultáneo de siete aeronaves.

Familiares y amigos esperan a 303 militares, de los cuales algunos pasaron hasta seis meses en el Reino Unido, capacitándose para operar el PHM Atlántico. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

En una recepción que incluyó un desfile naval y una salva de 21 disparos en la bahía de Guanabara, llegó a Río de Janeiro el Portahelicópteros Multipropósito (PHM) Atlántico, el buque de guerra de mayor calado en Latinoamérica. La Marina de Brasil (MB) compró la embarcación al Gobierno del Reino Unido. 

El proceso de transferencia del PHM Atlántico a la tripulación brasileña implicó también el traspaso de experiencias y datos técnicos del buque. En la transferencia, la Marina Real Británica y los fabricantes de los equipos a bordo dictaron cursos de manejo de dispositivos, mientras que el Cuerpo Oficial de Entrenamiento Marítimo del Centro de Instrucción de la Marina Real Británica organizó ejercicios operacionales.

“Surgió la oportunidad de hacer lo que se denomina hot handover, que es el traspaso a la tripulación brasileña de todos los conocimientos y experiencias que adquirieron los británicos en los últimos 20 años con el buque. En el proceso, navegamos el barco y revisamos diversos equipos para que estuviera en perfectas condiciones operacionales cuando se entregara a la Marina de Brasil,” explicó en el desembarco el Capitán de Navío de la MB Giovani Corrêa, comandante del PHM Atlántico. 

Una compra de oportunidad

De fabricación británica, el ex HMS Ocean, como se denominaba antes de su llegada a la MB, tiene 203 metros de eslora y pesa 21 578 toneladas cuando está cargado. En su cubierta de vuelo pueden operar de forma simultánea siete aeronaves, además de tener la capacidad de transportar hasta 12 aviones en su hangar. La embarcación puede llevar hasta 800 militares y efectuar desembarcos con helicópteros y con sus cuatro lanchas. Brasil adquirió el PHM Atlántico a un costo de USD 109 millones, aunque el Gobierno británico invirtió USD 92 millones en su modernización entre 2013 y 2014.

“Fue una compra de oportunidad. La Marina Real Británica vendió la embarcación porque iba a construir dos portaaviones y necesitaba que el personal que operaba el buque conformara la tripulación de los barcos nuevos. Al ser un buque insignia de la flota británica, se encuentra en perfecto estado de conservación y creemos que fue una excelente adquisición para la Marina”, afirmó el Cap. de Nav. Giovani.

Familiares y amigos esperaban ansiosos a 303 militares, algunos de los cuales pasaron hasta seis meses en las islas británicas para aprender a utilizar la embarcación. Brasil les dio la bienvenida con orgullo el 25 de agosto.

Militares desembarcan del PHM Atlántico en el Arsenal de la Marina, en Río de Janeiro. (Foto: Nelza Oliveira, Diálogo)

“Lo más difícil fue estar lejos de la familia tanto tiempo. A pesar de ser una embarcación de gran calado con ciertas comodidades, estuvimos muchos días sin contacto con nuestras familias por las dificultades y limitaciones de señal, comunicación y seguridad,” afirmó la Capitán de Corbeta de la MB Márcia Freitas, jefa del departamento de salud y única mujer a bordo del PHM Atlántico.

Entrenamiento y misiones

El buque podrá utilizarse en el control de áreas marítimas como apoyo a la fuerza naval en operaciones de guerra y en misiones estratégicas logísticas, en las cuales transportará tropas, municiones, suministros, agua potable y equipamiento. Con infraestructura hospitalaria, también es apropiado para misiones humanitarias de asistencia en caso de catástrofes naturales, evacuación de personal y operaciones de mantenimiento de paz.

“Tiene poder de disuasión en el Atlántico Sur, para que la zona continúe como área segura, de cooperación, de paz; importante para la economía de Brasil. También puede colaborar en operaciones de paz, como lo hacemos en el Líbano con nuestra flota”, expresó el Cap. de Nav. Giovani. 

Bajo control británico, el buque participó en diversas operaciones de ayuda humanitaria: en las islas del Caribe afectadas por el huracán Irma en 2017; y en Honduras y Nicaragua después de que el huracán Mitch arrasara esos territorios en 1998. En 2012, la embarcación prestó apoyo en los Juegos Olímpicos de Verano en Londres.

El PHM Atlántico será el principal buque de la flota brasileña, posición que ocupaba el portaaviones NAe São Paulo. “[Con el PHM Atlántico] nuestros pilotos podrán seguir entrenándose y estarán calificados para desarrollar varios tipos de misiones, además de tener la posibilidad de contar con una plataforma que opere todas las aeronaves de la Marina, tanto de noche como de día”, comentó el Cap. de Nav. Giovani.

En Brasil, el portahelicópteros recibirá a otros 129 tripulantes, además de los 303 que vuelven del Reino Unido. Para el oficial, el PHM Atlántico también es un incentivo para la industria naval del país.

“El nivel de complejidad de un portahelicópteros es grande. Este buque estimula la industria naval, ya que el propio mantenimiento de sus equipos requerirá no solo la capacidad industrial y de ingeniería de nuestro Arsenal de Marina, sino que también será una oportunidad para que las industrias de defensa desarrollen sus capacidades y personal calificado”, finalizó el Cap. de Nav. Giovani.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones